DOCTOR HORACIO ULISES BARRIOS SOLANO

Premio Nacional de Ciencia “JOSÉ CECILIO DEL VALLE

Es del dominio público que el COVID-19 está diezmando a la humanidad y que los científicos de todo mundo están peleando contra un enemigo desconocido y denodadamente han puesto todo su empeño por fabricar un vacuna efectiva, sin embargo, los entendido en la materia afirman que el tiempo mínimo para que el antídoto sea efectivo en un 100%  son 4 años, no obstante, todo el mundo entero que tiene acceso a una vacuna se la aplica, y yo no soy la excepción.

Así las cosas, por interpósita persona cayó en mis manos la científica  Revista de Molecular y Genética recibida por los editores el 22 de febrero de 2021, aceptad 01 de marzo de 2021 y publicada 08 marzo 2021 en cual los científicos infra indicados afirman la eficacia del dióxido de cloro en el tratamiento de COVID 19 y creí saludable darles a conocer a mis dilectos ciberlectores el segmento toral de la afirmación de los siguientes profesionales:

  1. Insignares-Carrione Eduardo,
  2. Bolano Gómez Blanca,
  3. Andrade Yohanny,
  4. Patricia Callisperis,
  5. Suxo Ana Maria,
  6. Arturo Bernardo Ajata San Martín; y
  7. Camila Ostria Gonzales.

Y para cualquier consulta dirigir la correspondencia al: Dr. Eduardo Insignares-Carrione, Director de Investigación Global LVWG, Liechtensteiner Verein für Wissenschaft und Gesundheit, Suiza-Liechtenstein;

Correo electrónico: eduardoinsignarescarrione@gmail.com / eic@lvwg.org

[1]“En diciembre de 2019, surgió una nueva enfermedad respiratoria en Wuhan, China. La fuente de esta infección se identificó como un nuevo coronavirus, relacionado con otros coronavirus que previamente habían causado brotes de Síndrome Respiratorio Agudo Severo (SARS) entre 2002 y 2004 y Síndrome Respiratorio de Oriente Medio (MERS) en 2012 (National Institutes of Health, 2020). Este virus se denominó “coronavirus 2 del síndrome respiratorio agudo severo” (SARS-CoV-2) y la enfermedad resultante de la infección por este virus se denominó “COVID-19”. El 11 de marzo de 2020, la Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró al COVID-19 una pandemia.

Los coronavirus son un grupo de virus de ARN envueltos que pueden dañar múltiples sistemas de órganos. Como otros coronavirus, el virus SARS-CoV-2 es una partícula esférica con picos de glicoproteína en su superficie. Los coronavirus entran en las células huésped cuando una región del pico, conocida como “dominio de unión al receptor”, se une a la enzima convertidora de angiotensina 2 (hACE2) en las células humanas. La membrana viral luego se fusiona con la membrana de la célula huésped, permitiendo que el genoma viral entre en la célula huésped.

Se ha sugerido que el dióxido de cloro (ClO2) es un agente potencial en la lucha contra el COVID-19 y se han propuesto tres ensayos clínicos para examinar la capacidad del ClO2 para tratar el COVID-19. Sin embargo, este agente no es muy conocido, no se comprende e incluso se demoniza en la comunidad médica, asumimos que por confusión conceptual con hipoclorito de sodio. Por ello, nos propusimos verificar la efectividad del uso oral del dióxido de cloro en COVID19 a través de este estudio, revisando en profundidad la historia del ClO2, su perfil de seguridad / toxicidad y sus posibles aplicaciones en la lucha contra COVID-19. El objetivo de esta investigación es determinar si el dióxido de cloro es eficaz en el manejo de covid19 [1-65].

Mecanismo de acción antiviral del ClO 2 exhibe actividad antiviral a través de su química oxidativa. Un virus constade una capa o capa externa y un núcleo interno de ácido nucleico.La envoltura puede estar compuesta de proteínas, bicapas lipídicas y polisacáridos, y la envoltura protege el núcleo del ácido nucleico, además de proporcionar unión selectiva yreconocimiento de células receptoras. Alterar o modificar la envoltura viral o el núcleo delácido nucleico interrumpirá los modos de infección viral.En el caso del SARS-CoV-2, la envoltura de carbohidratos lo encierra y lo protege aún más, lo que lo hace más difícil de atacar que otros virus.

Aproximadamente el 70% de toda la superficie de la proteína de la espiga está recubierta con glicanos; En el caso del SARS-CoV-2, los azúcares son dos veces más esenciales. En primer lugar, porque estabilizan la espícula en una conformación que le permite encajar con los receptores ACE2 de nuestras células, el proceso que inicia la infección. Al eliminar algunos glucanos de la superficie, la proteína de la punta se desestabiliza y, además, se debilita la unión con estos receptores.

Uno de los autores (B.Bolano) está desarrollando una línea de investigación en el síndrome poscovid, centrando la atención en la posibilidad de que el Cl02 actúe a nivel de inflamasomas o incluso NETosis como posible explicación de la mejoría en el poscovid19 síndrome manifestado por cientos de médicos que han reportado casos en el mundo. La relevancia y evidencia de estos hallazgos sobre el mecanismo de acción antiinflamatorio del ClO 2 sigue sin estar claro en este momento.

Para explorar más profundamente el mecanismo de acción, seleccionamos artículos publicados (pubmed, google scholar y otros motores de búsqueda) que describen la acción del SARS-CoV-2 en las células, en su interacción con hACE2 y, en particular, nosotros investigó videos de realidad aumentada o videos de simulación basados en Silicon, para la representación tridimensional de los lugares de acción, como los videos en los que se manipula la proteína espicular y el receptor hACE2, entre otros, con el software de realidad aumentada ChimeraX (UCSF) .

CONCLUSIÓN

Podemos afirmar sin duda, con base en la prueba de comparación de proporciones y su  intervalo de confianza, así como las pruebas pareadas donde utilizamos el Wilcoxon – Mann – Whitney prueba ( α: 95%), que los datos en la mayoría de las variables ( P < 0.05) obtenidos indican que el dióxido de cloro es efectivo en el tratamiento de COVID19, haciendo RT-PCR negativa en el cien por ciento de los casos a los 7 días, modificando significativa y rápidamente los síntomas de la enfermedad, reduciendo significativamente los parámetros de laboratorio a la normalidad dentro de 14 a 21 días. Recomendamos realizar estudios aleatorizados doble ciego y profundizar en estudios de seguridad toxicológica y eficacia terapéutica del dióxido de cloro en patologías de impacto epidemiológico en un futuro próximo.


[1] Revista de Molecular y Genética

 666 total views,  7 views today

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here