Carolina Alduvín

Tuve la oportunidad de encontrarme en el extranjero en el momento de la declaratoria oficial de pandemia por parte del Director General de la OMS. En ese momento, estaban suspendidos los vuelos a Honduras, por lo que casi me quedo varada en México, por fortuna, con la ayuda de una prima, pude regresar a Centro América vía Nicaragua, desde México y haciendo escala en Miami. O sea, pude apreciar a vuelo de pájaro el manejo en 4 países. México y los Estados Unidos con gobiernos libremente electos y con presidentes enfrascados en su reelección. Legal y en año electoral en los Estados Unidos, prohibida constitucionalmente en México, pero con un orate dispuesto a cambiar las reglas a cualquier precio; en ambos casos, los mandatarios no quisieron arriesgar su nivel de aceptación, declarando medidas impopulares como el confinamiento obligatorio, incluso hasta propagando tonterías contrarias a las medidas recomendadas por la OMS, hasta que fue demasiado tarde. Los Estados Unidos es probablemente el país con el peor manejo y donde mayor mortalidad se registra, pese a sus muy abundantes recursos. En México no es mejor, el experto en epidemiología tiene un criterio y el presidente todo lo contrario, si no lo ignora, lo contradice; ambos terminaron cerrando parcialmente, tanto en tiempo como en lugar, o sea, dieron a los estados y sus gobernadores el poder de decidir, tal como lo determina su sistema político. Son 2 ejemplos de muy mal manejo. Nicaragua, todavía peor, han vivido en negación total por más tiempo que otros países, de tal manera que no hay estadísticas oficiales y las no oficiales, pues no son confiables. Se prohibieron las pruebas diagnósticas en instituciones privadas y casi que también en las públicas, se dice que hay tantas muertes que no hay fuerza de sepultureros que se de abasto, no ha habido confinamiento obligatorio, sino que la conciencia ciudadana ha parado las actividades más riesgosas, las escuelas y colegios siguieron como si nada. La familia presidencial fue contagiada desde el principio y la animadversión de la población es patente en redes sociales. Total, en Honduras se ha manejado mucho mejor que en los 3 casos anteriores.

ERRORES Y ACIERTOS DEL GOBIERNO

Aun así, a mi modo de ver, reaccionaron un poco demasiado tarde, cierto que sólo había 2 casos confirmados cuando el gobierno decidió acatar las recomendaciones de la OMS, pero la detección fue tardía, cuando estos 2 primeros casos ya habían infectado a enorme cantidad de familiares y vecinos, eso, sin mencionar que no se atrevieron a cerrar las maquilas, ni siquiera a distanciar a los trabajadores, de ahí la enorme propagación en Cortés.  Actuaron tarde en la detección de quienes entraban al país provenientes de lugares tan avanzadamente contaminados en ese momento como lo era España y cuando quisieron para los contagios controlando los contactos ya era tarde. El cierre de fronteras ya no tuvo sentido, es algo que no se quiere rectificar todavía. El toque de queda es una gran tontería, dado que no existe manera de controlar la movilidad de las personas, excepto a bordo de vehículos a los que no se presta la suficiente atención. El reparto de alimentos, a los más vulnerables, no fue la mejor idea ni resolvió mucho, más bien complicó la circulación de otros vehículos y se prestó a prácticas de extorsión no perseguidas y mucho menos sancionadas, se prestó al sectarismo de toda la vida y si alivió en algo, fue de manera muy limitada, temporal y para nada equitativa.

En cuanto a los aciertos, hay que mencionar los centros de triaje y las brigadas domiciliarias para detección temprana e in situ, el reparto de tratamientos a domicilio, la recolección de muestras y los esfuerzos por hacer más pruebas. Aun así, la curva no se estabiliza, pero ha evitado que rebasar la capacidad de los hospitales. Desafortunadamente la pandemia ha hecho que casi se olvide que las personas mueren por otras causas que, están casi absolutamente desatendidas; sin embargo, las muertes por atención médica y hospitalaria desviada, no se están contabilizando como efecto de la CoViD19.

Por otra parte, están los escándalos de corrupción, toda esa historia de los hospitales móviles, de la sobrevaloración de insumos para las canastas básicas que se han repartido, el equipo de bioseguridad que según se dice nunca llegó a destino, que los trabajadores de salud han tenido que adquirir por cuenta propia o, son donaciones de particulares u organismos internacionales, equipo de bioseguridad donado y luego vendido y revendido. Lo más lamentable ha sido, que la emergencia, en vez de sensibilizar hacia la solidaridad, ha sacado lo peor de los políticos y otros aprovechados.

