Marcos González Díaz*Corresponsal de BBC News Mundo en México y Centroamérica

Honduras llegó a tener una de las mayores tasas de letalidad por coronavirus de América Latina. En abril, una de cada 10 personas oficialmente contagiadas no sobrevivía.

Pero en las últimas semanas el país consiguió reducir esa proporción a menos de la mitad.

Sobre el valle de Sula, que aglutina grandes ciudades del norte y concentra cerca del 80% de defunciones por covid-19 en todo el país, el gobierno hondureño reconoció ya el pasado mes que las cifras de aquel momento eran “alarmantes” y que presagiaban “lo peor”.

“San Pedro Sula [la ciudad industrial del país] podría convertirse en la Guayaquil de Centroamérica”, llegó a alertar entonces el médico hondureño Carlos Umaña comparándola con el municipio ecuatoriano, uno de los más duramente afectados por el coronavirus en la región.

Pero la situación en la segunda urbe de Honduras y epicentro nacional del covid-19 cambió hasta el punto de que, los pasados 17 y 18 de mayo, los dos principales hospitales sampedranos no reportaron ninguna muerte por la enfermedad.

 682 total views,  1 views today

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here