HORACIO ULISES BARRIOS SOLANO

12 de enero de 2021

Infinidad de veces ustedes y yo hemos escuchado que una gota puede hacer un agujero en una piedra, pero por qué: ¿será por la fuerza?, no mis dilectos ciber lectores es por la constancia, o dicho de otro modo, el triunfo pertenece a los que no nos rendimos, dicho lo anterior viene a colación lo que les expresaré:

A un coetáneo en la UNAH lo traté muy de cerca y todos lo de esa promoción, que dicho sea de paso, no fue ayer, lo admirábamos por su perseverancia por obtener su Título Universitario, como efectivamente lo logró, sin embargo, su constancia fue exponencial a tal extremo que sacrificaba su vacaciones, días festivos, sábados y domingos para estudiar en incipiente campus de nuestra Alma Mater.

Como introducción es más que suficiente, porque el punto toral para este artículo es la abogada y política de 46 años STACEY ABRAMS artífice de la trifecta de los Demócratas que no tenían desde hace 60 años “el sartén por el mango y el mango también”, pero esto no  fue de milagro, si no que fue una torpe estrategia política  de los Republicanos al no enfilar baterías en el estado de Georgia en la segunda vuelta y como consecuencia para los Republicanos perder dos escaños en El Senado y que ahora serán ocupados por RAPHAEL WARNOCK (hará historia como primer senador negro) y JON OSOF; no obstante,el Doctor ALFREDO JALIFE, catedrático de Posgrado en la UNAM de Geopolítica y Analista de primera línea, es de opinión  “que el gran triunfador fue GEORGE SOROS y consecuentemente la banca ROTHSCHILD”.

[1]Pero el asalto al templo de la democracia más antigua del mundo nos concierne a todos En 1793, ataviado con su mandil e insignias masónicas, el primer presidente de los Estados Unidos de América, George Washington, ponía la primera piedra del Capitolio. 228 años después, el templo de la democracia más antigua del mundo ha sido profanado por una turba violenta y armada para impedir su liturgia democrática, el acto de proclamación del nuevo presidente electo.

Lo ocurrido en Estados Unidos nos concierne a todos. En el siglo XVIII, el Siglo de las Luces en que nació la Masonería moderna, las estructuras medievales de poder vivieron su ocaso. Las monarquías despojaron de gran parte de sus privilegios feudales a la nobleza y el clero para poner los cimientos de los estados modernos. Pero el despotismo absolutista, por muy ilustrado que fuese, por mucho que engrandeciese la riqueza material de sus súbditos, que desarrollase las ciencias y las artes, no era suficiente para responder al espíritu de la Ilustración. El predominio de la razón sobre la superstición exigía una nueva legitimidad nacida de la igualdad entre los seres humanos. Trece ex colonias del Nuevo Mundo, los Estados Unidos entre cuyos padres fundadores había incontables Maestros Masones, encontraron un nuevo modo de elegir a los príncipes que muy pronto se extendería también por la vieja Europa: la democracia.

Lo ocurrido en Estados Unidos nos concierne a todos. Asistir a lo impensable en la democracia más antigua del mundo demuestra la fragilidad actual de nuestras democracias. El auge de los populismos, que apelan siempre a la ira y el miedo, ya las arrasó en los años 30 del pasado siglo. La democracia, concebida por la Ilustración como un debate racional entre distintas opciones, se ve subvertida cuando se apela solo a las emociones. Precisamente, esa es una de las lecciones que la Masonería ofrece a todos sus miembros: reconoce tus emociones, pero no dejes que te gobiernen. Porque el gobierno de las emociones es la mayor cadena para el librepensamiento.

¿El mundo de hoy, las redes sociales en las que todos participamos, están dominadas por el debate racional o por el imperio de las emociones? Durante mucho tiempo, el periodismo jugó un papel vertebrador de nuestras democracias, coadyuvando a la formación racional de la opinión pública. En los años 30, los nazis ya impulsaron la presencia de una radio en cada hogar -un medio mucho más emocional- para anular la libertad a través de la ira y el miedo. Muchos de los asaltantes armados del Capitolio creen ciegamente, sin ninguna prueba racional que lo avale, en la existencia de un Estado en la sombra contra el que Trump libraba una guerra encubierta. ¿Quién ha alimentado su ira y su miedo? Solo el normal funcionamiento de la división de poderes en Estados Unidos ha impedido el triunfo de una sinrazón que ya comenzó, hay que recordarlo, con un grito tan irracional y antidemocrático como “Stop the Count!”.