¿ESTAMOS CERCA DE OBTENER UNA VACUNA?

Honradamente, no lo creo. Lo demandan las circunstancias, hay mucha presión internacional, la declaratoria de que la vida estará en pausa hasta entonces, impulsa a los más de 100 grupos de científicos en la carrera por producirla. Con los avances tecnológicos, el personal debidamente entrenado y con experiencia –que no es poco—puede producirla en pocas semanas; el problema es, que sea efectiva y segura, el comprobar esto es lo que toma tanto tiempo –a veces hasta 20 años—cuando no se trata de emergencias. Los grupos con mayores avances apenas han demostrado que su preparado genera inmunidad, lo que aún no se sabe es, a qué porcentaje de la población, ni por cuánto tiempo seguirá siendo efectiva, si es suficiente con una dosis, o cuántas serán necesarias, si es aplicable a todos los segmentos de la población, no se han evaluado efectos secundarios ni contraindicaciones.

Las vacunas contra otras formas de influenza deben renovarse cada año porque los virus mutan muy rápido y dejan de ser efectivas, la que se use contra la CoViD19 no podría ser muy diferente, por lo que no se vislumbra dejar atrás los cubrebocas ni el distanciamiento social, lo que lleva a limitar actividades masivas, vida social en establecimientos y transporte públicos. Personalmente, no correría a aplicármela, no me convence.

¿CÓMO Y CUÁNDO DEBERÍA FACILITARSE A LOS HONDUREÑOS?

Se menciona que el presidente ha firmado con la GAVI un documento de interés, que, según sus consejeros, garantiza que Honduras no quedará fuera del esquema de distribución de las vacunas. GAVI es una alianza de organizaciones en la que, para bien o para mal, está metida la garra de Bill Gates y eso, no representa buenas noticias, no es que sea conspiranoica, pero las vacunas que patrocina han tenido demasiados efectos adversos en los conejillos de indias humanos en otras latitudes, eso es lamentable y criminal. Tampoco simpatizo con los movimientos antivacunas, es sólo que no creo en las que van contra influenza por lo antes apuntado. Creo que debería ser opcional y accesible a toda la población, el que se aplique sólo a quienes puedan costearla, no garantiza cobertura, igual ya han metido suficiente miedo, la población, de seguro la aceptará si no representa sacrificar parte de sus ingresos, o dejar de lado la satisfacción de otras necesidades. Igualmente, toda cautela es recomendable.

BUENAS PRÁCTICAS QUE DEBEN REPLICARSE EN HONDURAS

Reapertura inteligente sin mayor demora, lo demás ya se cumple, hay que reforzar el uso de cubrebocas, el lavado constante de manos y ser cautelosos con la distancia entre personas.

¿ES ADECUADO EL TRATAMIENTO APLICADO EN HONDURAS?

Parece ser efectivo, esto es de lo que no me consta ni pretendo ser experta. La lógica indica que una influenza debe tratarse como tal, aunque se trate de una forma más agresiva y contagiosa, o sea antivirales y antipiréticos antes que antibióticos, a menos que ya se hay convertido en neumonía. El denominado MAIZ es seguro en sus 4 componentes.

LA FORMA MÁS FRECUENTE DE CONTAGIO

El hacinamiento, tanto en vivienda como en los centros de trabajo, vivir en cuarterías es como tener un seguro para contraerlo, especialmente si los habitantes se ven forzados a permanecer en el interior, supuestamente para no contagiarse.

¿TENEMOS PERSONAL TÉCNICO Y CIENTÍFICO PARA CONTRARRESTAR? ¿QUIENES SON Y DÓNDE ESTÁN?

Seguro que sí, la pregunta más bien sería si es suficiente el que tienen contratado, y la respuesta es no, hay pocos médicos y muchos de ellos se han sumado a los casos fatales. El personal de laboratorio ha tenido que trabajar casi con las uñas, su labor es casi imposible si no se cuenta con el equipo e insumos indispensables y, esto no se produce en el país; en cuanto al diseño y producción de vacunas, pues tenemos a una compatriota trabajando en el extranjero, dedicada a la búsqueda de vacunas contra enfermedades tropicales desatendidas, pero también haciendo esfuerzos dedicados a la actual pandemia, increíblemente, también se queja de falta de recursos, en especial de los que fueron cortados luego que la epidemia del SARS en 2003 fuera controlada, lo que dejó trunca una posible vacuna, pero que igual pudo retomarse en la actual con el trabajo que ya llevaban adelantado y pudieron retomar en el punto en donde se dejó

¿CÓMO SE REFLEJAN EDUCACIÓN Y CULTURA EN ESTE CONTEXTO?

