Por Elia Castellón

La Administración de Aduanas en México, en coordinación con la Secretaría de Defensa, decomisó el miércoles un contenedor frío con cinco mil 775 dosis de la vacuna Sputnik V que pretendían llevarse en un avión privado hacia Honduras, camufladas entre refrescos y golosinas.

Dicha carga fue descubierta por el personal aduanero que implementó el protocolo de revisión a una aeronave privada que se encontraba en territorio mexicano y que tenía como destino el Aeropuerto Internacional de San Pedro Sula, Honduras, informó en un comunicado, la Administración General de Aduanas.

El Gobierno de México, dio a conocer que la carga ilegal incluía 1,155 frascos con lo equivalente a 5,775 dosis de la supuesta vacuna rusa contra la COVID-19. Rusia, agradeció la acción del país norteamericano al decomisar estas dosis en el Aeropuerto de Campeche.

“El gobierno de México detuvo y evitó esta provocación posiblemente dirigida a desacreditar la vacuna Sputnik V”, agregó la nota en la que Rusia felicitó a los funcionarios mexicanos por su actuación y se comprometió a cooperar en la investigación de los hechos.
https://twitter.com/rdif_press/status/1372548339191910411


A través de un comunicado del Fondo de Inversiones Directas de Rusia, se concluyó en: “Tras estudiar las imágenes del lote decomisado, podemos afirmar que se trata de una sustancia falsificada, que no guarda relación alguna con la vacuna original, incluido el diseño de los contenedores y las etiquetas”.

Por su parte, el director de la Agencia de Regulación Sanitaria, ARSA, Francis Contreras, manifestó a través de un video en su cuenta de Twitter que: “No se deje engañar, en primer lugar, las vacunas contra la Covid-19 son gratis”.
Mediante un comunicado, Contreras, señaló que la población puede estar tranquila porque esa decisión se tomó basada en la consideración de organismos de referencia regional expertos en la materia.
https://twitter.com/drfrancontreras/status/1372554360497012737
https://twitter.com/drfrancontreras/status/1364561595452555265/photo/1

La respuesta del funcionario, causó descontento y desconfianza en la población hondureña, quienes a través de las distintas redes sociales compartieron su punto de vista. Cabe mencionar, que la credibilidad en instituciones del Estado hondureño, ha descendido considerablemente en los últimos años, por los actos de corrupción expuestos a través de estudios e investigaciones que revelan la mala gestión pública en temas de salud, educación y transparencia.

Por su parte, Autoridades del Ministerio Público de Honduras, investigan, además, la venta ilegal a través de redes sociales de vacunas, una clara estafa a los hondureños que se muestran desesperados por obtener la vacuna.

 507 total views,  1 views today

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here