Ni el frío detiene los migrantes - Diario En Alta Voz – noticias de Honduras, últimas noticias de Honduras

Ni el frío detiene los migrantes

Por: Alessandra Bueso

Fotos:Pedro Ultreras

Guanajuato, México. Vencen adversidades, ni el frío frusta el intento de llegar al norte. No ha sido fácil la noche que han pasado los migrantes en la “Bestia”. Salieron de Irapuato en el Estado de Guanajuato, México, el lunes 16 de abril casi a medianoche y hoy su meta es Guadalajara. Son más de 500 centroamericanos que viajan en la Caravana del viacrucis que inició en marzo. Ha sido un verdadero calvario y de los 1800 migrantes que empezaron la peregrinación, 500 aún mantienen el grupo que tiene como meta llegar a la frontera.

Pero anoche, el frío fue insoportable. El hierro del tren no les dio calor y la marcha acelerada de la “Bestia” les congeló hasta los huesos. El drama ronda, las historias de la mayoría de hondureños que viajan en el tren, sólo cuenta que salieron por la violencia, por la falta de empleo y por la desesperación. Van familias enteras, donde un buen porcentaje son niños. Los más grandecitos se han integrado y vistiendo chalecos fosforescentes apoyan a los grandes en seguridad de todo el contingente.

La caja de acero ha sido su cama, el espacio donde no hay fronteras, no hay razas, religión ni política. Están hechos un nudo y comparten el calor que los hermana para hacer más suave el intenso frío que los cobijó toda la madrugada en medio del viento que sopló helado y que ponían la piel de gallina de los indocumentados.

Muchos niños han enfermado. Las enfermedades respiratorias afloran y las madres solo oran pidiendo que lleguen hasta un lugar donde un médico pueda examinar a los niños. El Tren de la muerte ha sido el medio que les permite avanzar, saben del peligro que es subirse a sus vagones, pero no les queda otra.

Lo cierto es que esas familias le apuestan a una vida en paz. No es fácil juzgar que si ellos deciden o no su suerte. Aquí cada uno sabe cómo le pesan las heridas y los motivos que tuvieron para huir. Y allí van, confiando en llegar a su próximo destino, mientras sólo recuerdan porqué un día La Bestia fue su motivación para seguir viviendo.

 

117 total views, 3 views today

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *