Dr. HORACIO ULISES BARRIOS SOLANO

Premio Nacional de Ciencia “JOSÉ CECLIO DEL VALLE”

A continuación transcribo literalmente de una réplica de “El Amigo de la Patria” la exacta necrología a los 187 años de la muerte del Ícono de la Independencia de Centro América, el cholutecano, hondureño, centroamericano pero con Perfil Continental, Licenciado don JOSÉ CECILIO DEL VALLE, que se cumplirán el próximo martes 2 de marzo del presente año ypor ser el Año 2021 el Bicentenario de la Independencia de la Corona Española, no obstante, de ser un Vallista distinguido por mi Patria al otorgarme el Premio Nacional de Ciencia que lleva su nombre  que defiende a ultranza al Cicerón Andino.

[1]“Nunca podrá recordarse a Don José del Valle sin llorar la pérdida de un Centro-americano que tanto honor hizo a su patria.

El Sr. Valle no solo poseyó toda clase de ciencias, sino que las supo cultivar, reduciendo a una fuente de bienes efectivos los progresos de la ilustración: no de aquella que se ha hecho consistir en varias teorías combinadas en el caos de las abstracciones: la ilustración que difundió Valle, fue aquella que nace de principios fijos de exacta demostración; y de ahí es que sus escritos y producciones científicas merecieron aplauso general y la digna estimación de los Sabios-La Estadística, la Economía Política, la Moral; el Derecho público, las Matemáticas y todas las ciencias demostradas, fueron el objeto exclusivo de sus meditaciones. Jamás concibió proyectos que no los creyese  capaces de producir algún bien efectivo. “Una espiga más, una lágrima menos…es el máximum de nuestra felicidad”  dijo aquel patriota Sabio, resolviendo cada uno mil problemas que se ocultaron a otros políticos, que no fueran un Valle fecundo.

Después de una carrera en que brilló mereciendo distinciones las más honoríficas, se dedicó a escribir para los Pueblos. De su pluma salieron producciones muy sabias y siempre acomodadas a la posibilidad de realizarse en beneficio de todos. Fue el autor del memorable periódico Amigo de la Patria. En él consiguió pensamientos de original belleza, que hasta hoy se conservan como unos dogmas de la ciencia política.

Deseando solo la felicidad de los Pueblos, se ocupó de remover todo lo que consideraba podía influir en su decadencia y promovió con actividad cuanto les fuera útil. Entre sus planes de beneficencia, el que más dio a conocer las luces de Valle y los nobles sentimientos que abrigaba su corazón, fue el amor con el que se dedicó a hacer el mayor bien posible, estudiando y escribiendo por los Pueblos y para los Pueblos. Lamentaba su situación y conociendo que una de las causas que más han obrado en la desgracia de los de Guatemala, provenía de la lucha que ha existido siempre entre los intereses de la generalidad y el de algunos particulares, se empeñó  en querer nivelar los derechos de todos; y descubriendo la tendencia de pocos para oprimir a muchos, señaló al espíritu de familia como su primera causa, se puso al frente para combatirlo y lo hizo de una manera tan victoriosa, que hasta hoy reciben los Pueblos beneficios y le retornan bendiciones.

Sus costumbres religiosas; su vasta ilustración y su amor a la Patria, le llamaron a los primeros destinos de la República. Dos veces fue electo su Presidente por el voto general de los Pueblos. Pero el espíritu de familia[2] vigilante para no dejar subir al Solio al que miraba como su enemigo, porque era amigo de los Pueblos, preparó un asecho que favoreció el hado adverso de esta desgraciada Patria. El espíritu de familia arrebató a Valle una elección popular como fue público, y lo demostró matemáticamente un ilustrado patriota, colocó al que convenía a sus planes futuros y robó al Pueblo de Centroamérica su felicidad, pues es seguro que presidiéndolo Valle, se habrían ahorrado tanta sangre, tantos horrores, tantas víctimas y desolación como cuesta a la República las guerras civiles, que comenzaron desde aquel atentado, el mayor de lesa Nación y Justicia que perpetró el espíritu de familia en unión de su cómplice el Dr. Gálvez.

