Alcanzar la igualdad de género también se explicita entre los Objeti – vos de Desarrollo Sostenible (ODS 5) y en otros marcos internaciona – les, incluyendo la Convención sobre la Eliminación de todas las formas de Discriminación contra la Mujer y la Declaración y la Plataforma de Acción de Beijing. Por lo tanto, los responsables de las políticas y los planificadores urbanos deben esforzarse por reconocer y responder a las diferentes necesidades, preocupaciones e intereses de mujeres, hombres, niñas y niños urbanos (ONU-Hábitat, 2015). La igualdad de género es fundamental para la formación de una sociedad inclusiva y cohesiva que apoye el desarrollo urbano sostenible y sustentable.

En ese orden de ideas, las ciudades, en tanto núcleos de crecimiento económico y cambio social, pueden convertirse en incubadoras de trans – formaciones positivas y desarrollo social sostenible. El objetivo de Desarrollo Sostenible 11, “Ciudades y Comunidades Sostenibles”, busca “La urbanización inclusiva y sostenible y la capacidad para la planificación y la gestión participativa, integradas y sostenibles de los asentamientos humanos en todos los países ”(ODS 11, Meta 11.3). El indicador 11.3.2 mide la participación de la sociedad civil en la planificación y gobernanza urbanas, teniendo en cuenta a los colectivos de mujeres, y la meta 11.7 exige el acceso universal a zonas verdes y espacios públicos seguros, inclusivos y accesibles, en particular para las mujeres y los niños, las personas de edad y las personas con discapacidad. Lo que es más, la Nueva Agenda Urbana, adoptada en Ecuador en 2016 por todos los países miembros, esquematiza la visión de desarrollo urbano para el año 2030.

Un componente clave de dicha agenda es su declaración de principios, que concibe ciudades que logran la igualdad de género y empoderan a todas las mujeres y las niñas asegurando la participación plena y efectiva de las mujeres y la igualdad de derechos en todas las esferas y en los puestos de liderazgo en todos los niveles de adopción de decisiones, garantizando el acceso a un trabajo decente y el principio de igual remuneración por igual trabajo, o trabajo de igual valor, para todas las mujeres y previniendo y eliminando todas las formas de discriminación, violencia y acoso contra las mujeres y las niñas en espacios públicos y privados ”(13.c). Estas agendas internacionales claramente priorizan el empoderamiento de mujeres y niñas en las ciudades y el potencial que posee la urbanización como fuerza trans – formadora para alcanzar la igualdad de género

LEER O DESCARGAR INFORME COMPLETO

 121 total views,  1 views today

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here