Esposa de David Romero manifiesta que sus hijos esperaban ver a su padre en libertad

Tegucigalpa, Honduras. Lidieth Díaz, esposa del fallecido periodista David Romero, dijo entre lágrimas que el periodista murió luchando por la corrupción y que sus hijos soñaban con verlo en libertad.


“David siempre luchó para que tuviéramos una vida digna. Espero que el sacrificio de su muerte valga la pena”, expresó a Radio Globo la también periodista. 

La viuda del director de Radio Globo y Confidencial HN expresó que mientras estaba preso vivió momentos tensos esperando su libertad.


David Romero estuvo 14 días internado y los últimos días en un coma inducido después de que se contagiara de coronavirus mientras permanecía recluido en el Segundo Batallón Táctico Aéreo de Honduras con una pena de 10 años por los delitos de difamación contra la esposa del exfiscal general Rigoberto Cuéllar.

“Tuvo un encuentro con Dios. Sigamos luchando, es lo menos que podemos hacer. Perdió su libertad y su vida por luchar contra la corrupción”, declaró entre lágrimas al recordar que en Honduras el régimen de Juan Orlando Hernández “hace lo que quiere”. “Vivimos en un país de injusticia, por eso preso se lo llevaron”.

Su viuda dijo que David antes de morir hizo las paces con Dios. “David esperaba salir de aquí. Yo sé que él se puso a cuentas con Dios. David tuvo un corazón noble”.

Romero a las 7:45 de la mañana. Lidieth y David estaban juntos desde 1998. “Nunca voy a amar a nadie más. Aunque tenía sus defectos, era el mejor esposo. Él ama a su familia. Yo no guardo rencor, que Dios los perdone a ellos”.


David Romero Fue detenido el 28 de marzo de 2019 después de pasar tres días atrincherado en Radio Globo. Espera salir en libertad al entrar en vigencia el nuevo Código Penal.

Mi papá murió por la corrupción desenfrenada de JOH

“Esto no se va a aquedar en diputaciones, en discursos secos. Va a crear una revolución de hombres que se van a levantar. Será el inicio de una nueva Honduras. No claudiquen, denuncien hasta que lo defenestremos, hasta que pague por cada muerto de esta nación, que no pague la muerte como la pagó Callejas, que pague la muerte de los hondureños. Mi papá murió hoy, pero hoy también murieron 18, 20 personas más porque se robaron el dinero de la salud. Solo porque lo van a meter en una bolsa negra, no nos van a callar. No nos van a callar con una trayectoria política. Que siga la denuncia hasta que caiga este tirano. Tiene el sistema para protegerse, pero somos ocho millones de hondureños. Levantémonos, no permitamos que nos maten más periodistas, más hombres valientes” dijo a Radio Globo David Romero hijo. 

“Mi papa creyó toda su vida. 65 años vivió y creyó que este pueblo se iba a levantar, dijo quiero ver a este pueblo levantado contra el tirano que mata a nuestras madres, padres, hermanos. No se callen. Que caiga la tiranía de JOH, del Partido Nacional, de todos los políticos que desearon la muerte de mi papá, del hombre que hablaba y denunciaba. Mi papá no murió por COIVID, sino por la corrupción desenfrenada de Juan Orlando Hernández”.

“JOH, tenés que dormir con un ojo abierto porque la muerte de David Romero no va aquedar así. Este pueblo se va a levantar y te va a derrocar no solo por la muerte de David Romero, sino por la muerte de los hondureños por tu culpa, por tu corrupción.

No vamos a dejar esta batalla, la denuncia de Romero seguirá. Soy periodista y desde toda trinchera voy a seguir denunciando, diciendo la verdad. No vamos a demeritar esta batalla” expresó uno de sus hijos.

Por su parte el hijo menor expresó: “Mi padre pudo a ver escapado, pero aceptó con mucha dignidad la batalla que estaba lidiando. Cobardes son JOH y Ebal Díaz, todos los que conspiraron contra mi padre. El pueblo lo sabe. Él creyó en ustedes, pueblo, que se iban a levantar, a abrir los ojos, creyó que ustedes se iban a levantar. Hoy le quitaron la vida a mi papá, mañana pueden ser sus familiares. Salgan, no por mi papá, sino por su dignidad de hondureños”.

A Romero lo acusaron de violar a su hija biológica Dalia Yamileth Romero y lo capturaron y sentenciaron a una pena de 10 años de prisión en 2003 por el delito de violación en perjuicio de su hija. Según Dalia, su padre la había maltratado física y psicológicamente desde 1989. David Romero Ellner fue liberado por buen comportamiento antes de cumplir la pena.

 1,640 total views,  1 views today

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here