Pasaron días después de esta horrible catástrofe: el espíritu de familia volvió a sucumbir; y ya impotente para desarrollar los planes de ambición, que le son innatos, por un deber de justicia y gratitud, volvieron los pueblos a elegir a su digno protector para que presidiera sus destinos.

El Sr. Valle se hallaba a la vez iniciado de una grave enfermedad la que como por su simpatía, obrando de acuerdo con el espíritu de la familia, privó a las generaciones de Centroamérica de su bienhechor, y a la Patria de su mejor Amigo.

Su alma voló al Cielo, donde habrá recibido el galardón de la verdadera caridad que exerció[3] en favor de sus semejantes, redimiéndoles de la odiosa servidumbre del espíritu de familia. El amor, la tierna gratitud y los sentimientos que inspira la razón a los que saben apreciar la virtud y el mérito, piden que se escriba en la historia del verdadero patriotismo el nombre del ilustre VALLE. Y debiendo concluir aquí este recuerdo triste; séanos permitido derramar una lágrima sobre la tumba de aquel GENIO de la Patria; y que sus llorosos Manes nos acompañen a dirigirle una expresión de nuestro dolor en el siguiente

SONETO

No ha muerto Patriotas, el grande Valle

Que iluminaba la fulgente Aurora,

[4]Quando Guatemala lo mismo que ahora

Salvo otro tiempo con su gobernalle.

Fue el primero que combatió en detalle

Los planes de ambición usurpadora;

Y la Patria será siempre deudora

A su Amigo que en su santa gloria se halle.

Recordad pueblos, cuantos bienes hizo

Por las artes y el campo discurriendo

El que supo emplear su saber y hechizo

Vuestros sacros derechos protegiendo.

Haced pues, en loor de este ilustre Sabio

Una memoria con su amigo Fabio.

Guatemala, Junio 26 de 1811

Astrea y Agrícola

Imprenta del Ejército

EL AMIGO DE LA AMÉRICA

El presente estudio fue publicado en la Revista “Centroamérica,” Volumen X No. 4, correspondiente al último trimestre de 1918, y es obra del Licenciado Don Virgilio Rodríguez Beteta. La circunstancia de ser el único trabajo adecuado al plan de nuestra compilación que se ha escrito sobre EL AMIGO DE LA PATRIA-que en dicho estudio es llamado por antonomasia EL AMIGO DE LA AMÉRICA-nos determinó a reproducirlo parcialmente a guisa de Prólogo,

Su autor lo ha incluido con las modificaciones del caso, en el libro que tiene tantos títulos para ocupar un puesto preferente en la Bibliografía Centroamericana de última hora: “Ideologías de la Independencia.”

Los Compiladores

APARECE “EL AMIGO DE LA PATRIA: Generalmente (partiendo de una frase, a que se le ha dado más extensión, del historiador Marure) se ha creído que el periódico de Valle se fundó para combatir nuevas ideas. Esto no es verdad sino relativamente. Marure, de donde procede el error, solo dice, después de hablar de la fundación de El Amigo, que dedicó algunas de las páginas a combatir a Molina, de donde se ha querido deducir, puesto que Molina defendía fervorosamente la Independencia, que Valle la combatía. Como decimos, Marure solo habla de algunas páginas para combatir a Molina. Y, en efecto, en el fondo, nada como los propios artículos de Valle para la propaganda de las ideas en que la Independencia debió hallar su más sólida base.

Ahora bien: Valle estaba colocado en un círculo político bien distinto del de Molina. Este, pertenecía a la clase criolla ilustrada, es decir, el círculo más reducido, pero, el más capaz por sus conocimientos y por sus energías. Valle, en cambio, por antecedentes de familia, por los puestos públicos que había ocupado desde joven y por los honores recibidos y amistades contraídas, figuraba en el círculo españolista. Aún más, probablemente el mismo Valle, en el fondo de su alma, no se entusiasmaba por la Independencia, obedeciendo al pensar así a sus más hondas convicciones y no a los convencionalismos de su posición. Probablemente Valle, que todo lo sujetaba al más riguroso análisis crítico, no creía que el país tuviera suficientes elementos, contara con alguna organización y preparación que lo hicieran apto para salir con bien de las enormes borrascas en que iba a verse pronto envuelto en virtud de la Independencia.

