La vicepresidenta Kamala Harris mantuvo hoy una reunión virtual con el presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador en la cual se analizaron estrategias orientadas a intensificar la cooperación entre Estados Unidos y México para responder a las causas fundamentales por las cuales las personas huyen de Guatemala, Honduras y El Salvador, incluida la promoción del desarrollo económico en el sur de México y en el Triángulo Norte de América Central. Ambos destacaron la relación importante entre nuestros países y reconocieron la necesidad de trabajar juntos para recuperarse de la pandemia de COVID-19, generar resiliencia climática y ampliar las oportunidades económicas y la cooperación en seguridad. 

Los líderes acordaron colaborar para establecer una alianza estratégica que aborde las causas fundamentales de la migración desde los países de la región del Triángulo Norte. A través de esta iniciativa conjunta, Estados Unidos y México podrán aprovechar su experiencia y recursos para hacer frente a una gran variedad de desafíos, como la falta de empleo, el acceso limitado a los mercados, la deforestación y la inestabilidad regional que provoca el cambio climático. 

La vicepresidenta Harris destacó el compromiso de EE. UU. de trabajar con México para impulsar el desarrollo económico en el Triángulo Norte y el sur de México, a fin de proteger los derechos de los trabajadores a formar sindicatos o unirse a otros existentes y ampliar las oportunidades para la colaboración con empresas estadounidenses. Para ello, Estados Unidos ha generado un paquete de medidas que incluyen misiones de comercio y desarrollo empresarial destinadas a la región con la intermediación del Departamento de Comercio y la Agencia de Comercio y Desarrollo de Estados Unidos, e inversiones a través de la Corporación Financiera de Desarrollo Internacional de EE. UU. Este paquete complementa otras inversiones anteriores en la región y resulta emblemático de nuestra alianza con México, y representa otro paso más de los muchos que se darán en este plano. 

Por último, los gobiernos hablaron sobre su intención de impulsar una acción bilateral contra el contrabando de migrantes y la trata de personas que combinará la actuación de las fuerzas del orden de ambas naciones para desmantelar las redes criminales. Como parte de este esfuerzo, Estados Unidos y México se proponen intercambiar información y conocimientos con el objeto de asegurar conjuntamente nuestras fronteras e impulsar la protección de los derechos humanos. 

La vicepresidenta tiene grandes expectativas depositadas en la visita del 8 de junio a México. 

 516 total views,  2 views today

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here