Elsa de Ramírez*

Traer al mundo a una criatura no es tarea fácil, ya que al momento del alumbramiento se experimenta el dolor posiblemente más fuerte que persona alguna pueda soportar, sin embargo, cuando el niño aparece, la situación cambia automáticamente pues el dolor se convierte en el placer más sublime que mujer alguna pueda vivir. La anterior afirmación es tan evidente como la luz del sol y lo afirmamos categóricamente todas las que hemos tenido la gracia de parir uno, dos o más hijos.

Empero, dar a luz diez hijos en un solo parto es un fenómeno extraordinario sin precedentes en la historia de la humanidad; según personas de mayor edad hace 87 años (el 28 de mayo de 1934) el mundo fue sorprendido con el parto de una canadiense que trajo cinco hijos a la tierra, noticia que recorrió el globo con caracteres extraordinarios, caso que fue conocido como “Las quíntuples” de cuya identidad ignoramos su paradero.

El asunto que hoy nos ocupa se originó en el África lejana, desde donde una agencia internacional de noticias nos sorprende con la insólita y espectacular información, al darnos cuenta que una ciudadana pretoriana del sur de África trajo al mundo diez vástagos, compleja noticia que como dejamos señalado líneas arriba ha sorprendido al mundo ya que las diez criaturas nacieron vivas y aun al momento de redactar esta nota se encuentran disfrutando de buena salud. Ignoramos si el estado africano en mención se hará cargo de esta mujer que posiblemente ya tenga adelante otros hijos y cuyo marido es muy probable, no cuente con los recursos financieros necesarios para encarar tan difícil situación.

Destacamos lo anterior, saliéndonos de nuestro ámbito nacional, por lo curioso y trascendental del hecho, mismo que por su importancia merece la atención del mundo con los comentarios a esta insólita noticia.

A continuación, la nota en referencia: “Mujer sudafricana da a luz a diez bebés”. Una mujer sudafricana dio anoche a luz por cesárea a diez bebés, dos más de los que los médicos habían detectado inicialmente, en un hospital de Pretoria, informaron hoy los medios locales. La madre, que se llama Gosiame Thamara Sithole y tiene 37 años, se encontraba de 29 semanas -el momento en que arranca el octavo mes de gestación-, según declaró su marido, Teboho Tsotestsi, al medio sudafricano IOL. Fuente: (Diario La Tribuna, 9 de junio, 2021 – Pág. 42).

Mientras tanto, para enriquecer este trabajo, hemos encontrado en https://www.rcinet.ca/es/2014/05/28/la-triste-historia-de-las-quintuples-dionne/ lo que a continuación compartimos, relacionado con “Las Quíntuples:

“… hace exactamente 87 años, nacieron las quíntuples Dionne, bajo la mirada fascinada del mundo entero. Las cinco hermanas tuvieron un destino, digamos fuera de la norma, por no decir directamente triste, y durante los primeros años de su vida fueron expuestas como “animales de circo” hasta que regresaron a vivir con su familia en 1943.

“…Las Quíntuples Dionne nacieron en el pueblo de Corbeil, provincia de Ontario, Canadá, durante la gran depresión, hijas de Oliva (el padre) y Elzire Dionne (la madre), una pareja franco-ontariense. Al nacimiento de las mismas, que como ya decíamos eran cinco, Oliva y Elzire tenían ya 5 hijos.  Durante su embarazo Elzire sabía o sentía que estaba encinta de más de un bebé, pero no sabía que podían ser cinco.

El 28 de mayo de 1934, Elzire dio a luz a Agnes, Cecile, Emily, Yvonne y Marie. Una maravilla mundial, porque naturalmente es muy raro que una mujer pueda alumbrar quíntuples. La posibilidad es de una sobre 57 millones. Y nunca antes, quíntuples habían sobrevivido más allá de la infancia. Y en este caso, gracias a los cuidados que se les prodigaron, las quíntuples pudieron sobrevivir e incluso, llegar a la edad adulta.

En 1998 y después de haberse negado a escuchar las quejas de las hermanas, sexagenarias, pobres y enfermas, el gobierno del entonces primer ministro de Ontario, Mike Harris, les otorgó a las sobrevivientes una compensación financiera de 4 millones de dólares por todos los años de explotación que sufrieron en Quintland, como se llamaba el lugar donde estaban recluidas y expuestas a las visitas públicas.

Para terminar, digamos de las 5 hermanas Dionne, que Emilie fue la primera en morir a los 19 años en 1954 de una asfixia accidental provocada por una crisis de epilepsia. En 1965, las 4 hermanas sobrevivientes publicaron el libro Éramos cinco. Esta autobiografía y una biografía de Pierre Berton sirvieron en 1994 para filmar una película. Marie murió en febrero de 1970 de un coágulo de sangre en el cerebro e Yvonne falleció en junio de 2001 de un cáncer.”

*(presidenta Tribunal de Honor Asociación de Prensa Hondureña (APH) y vicepresidenta –“Consejo Hondureño de la Cultura Juan Ramón Molina”

 174 total views,  1 views today

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here