No podemos desconocer que nuestro pueblo tiene muy bajo nivel educativo y una cultura que deja mucho que desear en cuanto a normas de convivencia y de hacer caso a las autoridades. Si de alguna manera está acatando las disposiciones es por miedo, aspecto en el que ha sido muy efectiva la propaganda y, por imposición, no queda de otra para obtener algunos productos que someterse a los procedimientos inútiles o hasta ridículos que se han adoptado en nombre de no contagiarnos –la desinfección de automóviles y suelas de zapatos es el mejor ejemplo. Aquel episodio de regalo de gallinas por parte de un empresario que ha declarado intención de correr por la presidencia del país, retrata de cuerpo entero la imprudencia, un gran número de contagios se dio ahí precisamente, por supuesto, no hay forma de demostrarlo. Sin embargo, ninguna población, independientemente de su nivel educativo o cultural ha demostrado ser inmune al virus, la diferencia la ha hecho la forma en la que la han gestionado el gobernante de cada país

¿CÓMO SE COMPORTA EL VIRUS?  El programa de todo virus es propagarse, ha evolucionado en la medida en que ha sido eficaz haciéndolo, esta variedad, ha encontrado un terreno propicio en las células humanas, especialmente en las del tracto respiratorio. De hecho, no es un comportamiento, es sólo fisiología.

¿CUÁL ES LA FORMA MÁS EFECTIVA DE EVITARLO O REVERTIRLO?

Hasta ahora, la limpieza y el distanciamiento, la inmunidad habrá no sólo que desarrollarla, sino encontrar la forma de hacerla permanente, o sea de prever las formas mutadas, algo muy difícil y poco probable.

FUENTES MÁS CONFIABLES PARA INFORMARSE SOBRE LA PANDEMIA

Los estudios académicos probados y comprobados, o sea, la literatura científica indexada; por supuesto esto tiene traductores y divulgadores. Las estadísticas oficiales no lo son tanto por la motivación política que subyace en ellas, pero a veces son la única o principal fuente. Además, hay todo tipo de denuncias y teorías conspirativas alrededor del tema que, si bien tienen alguna lógica, no son muy susceptibles de demostración, en todo caso, el origen es lo de menos, excepto si se trata de una base de donde partir ya sea para una vacuna o la cura definitiva. Lo que es recomendable, en todo caso es la prevención, hay que buscar como minimizar la posibilidad de que nuevos virus salten la barrera interespecífica, es decir, que no pasen de los animales a los humanos, en eso ayudaría la clausura del tráfico de especies de vida silvestre, la venta y consumo clandestino de productos de estas especies y el cese de la invasión a sus hábitats naturales. También es recomendable dedicar más recursos a la investigación básica y aplicada para estar preparados ante las nuevas emergencias que de seguro seguirán apareciendo, que el sistema de salud esté preparado y no en precario como suele estarlo

MINIBIOGRAFÍA

Bióloga por la UNAH       1979

Magister en Genética por la West Virginia University    1982

Docente de Genética y Bioquímica en la UNAH (en retiro) 1976 – 2014

Jefe del Departamento de Biología 1987 – 1991

Columnista en Diario La Tribuna 1992 a la fecha

Coordinadora de la Carrera de Biología   2004 – 2006

Miembro del Comité Nacional de Biotecnología y Bioseguridad    1997 a la fecha

Delegada del gobierno de Honduras a las COP- MOP del Protocolo de Cartagena 2014, 2016 y 2018

Secretaria de la Academia Nacional de Ciencias de Honduras    1992 a la fecha

Punto Focal del Programa Mujeres para la Ciencia de la Asociación de Academias 2013 a la fecha

Miembro del equipo de Honduras en iGEM 2014 en biología sintética

Investigadora principal y líder del equipo de Honduras en iGEM (ingeniería genética) concursando con una iniciativa en biología sintética para producir una vacuna contra el dengue 2015

 350 total views,  2 views today

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here