Por: Redacción CRITERIO.HN 

Tegucigalpa.- La plataforma de mujeres conmemoró este lunes el día de la mujer hondureña con un plantón en las cercanías del Congreso Nacional, manifestándose contra la reforma constitucional que violenta los derechos de las mujeres a decidir sobre el aborto y por el respeto a sus derechos sociales, políticos y económicos.

Ante el atentado a la vida de las mujeres perpetrado por diputadas y diputados anti derechos del Congreso Nacional, señalan que hoy no hay nada que celebrar y que siguen en pie de lucha.

Este 25 de enero las mujeres conmemoran la jornada histórica de la primera conquista política de las mujeres hondureñas, cuando lograron la aprobación del Decreto N°29 de 1955 por el derecho a la participación política, se suman ahora la paridad y alternancia, asignación de recursos para las mujeres en los nuevos instrumentos legales.

Indignadas ante las actitudes de los dizque representantes del pueblo en el Congreso Nacional, que buscan regresar a los tiempos de la inquisición, dominan, controlan y deciden sobre sus cuerpos, manifiestan que el 21 de enero recién pasado, debe ser recordado en la historia como el día donde el patriarcado personalizado por los hombres y mujeres del Congreso.

Señalan que a los diputadas y diputados no les importa si han sido violadas, si están muriendo o si por sí solas cargarán con la responsabilidad del cuidado de un hijo vegetal o si muere al nacer. “Prevalece una vez más la doble moral, los sentimientos religiosos y no la Ley”.

La violencia contra las mujeres ha incrementado de manera alarmante, en 2020 se registraron más de 90,000 llamadas al 911 sólo por violencia doméstica, además de los otros tipos de violencia como agresiones sexuales, violaciones, violencia intrafamiliar.

Por otro lado, en los últimos 12 años (2009-2020) más de 5,406 mujeres han sido asesinadas, más de 300 muertes violentas de mujeres y femicidios en 2020, cada semana asesinan 9 mujeres y el promedio anual pasó de 222 antes del 2009 a 451 en los últimos años.

Existen datos que indican que en 2017 en el país se registraron 101 partos de adolescentes por cada 1,000 embarazos de todas las edades, en el caso de las niñas y adolescentes alrededor de 30 mil son embarazadas antes de los 19 años y en 2016 fueron víctimas 775 niñas quienes tuvieron que ser madres producto de una violación.

La violencia sexual reporta un promedio anual de más de 2,300 casos. Más grave aún, cuando la impunidad es más del 90%, lo que se vuelve un estímulo para los agresores y asesinos, a esto cierran los ojos la mayoría de las y los diputados.

Protestaron y denunciaron que aún sigue prohibida la Píldora de Anticoncepción de Emergencia PAE que es una negación abierta de los derechos de las mujeres hondureñas y como si lo anterior fuera poco, se conoce que en los albergues tras el paso del huracán ETA e IOTA, se han reportado más de 10 violaciones sexuales, esto porque las autoridades no hacen su trabajo en base a la Ley con perspectiva de género en la atención de las emergencias en el país.

La crisis de salud y el paso de los fenómenos naturales tiene a las mujeres campesinas, obreras, trabajadoras domésticas, las del sector informal de la economía, entre otras, en situación de calamidad urgente de atender.

“Estamos ante un gobierno señalado por sus actos de corrupción por lo cual hay una fuga de recursos que no llegan a las mujeres, ni a la población en general para atender las diferentes problemáticas, colocándonos en una verdadera emergencia; Si bien se aprobó por la exigencia de las organizaciones feministas la Ley de «Medidas Especiales de Difusión, Prevención, y Atención de la Violencia contra la Mujer», y acciones para garantizar la igualdad”, señala el pronunciamiento leído durante el plantón.

 94 total views,  2 views today

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here