Por Elia Castellón

El titular del Juzgado de Letras Penal de La Esperanza, Intibucá, brindó el dictamen a un auto de formal procesamiento y prisión preventiva contra el policía Jarol Rolando Perdomo Sarmiento, imputado por el Ministerio Público por ser partícipe del crimen que terminó con la vida de Keyla Patricia Martínez Rodríguez.

A 69 días del femicidio contra Keyla, la Fiscalía hondureña imputó a Perdono; Acusado por femicidio agravado contra la joven estudiante de enfermería. Por investigaciones del Ministerio Público, se confirmó que Martínez, fue asesinada mientras estaba bajo la responsabilidad de los agentes de la Policía Nacional de La Esperanza.

La versión oficial de la policía afirmó que se trató de un suicidio, misma versión fue rechazada desde un  inicio por los familiares de la estudiante. El médico forense del Ministerio Público explicó acerca de la autopsia médico legal practicado al cadáver de la joven, la cual confirmó que la causa de muerte suscitada el pasado sábado 6 de febrero, fue por asfixia mecánica.

Desde que se conoció la noticia de la muerte, se han realizado varias protestas y las etiquetas #JusticiaParaKeylaMartinez” y “#NiUnaMenos”. Sin embargo, pese a la presión social en el caso, la madre de Keyla, denunció en una entrevista que: “Quien sí anda con protección es el doctor Edgar Velásquez que acompañaba a mi hija ese día, pero nosotros no tenemos protección de ningún ente”.

Recientemente, familiares de Keyla Martínez en compañía de representantes del Comité de Familiares de Detenidos Desaparecidos en Honduras, COFADEH, organizaciones sociales y defensoras de derechos humanos nacionales e internacionales, exigieron respuestas del caso mediante una conferencia de prensa.

La abogada de Keyla Martínez, Lilí Cálix, estuvo presente en la audiencia, tras analizar las imágenes, declaró al informativo Hoy Mismo:  que: “El video, a pesar de estar a una distancia prudencial, se ve el actuar de Jarol Perdomo, (…) se observa en el transcurso del video, una evidente manipulación a la escena del crimen”.

Al interior de la audiencia hubo acceso de observadores de los derechos y garantías procesales del Comisionado Nacional de los Derechos Humanos, CONADEH,  y de COFADEH. El caso de Keyla Martínez, ha conmocionado a la población, se espera que este caso no se sume a los registros el Observatorio de la Violencia de la UNAH, donde evidencian que en Honduras, el 95% de los femicidios quedan en impunidad.

 170 total views,  1 views today

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here