“No sentí nada, apenas cuando la aguja ingresó en el brazo” relata una de las doctoras que recibió éste día la primera dosis de la vacuna. Sin embargo, uno de sus compañeros experimentó pulsaciones y un leve desmayo.
Estas vacunas forman parte de las 48.000 dosis que llegaron al país procedentes de Corea del Sur como parte de la donación del mecanismo Covax para inmunizar a los trabajadores de la Salud.

Este es el primer envío que el mecanismo Covax/Gavi hace al país del fabricante AstraZeneca, lo que permitirá realizar esta campaña de vacunación que comprende del 16 al 22 de marzo, en todas las regiones sanitarias e Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS).

Las 48.000 dosis de vacuna que se están aplicando en esta campaña son parte de las 139.200 que se espera completar en marzo, de las 424.800 dosis asignadas para ser recibidas por Honduras por parte de Covax hasta mayo, donación que aumentará hasta llegar a los 3,8 millones de dosis necesarias para cubrir al 20 % de la población, es decir, 1.981.000 personas. Esta es la continuación del plan de inmunización que inició con las 5.000 dosis de vacuna que donó Israel a finales de febrero pasado.

No hay vacunas para toda la población
La jefa del Programa Ampliado de Inmunizaciones (PAI), Ida Berenice Molina, detalló que la población elegible para ser vacunada contra la COVID-19 en Honduras en 2021 es de 5 millones 700 mil 985 personas, ya que “técnicamente no se puede inmunizar a todos los hondureños, y probablemente para 2022 se puedan vacunar a todos los habitantes en el caso que ya esté aprobada la vacuna para la población infantil y mujeres embarazadas”.

La Secretaría de Salud tiene una programación de cuantos hondureños se vacunarán, elegibles contra la COVID-19, el primer grupo es de 1 millón 981 mil personas que se protegerán.
• COVAX-Gavi 2021 (donación): 1,981,000
• Compras Nacionales: 1,981,000
• Población programada a vacunar por el IHSS: 700,000

Situación actual y denuncias de los médicos
La periodista y docente, Elizabeth Zúniga, denunció que en Choluteca no se ha cumplido con la cadena de frío de la vacuna contra el COVID-19 y que no se tomó en cuenta a médicos independientes en jornada de vacunación de AstraZeneca, solicitó investigación del caso. Asimismo, afirmó que los casos en aumento se deben a dos factores: “La negligencia del Gobierno y la irresponsabilidad de la población”.

El vicepresidente del Colegio Médico de Honduras, Samuel Santos, condenó que: “Cualquier médico y enfermera que se enferme o muera será culpa del Estado porque ya hay vacunas”, ante denuncias de inmunización de “burócratas” y no personal de primera línea.

A través de un comunicado oficial, la doctora Mireya Fuentes, directora general de Desarrollo de Recursos Humanos, confirmó que se estará inmunizando con la vacuna contra el COVID-19 a los empleados de cargos administrativos de la Secretaría de Salud, ante esta situación, el doctor Carlos Umaña, representante médico de la zona norte de Honduras, expresó: “Yo pensé que lo iban a hacer transparentemente y veo que no. Y qué decir de los activistas políticos que fueron vacunados en diversos lugares de la República. Es una mezcla de enojo, impotencia y decepción”. https://twitter.com/drcumana/status/1372288593528504329?s=20

Miedo a la vacuna de AstraZeneca
En Honduras, la Agencia de Regulación Sanitaria, ARSA, consideró que no hay motivos que justifiquen la suspensión de la administración de la vacuna de AstraZeneca contra el COVID-19. Los expertos confían en que el porcentaje de personas que no desean ser vacunadas descienda significativamente según se vayan produciendo las primeras vacunaciones y se ponga de manifiesto la eficacia y la seguridad de los nuevos fármacos.

El médico internista, Said Gonzáles, recomendó que todo el personal de salud debe vacunarse. Afirmó que algunos médicos, después de la aplicación de la vacuna, han presentado algunos síntomas; dolor muscular, dolor de cabeza e irritabilidad, sin embargo, ninguno de ellos ha percibido ningún síntoma grave como la pérdida del conocimiento o dificultad para respirar.

clínicos tras la primera dosis. Cuando se administra una segunda dosis 12 semanas después de la primera, la eficacia aumenta al 82%. Otro estudio arroja una eficacia del 84%. Un ensayo comprobó que la vacuna reduce la duración del contagio y la carga viral, lo que podría frenar la transmisión del virus. Basándose en estos datos, la vacuna ha recibido la aprobación en muchos países.

DW en español, aconsejó que no debemos dejarnos llevar por información falsa de los teóricos de la conspiración en redes sociales. Hay que tener cuidado a la hora de informarnos, y verificar las fuentes de esa información. Además de exigir transparencia a nuestros gobiernos, especialmente en América Latina, para que nos informen, y para que el proceso de vacunación sea democrático.

Desconfianza y poca transparencia
Los gobiernos del triángulo norte han sido cuestionados por diferentes sectores por la falta de transparencia en la adquisición de insumos para la pandemia, en el caso de Honduras aún no se resuelve la compra irregular de hospitales móviles que no cuentan con las condiciones para este tipo de pacientes.

El Consejo Nacional Anticorrupción (CNA) reveló en su octavo informe «Corrupción en Tiempos de COVID-19” que la empresa Inversión Estratégica de Honduras (INVEST-H) habría pagado cerca de 47 millones de dólares por los siete hospitales móviles cuando su valor real ronda los $14 millones, un perjuicio económico al Estado de Honduras por el orden de los 33 millones de dólares, es decir unos 825 millones de lempiras.

El CNA agregó en su informe, la sobrevaloración en el precio de mascarillas, extraños movimientos societarios y rastros de favoritismo a empresas que no se dedican a la venta de insumos de bioseguridad. https://www.cna.hn/2020/08/19/elementor-8565/

 864 total views,  10 views today

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here