Por Dennis Arita

La Lima, Honduras. Cientos de libras de basura de plástico están atolladas bajo el puente del río Chotepe en La Lima, Cortés, en el norte de Honduras.

El Chotepe, que por años ha sido un vertedero de químicos y desechos de toda clase, se convirtió en un gigantesco atolladero de basura sintética luego de las destructivas inundaciones causadas por los huracanes Eta y Iota en noviembre de 2020.

Los dos fenómenos naturales devastaron el norte de Honduras el año pasado, mataron al menos a cien personas y dejaron pérdidas económicas incalculables.

Todavía pueden verse las secuelas de las llenas en La Lima y las ciudades cercanas. En las calles aún hay toneladas de lodo, los alcantarillados están atascados y las aguas negras corren libremente junto a las casas en colonias como la Planeta y en el propio centro limeño.

Las bases del puente sobre el río Chotepe son como un embudo donde se han quedado atorados toda clase de desperdicios, que incluyen miles de contenedores plásticos de comida.

La municipalidad liderada por Santiago Motiño ha tratado de solucionar algunos problemas de los vecinos limeños, pero todavía tiene pendientes muchos más.

El alcalde Motiño ha estado enfrascado en la búsqueda de la reelección. En las elecciones primarias de 2021 ganó la candidatura a la alcaldía por la fórmula del aspirante presidencial Nasry Asfura, alias Papi a la Orden, del Partido Nacional.

En las elecciones pasadas, Motiño era miembro de Alianza Democrática, partido creado por el general Romeo Vásquez Velásquez, quien ejecutó el golpe de Estado de 2019 contra Manuel Zelaya Rosales.

Texto, fotos y video de Dennis Arita

 737 total views,  2 views today

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here