Por Lourdes Ramírez / En Alta Voz

Con el uso de la innovación tecnológica, lanzan campaña para prevenir la violencia contra las mujeres, con stickers que se pueden enviar de forma inmediata al enfrentar un riesgo, mensajes como; “Estoy en peligro, llámame”, “Estamos contigo, eso basta”, “Yo te creo”, “No te preocupes, estoy en camino”, “El conductor es sospechoso, llámame”, “No le des espacio al miedo”, “Ayuda, llama a una ambulancia”, “Si se meten contigo, respondemos todas”, “No puedo hablar, escríbeme”, son parte de los mensajes que permiten a las personas en riesgo enviar un mensaje de emergencia.

La novedosa iniciativa es responsabilidad de la organización RIMA, es una Plataforma y una Red de Iniciativas de Trabajo en Masculinidades donde se facilita la convergencia de Saberes, Experiencias, y Conocimientos de muchos países, donde personas e instituciones pueden dialogar e interactuar sobre el Tema a manera de retroalimentación.

Igualmente desde las reflexiones a nivel local, regional, de país, y vivencias de quienes participen, como también compartiendo notas periodísticas, enlaces, videos donde se devele características de Masculinidades Hegemónicas, machistas o tradicionales pero también prácticas, comportamientos y actitudes de otras formas de ser hombre más respetuosas con las mujeres, niñas, niños y el medio ambiente, que faciliten pistas metodológicas para trascender el machismo y la desigualdad entre hombres y mujeres, induciendo que si la forma de ser hombre o masculinidad se va aprendiendo a través del proceso de vida también se puede desaprender y orientar hacia formas más respetuosas.

La Red de Iniciativas de Trabajo en Masculinidades RIMA, está conformada por personas de diferentes instancias de Sociedad Civil de los siguientes países: Argentina, Colombia, Ecuador, Chile, México, Nicaragua, Honduras, El Salvador, Republica Dominicana y España.

Se alimenta de datos de fuentes fidedignas de los países, con la intención de dar a conocer e intercambiar información importante a partir de la cual trascender del simple intercambio de información a tejer sentidos colectivos, actos colaborativos, para seguir fundándonos.


“Con la campaña de los sticker se pretende que se constituyan en herramienta rápida que se puedan usar en caso de estar en peligro o emergencia, se puede compartir en cada red para que llegue a muchas mujeres en nuestros países. La campaña se da ante la realidad de la violencia contra las mujeres que actualmente se da con cifras alarmantes”. Según Lorena Mayen, integrante de RIMA.

Más de 60 mil denuncias en Honduras durante la pandemia

En Honduras, el confinamiento de la ciudadanía en sus comunidades y en sus viviendas ha incrementado los casos de violencia contra la mujer y la niñez, dejando al descubierto una vez más la falta de recursos humanos y la debilidad institucional ante las constantes denuncias que han saturado el mecanismo de emergencia 911.

Ante ese aumento, existe una preocupación generalizada de las organizaciones feministas defensoras de los derechos humanos de las mujeres porque el incremento en los casos de violencia contra la mujer es un claro indicador de que la impunidad por las muertes violentas de mujeres y feminicidios incrementará irremediablemente en relación al año anterior.

En 2020, el mapa de la violencia contra la mujer se comienza a observar a partir de marzo dentro del marco de la pandemia por el coronavirus, ante el encierro decretado por el Gobierno de Honduras, que obliga a las mujeres a permanecer en casa en compañía de sus agresores.

Según datos presentados por la línea oficial de emergencias 911, hasta el mes de julio 2020, se presentaron más de 64 mil denuncias por denuncia de violencia doméstica e intrafamiliar, manteniendo un patrón en el registro de casos en el país en un contexto normal. Sin embargo, en la crisis provocada por la COVID-19, los casos podrían incrementarse, considerando que las víctimas están encerradas en casa con su agresor.

SISTEMA NACIONAL DE EMERGENCIAS 911

  • Se presentan denuncias de Delitos de contra la Mujer u Hombre, del 01 de enero al 03 de agosto del 2020.

Las mujeres como grupo población más vulnerable

Para la psicóloga y pedagoga Claribel Posas, las mujeres son el grupo poblacional más vulnerable en estos momentos de crisis en nuestro país, a ellas les ha tocado asumir la mayor parte de las labores de hogar inclusive apoyar en los estudios a los hijos ante el cierre de los centros educativos, y debido a ello han tenido que ceder su celular o el televisor a sus hijos, eso les limita a poder informarse o capacitarse, llegar conocer de forma correcta las medidas de bioseguridad, en general hace falta capacitar más a nuestra población en medidas de bioseguridad, sin embargo  son las mujeres las que tienen menos tiempo y medios para capacitarse.

