María Aguilar

“La furia de las mujeres es algo con lo que la sociedad no sabe lidiar, porque vive convencida de que como las mujeres son tan buenas, no deberían sufrir, no porque son seres humanos con derechos como todo mundo,” dijo Alexandra Haas, abogada y directora ejecutiva de Oxfam México, durante el taller ‘por qué los temas de género y diversidad se volvieron noticia,’ que se desarrolló de manera virtual el 10 de abril de 2021.

En esta actividad participaron 60 becarixs de México, Guatemala, Honduras y El Salvador del programa ‘¡Exprésate!’ por la Fundación Internacional de las Mujeres en los Medios (o IWMF por sus siglas en inglés), la cual “facilita la producción del periodismo de alta calidad por parte de y sobre las mujeres y las personas LGBTIQ+ en América Latina,” según su sitio oficial.

Bajo la orientación de Haas, desde un punto de vista legal y de políticas públicas, lxs participantes se capacitaron en los temas de género y diversidad sexual en los medios de comunicación y los desafíos que supone cubrir historias que rechazan los esquemas patriarcales aún establecidos en el sistema.

Analizando la cobertura de noticias relacionadas al movimiento feminista joven y la diversidad sexual, Haas señala que, “la incomprensión de los actores políticos, en los espacios de trabajo… es brutal, y eso no es distinto en los medios de comunicación.”

Desde el uso del ‘deadname’ – el nombre de una persona trans previo a su transición -, hasta la cobertura sensacionalista de protestas feministas, el taller ofreció un espacio de diálogo sobre cómo abordar temas de género y diversidad sexual en el ámbito periodístico deshaciéndose de paradigmas y estereotipos que perjudican el mensaje.

Reportando sobre el movimiento feminista

Aunque en los últimos años el movimiento feminista ha incrementado en simpatizantes, Haas explica que los medios de comunicación reflejan incomodidad de cubrir la ‘agresividad’ por parte de las mujeres.

“Me llama mucho la atención la oleada antifeminista,” dice Haas, “es como, ‘no somos antifeministas, con lo que estamos en contra es que las mujeres pinten bardas, que las mujeres rompan vidrios’…Eso hacen los fans del futbol y nadie les dice nada, pero cuando las mujeres lo hacen es terrible.”

Analizando el enfoque de los medios mexicanos en particular, Haas señala el sesgo de representar el feminismo moderno como un movimiento agresivo, y además, de minimizar un mensaje u expresión pública de la causa feminista.

Sobre temas de orientación sexual e identidad de género

A medida que la visibilidad trans y no binaria incrementa, incrementan los retos que lxs periodistas enfrentan para representar comunidades diversas con precisión y dignidad. Aún en la actualidad, las personas trans y no binarias luchan contra ser consideradxs un ‘escándalo.’ En esta sección del taller, Haas presentó ejemplos de notas informativas que, lejos de servir los intereses de la comunidad trans y no binaria, promueven estereotipos ofensivos en los medios.

“En el mundo tenemos esa obsesión por el binarismo, de definir,” explica Haas. “Y por eso las personas trans ponen en jaque a la comunicación, porque la gente no termina de entender muy bien si son hombres o mujeres biológicamente, como que fuera más importante que la decisión personal de presentarse como hombre o como mujer o como no binario.”

El enfoque persistente de periodistas por resaltar la identidad previa de una persona trans no es cuestión de ‘reportar la historia completa,’ según Haas. Es, más bien, una práctica de parte de los medios que prolonga la idea que las personas trans engañan y, por ende, también promueve que la violencia trans es justificable.

En México, el alto índice de transfeminicidios y violencia contra mujeres trans ha desencadenado titulares que, en vez de condenar el acto de odio, pone énfasis en errar la identidad de la persona. “En este tipo de notas, lo que vemos es la incapacidad de comprender el fenómeno trans y una obsesión con el género, que en muchas ocasiones, es totalmente irrelevante,” señala Haas.

Recomendaciones para cubrir temas de género y diversidad sexual

Tomando en cuenta las nuevas narrativas y desafíos que se presentan a la hora de reportar sobre diversidad sexual y de género, Haas recomendó varias prácticas que lxs periodistas pueden llevar a cabo.

Más allá de resaltar iniciativas de parte de la comunidad LGTBIQ+ como el matrimonio igualitario, los medios de comunicación tienen el deber de reportar sus victorias sin necesidad de añadir la crítica o el desacuerdo. Según Haas, los medios tienden a asumir una postura de “no celebremos porque hay gente en contra” al tratarse de temas sobre diversidad sexual, pero no sobre notas que cubren narrativas anti-derechos.

Posteriormente, Haas apuntó desafíos concernientes al movimiento feminista. “Yo creo que las feministas radicales trans excluyentes son un desafío enorme, sobre todo en comunicación,” contó. Además enfatizó el cambio urgente de narrativa sobre el dolor y la ira en la política feminista. “Es muy conmovedor el dolor y la ira, y la legitimidad de esa furia,” comentó.

Concluyendo con la capacitación, Haas sugiere reexaminar cómo orientamos el reportaje sobre diversidad sexual en todas sus dimensiones. “Hay algo que sería interesante en los medios: cambiar el foco de apuntar a la víctima hacia la sociedad que la vulnera.”

 275 total views,  1 views today

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here