Un maestro masón, Winston Churchill, dijo que “la democracia es el peor sistema de gobierno, a excepción de todos los demás que se han inventado”. Los masones jamás hablamos de política en nuestras Logias porque la conquista y preservación de la democracia es nuestra única aspiración política común. Por eso, lo ocurrido en Estados Unidos nos concierne a todos. Solo la vuelta al imperio de la razón y el respeto a las instituciones lograrán preservar nuestras frágiles democracias”

Hay una clara lección que aprender de la segunda vuelta, según el comentarista político de CNN, Van Jones: “Trump perdió su elección y pasó dos meses mintiendo y lloriqueando. Stacey Abrams perdió su elección y pasó dos años construyendo un movimiento más fuerte. Ahora, sabemos cuál fue la mejor estrategia”, escribió esta semana.

Empero Abrams es [2]“una mujer polifacética, se graduó de la Facultad de Derecho de Yale, pasó 11 años como representante estatal en Georgia y se convirtió en la líder de la oposición en la Cámara en 2011. También es autora de novelas románticas bajo el seudónimo de Selena Montgomery con títulos atractivos como ‘Hidden Sins’ (Pecados Escondidos) y ‘The Art of Desire’ (El Arte del Deseo). Mujer soltera, se dedica al derecho al voto. “Algunas personas están destinadas a ser así. A ella le funciona”, dijo Helen Butler, otra veterana activista cívica negra de Georgia y directora de The Peoples’ Agenda (la Agenda del Pueblo).

Abrams saltó a la fama nacional cuando fue derrotada[3] por un estrecho margen en las elecciones de 2018 para gobernadora de Georgia, en medio de gritos de juego sucio por parte de los republicanos. Abrams perdió por 50,000 votos ante el republicano Brian Kemp, quien entonces se desempeñaba como secretario de Estado de Georgia a cargo de las elecciones.

En respuesta, Abrams lanzó un esfuerzo de registro de votantes sin precedentes, Fair Fight, (Pelea Justa) respaldado por una donación de 5 millones de dólares del multimillonario exalcalde de la ciudad de Nueva York, Michael Bloomberg.

Si bien eso no fue nada en comparación con las inmensas donaciones recaudadas por los candidatos, “pueden ser algunos de los mejores 5 millones de dólares gastados en esta elección”, dijo Miles Coleman del Centro de Política de la Universidad de Virginia.

El efecto fue dramático. Georgia ha registrado 520,000 nuevos votantes desde 2016, de los cuales 130,000, la mayor proporción, son negros, según un Centro de Investigación Pew de datos oficiales del estado.

Además, el número de votantes latinos y blancos registrados aumentó en aproximadamente 95,000 cada uno, a pesar de que hay muchos menos votantes latinos registrados latinos que blancos (260,000 frente a 3.8 millones). El número de votantes asiáticos registrados también aumentó en 63,000, una cantidad sustancial en relación con la población total del grupo (188,000).

Estos votantes desempeñaron un papel fundamental en la entrega del estado a Biden, quien lo llevó por un margen muy estrecho del 0.24% (11,779 votos) sobre Donald Trump, convirtiéndose en el primer demócrata en ganar el estado en más de dos décadas.

En las pocas semanas entre el 3 de noviembre y el 5 de enero, los grupos de base pudieron registrar a otros 76,000 nuevos votantes, lo que ayudó a aumentar las posibilidades de los demócratas. Warnock, y Jonathan Ossoff el otro demócrata en la segunda vuelta del Senado, terminaron ganando por 80,000 y 45,000 votos, respectivamente.

“Lo que realmente llevó a los demócratas a la meta final fue la participación de los negros”, dijo Coleman. En el condado de Clayton, por ejemplo, que es 67% de raza negra, los demócratas mejoraron un 6%, en comparación con noviembre. Las encuestas mostraron que Ossoff también aumentó su ventaja entre los votantes latinos.

“Esta no es solo una historia sobre el fracaso final de Trump. Es una historia del éxito de Stacey Abrams y de muchos de los líderes inspiradores, de abajo hacia arriba, anónimos con los que ha trabajado durante años”, añadió”.

“Los politólogos de la Universidad de Harvard STEVEN LEVISTKY y DANIEL ZIBLATT en su más reciente columna en el diario The New York Times expusieron “las señales alarmantes que ponen el riesgo la Democracia liberal de Estados Unidos en su libro “Como mueren las Democracias” plantean que el sistema electoral indirecto bajo el que se elige al presidente de los Estados Unidos debe ser reformado.

En ese país, quien gana el voto popular en las elecciones no necesariamente llega a la presidencia, como le pasó a Hillary Clinton en 2016. Trump se erigió victorioso porque consiguió más votos en el Colegio Electoral”.


[1] Gran Logia de España-Comunicación Mon, Jan 11, 2021 12:59 AM

[2]Fuente: https://www.univision.com/noticias/politica/stacey-abrams-la-ninja-electoral-democrata-en-georgia

[3] Fuente Piu Avanti: “no te des por vencido, ni aún vencido”

 235 total views,  1 views today

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here