Para las mujeres la carga de trabajo en este confinamiento se ha visto aumentada, porque la mujer no solo cocina, limpia la casa, apoya la educación en línea de los niños, sale a comprar los alimentos, sino también debe generar ingresos, ya sea saliendo del hogar o a través del teletrabajo, la sobrecarga está afectando la salud mental y física de las mujeres, debido a que no hay separación de horarios entre el trabajo y el hogar, se mantienen conectadas 24/7, muchas mujeres primero ayudan al esposo a que pueda trabajar tranquilamente desde casa encargándose del hogar y  ellas dejan su trabajo para la madrugada, desvelándose, todo esto está produciendo mucho estrés, ansiedad y desesperanza en las mujeres.

Sin duda la crisis, el estrés, la incertidumbre y el confinamiento están afectando la salud mental de las personas y multiplicando los diferentes tipos de violencia, “recordemos que hay una convivencia obligatoria 24/7, donde se conjugan varias emociones y fácilmente se aumenta la tensión y el conflicto, y esto se agrava aún más si hay personas violentas en la familia”. 

Convivencia en el hogar

Para evitar ser víctima de violencia dentro del hogar lo primero es buscar una mejor convivencia familiar; esta se logra equilibrando las responsabilidades del hogar, involucrando a la pareja y a los hijos, también respetando los tiempos para el trabajo y el ocio de cada uno de los miembros de la familia, debemos evitar caer en provocaciones y buscar disminuir la escalada de violencia, otro consejo es mantener la iluminación de su hogar en término medio, temperatura agradable, no subir la música a todo volumen, o hacer demasiado ruido, un buen ambiente ayuda a disminuir comportamientos violentos, por ultimo hacerle saber a su pareja que puede denunciarlo y conoce sus derechos.

Sobreponerse a la violencia

Cuando una mujer ha sufrido cualquier tipo de violencia sin duda su salud mental y física será afectada a largo plazo, su recuperación no será de la noche a la mañana, toda mujer que ha sido víctima de violencia debe recibir ayuda profesional para poder superar todo eso por lo que ha pasado y continuar con su vida, en otras palabras, ser resilientes, sin duda la familia y la comunidad juegan un gran papel en esta recuperación.

Para sobreponerse, las mujeres deben:

  • Primero: debe mejorar su autoestima; cuidarse y respetarse a sí misma, aprender a conocer sus emociones y la manera de expresarlas.
  • Segundo: trabajar en su independencia y autonomía, sin tenerle miedo a cometer errores.
  • Tercero: deberá reforzar sus relaciones interpersonales inclusive hacer nuevas amistades.
  • Cuarto: proponerse metas, seguir modelos de otras mujeres que ha salido adelante.
  • Quinto: mejorar la forma de comunicarse sintiéndose segura, saber escuchar y pedir ayuda.
  • Sexto: aumentar sus emociones positivas incluyendo el humor, volver a sonreír, aumentando su creatividad.

Todo esto le permitirá tomar distancia entre lo que le ha pasado y que todo eso solo sea parte de su historia.

Todos sabemos que es necesario este confinamiento para poder reducir el COVID-19, pero es triste saber que ahí donde deberían estar más seguras las mujeres y las niñas es donde la amenaza es mayor, son muchos los retos que están enfrentando las comunidades y especialmente las mujeres por la violencia

Para la especialista, los principales retos que enfrentan las mujeres son:

  • Las mujeres en esta crisis se ven limitadas para denunciar a sus agresores.
  • Limitadas para recibir asistencia, protección y justicia. 
  • Las instituciones y organizaciones que apoyan a las mujeres se ven restringidas para falta de plataformas digitales para brindar sus servicios, como el acceso gratuito a líneas de apoyo emocional y asesoría jurídica.
  • De igual manera las mujeres están luchando contra la pérdida de sus empleos y por ende su independencia económica, lo mismo que por conservar la salud física y mental de la familia.

Debemos usar estos recursos y lograr prevenir la violencia contra las mujeres y la niñez,

se debe unir toda la ciudadanía y fortalecer sus herramientas con múltiples recursos para evitar más víctimas de la violencia, En Alta Voz nos unimos y celebramos, apoyamos esta iniciativa de RIMA.

 1,733 total views,  8 views today

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here