Aciparticipa

Los Derechos Humanos son esos bienes intangibles que NO son sujetos de apropiación más que del titular de los mismos; pero, que sí pueden ser restringidos, negados y violados por los Estados cuando al frente de éstos, se tiene gobiernos dictatoriales carentes del más mínimo respeto por la persona humana y cuyas actuaciones niegan la existencia del Estado
de Derecho, “principio de gobernanza en el que todas las personas, instituciones y entidades, públicas y privadas, incluido el propio Estado, están sometidas a leyes que se promulgan públicamente, se hacen cumplir por igual y se aplican con independencia, además de ser compatibles con las normas y los principios internacionales de derechos humanos” ONU.

El cinismo con que el actual régimen hondureño trata inútilmente, mediante una onerosa campaña publicitaria, de convencer al pueblo y al mundo de sus logros, especialmente en materia de combate a la narcoactividad, a la inseguridad de la ciudadanía, a la violencia generalizada, a la corrupción y la impunidad y a la violación sistemática de los derechos humanos. El pueblo sabe que los compatriotas extraditados, para las autoridades hondureñas eran ciudadanos tan ejemplares como el actual gobernante; sin embargo, para la DEA son delincuentes y como tales han sido o están siendo juzgados en los tribunales estadunidenses.

La costosa campaña le dice, a la población hondureña sumida en la pobreza, cuando no en la miseria y aterrorizada por la violencia y la inseguridad de su entorno, que el gobierno de la República se ha esmerado en brindarle las condiciones de bonanza en que vive y que gracias a su compromiso con el pueblo, disfruta de ese ambiente de tranquilidad, paz y prosperidad que le garantiza su realización plena. Que las 223 recomendaciones en materia de derechos humanos hechas por 85 Estados (países) al Estado de Honduras en el pasado Examen Periódico Universal, EPU, no reflejan necesariamente que en el país se violen los derechos humanos.

Esta forma distorsionada de presentar la realidad, compete a organizaciones como ACI PARTICIPA, a replicar mediante pequeños informes como el que ahora ofrecemos en esta entrega de un año de pandemia, con verdades y datos incontrovertidos, para que se conozca la realidad o no se olviden de ella. Muchas de las acciones y omisiones realizadas por el gobierno actual en función de gestionar la crisis generada por el COVID-19, han sido violatorias de los derechos humanos. El contenido de este informe resumido, ha sido dispersamente conocido, incluso debatido, por lo que el mérito está en haberlo integrado en el documento que para su conveniencia o interés ponemos al alcance de sus manos.

Usted puede leer y descargar nuestro informe, aquí.

 583 total views,  1 views today

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here