Por Elia Castellón

Marvin, un joven enfermero originario de San Pedro Sula, Honduras, se vacunó el miércoles en horas de la mañana, en la tarde comenzó con dolor de cabeza y vomitó dos veces, horas después durante la noche continuó con dolor de cabeza y tomó acetaminofén, en la madrugada del jueves seguía sintiéndose enfermo, tomó manzanilla y también la vomitó.

Tampoco pudo dormir por el dolor del brazo que sumado al vómito y el dolor de cabeza le impidieron conciliar el sueño, más de 24 horas después continuó sin probar alimentos porque siente náuseas, asistió al Centro de Salud y le prescribieron medicamentos para todos los síntomas, el médico que le atendió le explicó que son reacciones normales ante la vacuna, que algunas personas las experimentas y otras no.

Marvin no es el único

Fermín, de 24 años, enfermero, aparentemente sin ninguna afección médica de base, posteriormente de recibir la vacuna, comenzó a sentir mareos, sensación de desmayo, con taquicardia y presión baja, sufrió un desmayo durante unos minutos y después se recuperó, en su domicilio en horas de la noche del miércoles, comenzó de nuevo a experimentar taquicardia, 140 latidos por minuto, llevándolo a la hospitalización, permaneciendo en observación durante ocho horas, continúan los mareos durante 24 horas y debilidad general.

De este grupo al que pertenecen Marvin y Fermin, de un total de 20 vacunados que fueron entrevistados por En Alta Voz, los hombres manifestaron presentar mayores efectos secundarios moderados (desmayos, náuseas, vómitos y cuadros diarreicos) , en relación a las mujeres que reportaron efectos leves (dolor de cabeza, dolor de brazo, escalofríos y fiebre) .

El jefe de la Región Sanitaria de Choluteca, José María Paguada, informó que un total de 33,536 personas que recibieron la primera dosis de la vacuna contra el COVID-19 de AstraZeneca presentaron efectos secundarios. Detalló que, entre los 33 casos, dos son severos, ya que tuvieron que ser ingresados de emergencia. Hasta este martes, la cifra de vacunados contra la covid-19 supera las 6.000 personas.

Desde finales de febrero, la OMS y la Alianza para las Vacunas GAVI, con ayuda de otras organizaciones, están distribuyendo unos 230 millones de dosis de la vacuna de AstraZeneca en más de 140 países. Según un reporte de Euronews, “no hay pruebas de que el uso de la vacuna provoque trombos; y señala que solo ha habido 30 casos entre 5 millones de dosis aplicadas en la Unión Europea”.

https://es.euronews.com/2021/03/16/la-ema-anunciara-el-jueves-sus-conclusiones-sobre-las-reacciones-adversas-a-la-vacuna-de-a

El científico hondureño, el doctor Marco Tulio Medina, catalogó como reacción por ansiedad, los casos de las enfermeras de la zona sur que recibieron la primera dosis de la vacuna AstraZeneca contra la covid-19 y recomendó “seguir vacunando”, considerando que todo efecto secundario es menor que padecer de Covid-19.

El médico indicó que: “Se han recibido informes por parte de las autoridades de Salud Pública en la zona sur de Honduras de personas que han tenido efectos secundarios de la vacuna de AstraZeneca, las cuales la mayoría han sido leves; dos de ellas han requerido hospitalización por reacciones alérgicas y 4 son reacciones por ansiedad”.

Recientemente, la Comisión COVID-19 de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras, recomendó a la Agencia Regulatoria Sanitaria de Honduras, ARSA, continuar los planes de vacunación con la vacuna AstraZeneca que llegó al país como parte del primer lote de vacunas donadas mediante el sistema Covax apoyado por la Organización Panamericana de la Salud / Organización Mundial de la Salud (OPS/OMS).

El reporte de los casos de las seis enfermeras hondureñas que presentaron reacciones a la vacuna contra el COVID-19, ocurrió cuando países europeos suspendieron de forma preventiva la inmunización con el fármaco de AstraZeneca, ante la sospecha de que 5 casos de trombosis estén relacionados con la vacuna, de más de 5 millones de personas que la recibieron.

Según la OMS, el efecto de las vacunas contra la COVID-19 en la pandemia dependerá de varios factores; La eficacia de las vacunas; la rapidez con que se autoricen, fabriquen y distribuyan las vacunas, el posible desarrollo de otras variantes y la manera en que se vacune a las personas.

La mayoría de los científicos prevén que, como en el caso de la mayor parte de las vacunas, las que se desarrollen contra la COVID-19 no tendrán una eficacia del 100%. La OMS trabaja para asegurar que toda vacuna aprobada tenga la máxima eficacia posible, de modo que consiga el mayor efecto en la pandemia.