De allí que Valle, abominando el régimen de la Colonia, lo ataque rudamente, lo pulverice con su crítica, pero enseñando el remedio mediante un camino de evolución mediante un esfuerzo de transformación que viniera de arriba para abajo, es decir, de las clases algo preparadas y capaces para asimilarse las ideas de reforma, a las ignaras en vez de pretender un movimiento contrario, de abajo a arriba, que consideraba funesto, puesto que en tal caso la impulsión vendría del lado inconsciente y sólo fecundo en anarquía, desbarajuste y caudillismo.

Por lo tanto Valle sustituye, en sus artículos, toda la brillante orfebrería del diccionario republicano escrito con sangre de la guillotina y torbellinos de la Marsellesa, por la calma y frialdad de los números y de la estadística. A la Política le opone la Economía Política. A las palabras vibrantes, los fríos números. A los impetuosos apóstrofes, a las bellas palabras de libertad y el derecho, la angustiosa pregunta de cuántos millares de tierra bien distribuida y poseída tiene Guatemala. A la fiebre de conquista de los principios de igualdad y democracia, la exhibición de nuestra estadística de páginas andrajosas.

SUS PROPÓSITOS Y PROGRAMA

Fuera de todos los méritos patrióticos y de divulgación científica, el periódico de Valle tiene su más insigne mérito en haber sido el primero que entre nosotros se alzara proclamando las verdades y derechos políticos con base positivista de números, hechos y estadísticas. Es el primero en estudiar nuestros problemas desde el punto de vista de la Política Económica, aplicándoles las soluciones que antes y después solo se buscaron por el torcido camino de la misma política, lo que hacía que ellos se erigieran a cada paso en juego de palabras y círculos viciosos. Es el primero en hablar de libertad y derecho constituidos sobre la base de la propiedad territorial y de la riqueza individual. Es el primero que estudia el problema en su aspecto más fundamental: la necesaria transformación, sin la cual todo esfuerzo sería inútil y toda palabra estéril oratoria, de las masas de población, por la instrucción popular y por el mejoramiento de sus medios económicos.

Su prospecto empieza por una máxima de hermandad entre la ilustración y la riqueza. “Dar al pueblo la noción clara de una y otra será el primer objeto de El Amigo”. Luego añade: “Dar luces al gobierno, señalar el bien que haga o el mal que pueda producir una ley, indicar el abuso de su ejecución: sostener los derechos y manifestar las necesidades del público es hacer a los pueblos el presente de más valor.”

Quiere realizar esta labor accidental, pero sin dejar de laborar en la más honda: la de operar la transformación de las masas de la población mediante los conocimientos. Quiere dárselos al labrador, al artesano y al comerciante: quiere presentarles, hacerles palpables cuáles son sus verdaderos intereses: presentarles las observaciones que les convengan, estimularlos para la adquisición de las luces que más le importan.

No se olvidará tampoco de traer al acervo de la patria los nuevos conocimientos que el hombre adquiera. Inclinar al estudio de la naturaleza-dice-enseñar el método de observarla: publicar los conocimientos más útiles, comunicar los experimentos o ensayos de más provecho, es concurrir al descubrimiento de nuevas riquezas.

Veremos cómo Valle cumple este programa vastísimo cuyos dos ejes son: Gobierno y riqueza. Es decir, Política y Economía Política. Hacer leyes, hacer política, pero cuyo único objeto sea el bienestar y el enriquecimiento públicos. Este parece ser, en último análisis el sentido de El Amigo de la Patria y en tal concepto es la obra más avanzada que se haya publicado en aquella época.

Valle es el primero que entra de lleno a hablar de la importancia de la Estadística y es el primer periodista que acude a las oficinas públicas en demanda de datos para sus cuadros


[1] Fuente: El Amigo de la Patria impreso en los Talleres tipo-litográficos Nacionales ARISTON el 30 de agosto de 1972 (En mis años mozos allí trabajé para costearme mis Estudios Secundarios en el Instituto Héctor Pineda Ugarte)

[2] El clan Aycinena

[3] Conforme a su original

[4] Conforme a su original

 225 total views,  2 views today

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here