Por: Redacción CRITERIO.HN

redaccion@criterio.hn 

Tegucigalpa. La presidenta por ley del Consejo Nacional Electoral, Rixi Moncada, sostiene que 1.6 millones de ciudadanos enrolados fueron afectados por reasignaciones en los centros de votación y que esta acción corresponde a un fraude omisivo pues no podrán ejercer el sufragio en los centros de votación a los que les corresponde por su domicilio.

Moncada afirmó que «se ha mandado a votar a la gente a centros de votación en distancias largas y tenemos denuncias en todo el país de gente que no está en el centro de votación donde ha ejercido históricamente el sufragio». Agregando que el principio de legalidad manda que el centro de votación de la ciudadanía corresponda a su domicilio civil.

La concejal aseveró que esta acción tiene como propósito que las personas afectadas por el cambio de centro de votación o domicilio electoral lleguen a la urna y no puedan ejercer el sufragio, provocando de esta forma una alteración en el resultado de las elecciones primarias a celebrarse el próximo domingo 14 de marzo.

La presidenta del CNE aseguró que ha recibido denuncias en los departamentos de Olancho, Yoro, Santa Bárbara, Francisco Morazán y Cortés «donde listados completos de personas no están asignados en su centro de votación». También señaló que este es un punto de tensión y debate al interior del Consejo Nacional Electoral en relación a la forma de solventar la problemática.

Nota relacionada: Proceso electoral primario no presenta garantías y fantasma de reelección de JOH persiste

«¿Cuál es la propuesta entonces? ¿La propuesta es que no vote esta gente? ¿La propuesta es transgredir las normas y no garantizar a esta gente el ejercicio de su voto domiciliario como manda la ley? Este es el punto de tensión y sobre eso es el debate desde hace más de dos semanas», explicó.

Moncada remarcó que «desde el momento que 1.6 millones de personas se les impida ejercer el sufragio se modifica la elección y se está cometiendo un fraude omisivo por violación del derecho universal de la persona de elegir y ser electa».

La concejal subrayó que el CNE no puede evitar o impedir que 1.6 millones de personas ejerzan el sufragio en el centro de votación correspondiente a su domicilio. «Mi denuncia es concreta contra un partido que presiona para que 1.6 millones de personas no voten porque desde el momento que no aparecen en su centro de votación asignado entonces prácticamente hay problemas de habilitación que debemos corregir y para eso es el órgano electoral, para eso es el poder electoral de Honduras, independiente, autónomo y sin relación de subordinación frente a ningún poder del Estado», aseguró.

Pese a estas inconsistencias Moncada sostiene que las elecciones primarias se realizarán el domingo 14 de marzo como estipula el cronograma electoral y «como un primer tiempo de cara a las elecciones generales del último domingo de noviembre, pero la ciudadanía debe saber con toda transparencia lo que está ocurriendo en el contexto».

A finales del año pasado, el Consejo Nacional Electoral (CNE) emitió un comunicado en el que denunció problemas en la validación de 500 mil huellas y afirmó que seguramente surgirían más irregularidades a medida que se obtuviera retroalimentación  por parte de la ciudadanía. Estas inconsistencias presentadas en el proceso de identificación nacional, generaron resquemores en sectores sociales y políticos del país, quienes advirtieron que podría tratarse de un plan para no celebrar las elecciones de 2021.

 281 total views,  3 views today

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here