Criterio HN

Tegucigalpa. El hondureño Ronny Frazier se dio a la tarea de rastrear al guatemalteco Axel López durante una feria de productos médicos en Miami, donde el empresario se encontraba promocionando los cuestionados hospitales móviles que fueron comprados por el gobierno de Honduras a un costo de 47 millones de dólares.

En el video, Frazier increpó a López en relación a si estafó o no al Estado de Honduras con la venta de los hospitales modulares; sobre los particulares relacionados a su supuesta orden de captura, López no se refirió y se limitó a decir que entregaron los siete hospitales «funcionales».

Mientras grababa el intercambio, Frazier le dijo a López que si bien su empresa entregó los siete hospitales modulares ninguno está en funcionamiento, y que el gobierno de Honduras asegura haber girado una orden de captura en su contra.

«No es posible que el gobierno de Honduras este desprestigiándolo a usted, si no es responsable de nada», le dice a López. Pese a las reiteradas preguntas por parte del hondureño, López no respondió a sus interrogantes y fue obligado a salir de las instalaciones.

Axel López fue acusado por el Ministerio Público junto al exdirector y exgerente financiero de Inversión Estratégica de Honduras (IINVEST-H), Marco Bográn y Alex Moraes, respectivamente, en el caso de la compra sobrevalorada de siete hospitales móviles, por la cual el Estado de Honduras pagó más de USD 47 millones, el equivalente a más de mil 174 millones de lempiras.

Hasta la fecha, solo Marco Antonio Bográn Corrales y Alex Alberto Moraes Girón fueron enviados a prisión tras decretarles auto de formal procesamiento y prisión preventiva. En abril de este año, el exdirector de Inversiones Estratégicas de Honduras (Invest-H) Marco Bográn declaró ante la jueza en materia de corrupción que él fue instruido por altos funcionarios para comprar los hospitales móviles.

El Consejo Nacional Anticorrupción (CNA) ha publicado una serie de irregularidades en la compra e instalación de los hospitales móviles, entre los que se destaca su sobrevaloración, el equipo de mala calidad y las paredes oxidadas que presentan.

Tras la sustitución de Marco Bográn como director de Invest-H y un largo periodo de dimes y diretes, el presidente de la junta interventora de dicha institución, José Ernesto Leva, admitió que los hospitales móviles no eran aptos para afrontar el coronavirus en Honduras.

 339 total views,  6 views today

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here