La Colectiva de Mujeres Hondureñas CODEMUH, conmemora este 28 de abril con la presentación de los resultados del estudio “Diagnóstico sobre las afectaciones en salud física, emocional, económicas y sociales de la pandemia Covid-19 en trabajadoras de la industria de la confección” La ejecución del estudio fue financiada por la Embajada de Canadá, y la publicación la financió el Ayuntamiento de Bilbao y Oxfam.

El estudio fue realizado entre octubre 2020 y marzo 2021, tuvo hallazgos reveladores respecto al impacto en los cambios negativos en las políticas laborales en el contexto de la pandemia por el Covid-19, promovidas por el gobierno, sobre la salud psicoemocional y social de las obreras. En este acercamiento a la temática se identificó que el 75% de las obreras participantas del estudio están experimentando efectos directos e indirectos de la desprotección que ha causado las decisiones gubernamentales.

El 77% de las mujeres trabajadoras participantes en el estudio informó que en las transnacionales maquiladoras tienen prácticas de riesgo, lo que les preocupa y está afectando su salud emocional, pues viven continuamente con estrés y miedo.

El 73% percibe que su situación de salud ha empeorado, tanto física como emocionalmente y que esto se debe a los cambios en el contexto laboral y a la pandemia misma, haciendo más críticas las enfermedades que ya tenían, previo a la crisis sanitaria (64%), o las ha llevado a contraer nuevas enfermedades (55%).

Los efectos de esta crisis, laboral y de salud, están afectando la salud psicoemocional de la mayoría de las mujeres obreras. El estudio encontró que la mayoría está presentando cuadros importantes de ansiedad generalizada: el 60% (en promedio) presenta síntomas de ansiedad de tipo cognitivo (falta de memoria, miedos, pérdida de control y bajo desempeño); el 55% (promedio) experimenta también, síntomas de ansiedad de tipo emocional (como angustia, cansancio, sentimientos de frustración y dificultad para conciliar el sueño); y un 50% presenta síntomas de ansiedad reflejados en la conducta (como desear huir, comer demasiado o dejar de comer, actitudes excesivas o irracionales por la limpieza y el orden).

La falta de servicios psicológicos es desfavorable para incidir en la atención oportuna del daño y en la recuperación de las mujeres; pero, además, no cuentan con recursos para obtener este tipo de servicios por vías privadas.

El estado psicoemocional de las trabajadoras es producto de la pérdida del empleo, o los cambios en sus condiciones laborales que han mermado sus entradas económicas y sus posibilidades de enfrentar las necesidades personales y familiares en el contexto de crisis por la pandemia.

El problema central no es la crisis por la pandemia, sino la acción irresponsable del gobierno al desproteger los derechos de las mujeres. Sus decisiones resultaron lesivas y discriminantes en tanto que favorecieron los intereses de las transnacionales maquiladoras y vulneró aún más los derechos humanos laborales de las trabajadoras.

Exigimos al Ministro del trabajo garantice la aplicación de la Normativa Nacional, los Convenios y Tratados Internacionales en materia de trabajo y la salud. Y al Instituto Hondureño de Seguridad Social asegure la atención integral y de calidad a las obreras.

ALTO a la Violencia Laboral

¡Empleo Si, pero con Dignidad!

 655 total views,  2 views today

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here