Protección contra el COVID-19

Las vacunas contra la COVID-19 protegen contra esta enfermedad porque inducen inmunidad contra el virus SARS-Cov-2, es decir, reducen el riesgo de que de este cause síntomas y tenga consecuencias para la salud. La inmunidad, ayuda a las personas vacunadas a luchar contra este virus en caso de infección, reduce la probabilidad de muerte y que contagien a otras personas y, por tanto, también protege a estas, explicó Rudy Galindo, médico que labora en el centro de triaje de Santa Cruz de Yojoa.

La OMS, asegura que “este fenómeno reviste especial importancia porque permite proteger a los grupos que corren más riesgo de presentar síntomas graves de la COVID-19, como los profesionales de la salud, los ancianos y las personas que presentan determinadas enfermedades”.

Asimismo, una vez introducida una vacuna contra la COVID-19, la OMS presta apoyo a la labor de los fabricantes de vacunas, los funcionarios sanitarios de cada país y otros asociados para hacer un seguimiento continuado de cualquier posible problema relativo a la seguridad.

Por su parte, La CIMA, añadió que “como con cualquier vacuna, la vacunación con COVID-19 Vaccine AstraZeneca podría no proteger completamente a todos los que la reciben. No se sabe durante cuánto tiempo estará protegido. Actualmente hay datos limitados sobre la eficacia de COVID-19 Vaccine AstraZeneca en individuos de 55 años o más”.

Advertencias y precauciones vacuna de AstraZeneca:

Las recomendaciones de la agencia española de medicamentos y productos sanitarios, Cima, son las siguientes: Consulte a su médico, farmacéutico o enfermero antes de que se le administre COVID-19 Vaccine AstraZeneca:

·         Si alguna vez ha tenido una reacción alérgica grave después de la inyección de cualquier otra vacuna o después de haber recibido COVID-19 Vaccine AstraZeneca en el pasado.

·         Si alguna vez se ha desmayado después de cualquier inyección con aguja.

·         Si tiene una infección grave con fiebre (más de 38°C). Sin embargo, puede ser vacunado si tiene fiebre leve o una infección de las vías respiratorias superiores del tipo de un catarro.

·         Si tiene un problema de sangrados o moratones, o si está tomando un medicamento anticoagulante (para prevenir coágulos de sangre).

·         Si su sistema inmune no funciona correctamente (inmunodeficiencia) o está tomando medicamentos que debilitan el sistema inmunitario (tales como altas dosis de corticosteroides, inmunosupresores o medicamentos para el cáncer).

·         Si no está seguro de si alguna de las situaciones anteriores le aplica a usted, consulte con su médico, farmacéutico o enfermero antes de que le administren la vacuna.

Posibles efectos adversos

La CIMA, afirmó que al igual que todos los medicamentos, esta vacuna puede producir efectos adversos, aunque no todas las personas los sufran. Los siguientes efectos adversos pueden afectar a más de 1 de cada 10 personas después de la vacuna contra COVID-19 de AstraZeneca son:

·         Sensibilidad, dolor, calor, picor o moratones en el sitio de la administración de la inyección

·         Sentirse cansado (fatiga) o malestar general

·         Escalofríos o sensación de fiebre

·         Dolor de cabeza

·         Sentirse enfermo (náuseas)

·         Dolor articular o dolor muscular

Covid19 en Honduras

Edwin Lanza, presidente de la Asociación de Funerarias de Honduras, confirmó que los decesos por COVID-19 durante el 2021, ascienden a 1,600. Las cifras oficiales indican que en un año de pandemia suman 4,376 las muertes a causa del virus. No obstante, la Asociación de Funerarias de Honduras, contabiliza casi nueve mil decesos durante la pandemia.

El último comunicado emitido por El Gobierno de la República de Honduras, a través del Sistema Nacional de Gestión de Riesgos, SINAGER, informó que se realizaron 2,839 nuevas pruebas para diagnosticar el virus, de las cuales 756 dieron resultado positivo, sumando así un total de 54,714 casos en 2021, con un acumulado de 180,271 casos de COVID-19 a nivel nacional.

Del total de pacientes diagnosticados con COVID-19 se encuentran en este momento 1,021 hospitalizados, de los cuales 562 están en condición estable, 407 en condición grave y 52 en unidad de cuidados intensivos. El resto se encuentran siendo monitoreados por el personal de la Región Sanitaria.

https://covid19honduras.org/Comunicado-074-2021

 1,433 total views,  2 views today

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here