El nuevo proceso delineado por DHS es una manera más a través de la cual la Administración Biden nos demuestra su compromiso con un sistema de inmigración humano, ordenado y seguro.


El Departamento de Seguridad Nacional (DHS) anunció un plan para procesar a individuos elegibles que fueron obligados a regresar a México bajo los Protocolos de Protección a Migrantes (MPP), quienes tienen casos pendientes ante la Oficina Ejecutiva para Revisión de Casos de Inmigración (EOIR). A partir del 19 de febrero, DHS comenzará la fase número uno de un esfuerzo encaminado a procesar individuos de manera segura y efectiva en la frontera suroeste.
Esta última acción es otro paso de la Administración Biden en su compromiso por reformar las políticas de inmigración que no se alinean con los valores de nuestra nación.    


 El proceso establecido recientemente:
Aplica tan solo a ciertos individuos bajo el MPP. Únicamente los individuos quienes tienen casos activos ante la Oficina Ejecutiva para Revisión de Casos de Inmigración (EOIR), fueron retornados a México bajo el Programa MPP, y actualmente se encuentran fuera de los Estados Unidos, son elegibles para este proceso. Los individuos sujetos al MPP quienes actualmente no tienen casos activos en el tribunal de inmigración, no serán procesados para venir a los Estados Unidos en este momento. Los individuos que entienden que sí son elegibles deben permanecer donde se encuentren, a la espera de más instrucciones.


No representa ningún cambio respecto a la aplicación de las leyes fronterizas. Este anuncio no debe interpretarse como una apertura para que las personas migren a los Estados Unidos de forma irregular. Continuaremos aplicando las leyes de inmigración de los Estados Unidos y las medidas de seguridad fronterizas a lo largo de este proceso.


Prioriza la salud y seguridad del público estadounidense y de los migrantes durante el proceso.  Nuestros socios emplearán las precauciones de seguridad necesarias según las directrices de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), incluyendo el uso de mascarillas y el distanciamiento social. Los individuos serán sometidos a pruebas de COVID-19 antes de ser procesados para venir a los Estados Unidos. DHS tan solo procesará a individuos de conformidad con su capacidad para hacerlo de manera segura, y siempre y cuando pueda llevar a cabo sus objetivos importantes de seguridad nacional y de facilitación del comercio y los viajes.


Representa un esfuerzo de colaboración con una meta en común. A través de un enfoque a nivel de todo el gobierno, DHS, el Departamento de Estado y el Departamento de Justicia colaborarán con socios internacionales -incluyendo al Gobierno de México, organizaciones internacionales y no gubernamentales- para procesar de manera segura a los individuos elegibles y proseguir con sus casos en los Estados Unidos.


Provee un proceso de identificación innovador. En colaboración con organizaciones internacionales, el Gobierno de los Estados Unidos establecerá un sistema de triaje en el norte de México, el cual identificará a individuos elegibles y priorizará y manejará el ingreso de información fuera de los puertos de entrada, y optimizará las llegadas de conformidad con nuestra capacidad para procesar a los individuos de manera segura.

Existe un proceso de registro virtual que puede accederse desde cualquier localización y encontrarse en conecta.acnur.org. Una vez registrados, los individuos elegibles recibirán información adicional sobre cuándo y dónde deben presentarse.

 263 total views,  4 views today

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here