ORGANISMO ANTICORRUPCIÓN DE HONDURAS IMPLICA AL PRESIDENTE, OPOSICIÓN - Diario En Alta Voz – noticias de Honduras, últimas noticias de Honduras

ORGANISMO ANTICORRUPCIÓN DE HONDURAS IMPLICA AL PRESIDENTE, OPOSICIÓN

ESCRITO POR PARKER ASMAN 

INSIGHT CRIME

Las autoridades de Honduras acusaron a docenas de funcionarios y colaboradores de desviar millones de dólares del dinero público para fines políticos, incluso para financiar la campaña del presidente Juan Orlando Hernández en 2013. Pero es probable que las acusaciones explosivas generen una fuerte reacción de los sospechosos y sus aliados, lo que podría obstaculizar el progreso del caso.

El 13 de junio, como parte de una investigación de corrupción conocida como el “Caso Pandora”, fiscales de una unidad especial de la Fiscalía General de Honduras y la Misión de Apoyo contra la Corrupción e Impunidad respaldada internacionalmente en Honduras (Misión de Apoyo contra la Corrupción y la Impunidad en Honduras – MACCIH) presentó al Tribunal Supremo del país información sobre 38 funcionarios del gobierno y otras personas acusadas de utilizar indebidamente más de 282 millones de lempiras (casi $12 millones) de fondos del gobierno.

Se alega que los acusados robaron fondos públicos destinados a proyectos de desarrollo agrícola, que luego canalizaron a través de varias fundaciones y organizaciones no gubernamentales antes de utilizar el dinero para fines políticos.

Parte de los fondos supuestamente ayudó a financiar un programa en 2013 liderado por el entonces candidato Hernández llamado la “tarjeta Cachureca.” (“Cachureca” es una jerga hondureña que significa políticamente conservador). El programa permitió a los titulares recibir descuentos considerables en las empresas participantes.

Otros fondos fueron desviados para apoyar campañas políticas para el opositor Partido Liberal y otro partido más pequeño conocido como el Frente Amplio.

Los fiscales no dieron a conocer los nombres de los sospechosos, pero los informes de los medios locales sugieren que los implicados pueden incluir a varios congresistas del Partido Nacional de Hernández y un ex candidato presidencial del Partido Liberal, entre otros.

El Partido Nacional respondió a las acusaciones afirmando que el partido cooperaría con la investigación pero que la “responsabilidad es individual”.

En comentarios reportados por La Prensa, el presidente Hernández dijo que, “es esencial que se haga justicia. Nadie está por encima de la ley, pero además del principio del estado de derecho, el principio de inocencia es lo que todos deberíamos buscar “.

Las últimas acusaciones se producen después de que Hernández fuera declarado ganador de una elección en noviembre de 2017 fuertemente cuestionada por la oposición y los observadores internacionales debido a indicios verosímiles de fraude.

Análisis InSight Crime

Las élites en Centroamérica han estado librando recientemente y desde hace algún tiempo una ofensiva total contra los esfuerzos anticorrupción, y no está claro hasta qué punto el caso contra Hernández y otros funcionarios en Honduras podrá avanzar frente a este ataque violento.

Charles Call, el jefe del equipo de investigación especial de la American University sobre la MACCIH y los esfuerzos contra la impunidad en Honduras, dijo a InSight Crime que es “demasiado pronto para decir … cuáles serán las implicaciones de este caso”.

Sin embargo, señaló que la experiencia pasada sugiere que las élites alineadas contra los esfuerzos anticorrupción podrían detener el caso.

“Los tribunales y el Congreso han encontrado formas de sortear este tipo de acusaciones en el pasado, y es posible que vuelvan a hacerlo”, dijo Call.

Christine Wade, experta en América Central y profesora de ciencias políticas en el Washington College, dijo a InSight Crime que es “difícil ser optimista” sobre el futuro de los esfuerzos contra la corrupción en Honduras.

“En los últimos años, las élites en Honduras no han tenido más que desdén por la MACCIH y han tratado de socavar por completo su capacidad de investigación”, dijo Wade.

De hecho, los legisladores recientemente atacaron la constitucionalidad de la MACCIH. Si bien el Tribunal Supremo luego dictaminó que el organismo sería constitucional, la decisión también restringió la colaboración entre el MACCIH y una unidad especial con la que trabaja el organismo para construir casos de corrupción, lo que podría socavar la efectividad del organismo anticorrupción en conjunto.

Los legisladores hondureños también aprobaron una reforma a principios de este año denominada “pacto de impunidad”, que esencialmente despojó a la Oficina del Fiscal General de la capacidad de investigar de manera efectiva el uso indebido de los fondos públicos.

Sin embargo, Eric Olson, director del programa latinoamericano del Centro Woodrow Wilson, le dijo a InSight Crime que es importante reconocer que la MACCIH y la Oficina del Procurador General decidieron continuar con la investigación a pesar de estos obstáculos.

“El escenario es increíblemente adverso para la Oficina del Fiscal General y los esfuerzos contra la corrupción en Honduras, pero de todos modos han dado el paso”, dijo Olson.

Todo esto se produce en el contexto de una creciente preocupación entre las organizaciones de la sociedad civil con respecto a la campaña anticorrupción del país a medida que se acerca la elección de un nuevo fiscal general a fines de este año. La MACCIH tampoco tiene un líder permanente luego de la renuncia de Juan Jiménez Mayor en febrero debido a lo que dijo que era una falta de apoyo institucional.

Además, el presidente Hernández es uno de los aliados más cercanos de los Estados Unidos en América Central. Washington ha seguido apoyándolo en medio de otras acusaciones de corrupción, que le han dado cierta protección política en múltiples escándalos. Tanto Olson como Wade coincidieron en que la última investigación de corrupción probablemente enfrentará varios obstáculos. Según Wade, “las élites hondureñas tienen poco o ningún interés en perseguirse a sí mismas”.

 

423 total views, 3 views today

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *