Por: Redacción CRITERIO.HN

Tegucigalpa. En el marco de las elecciones primarias de Honduras a desarrollarse el próximo domingo 14 de marzo, el ex vocero de la Misión de Apoyo Contra la Corrupción y la Impunidad en Honduras (MACCIH), Juan Jiménez Mayor expresó que «la corrupción no se combate con el silencio». Al contrario es necesaria la participación activa de la ciudadanía.

Para alcanzar este objetivo aseguró que es importante «correr el velo de la corrupción […] y la impunidad que está generando tanto daño al país» a través del desvío de dinero del Estado que debería estar enfocado en salud, educación y generación de oportunidades para la población.

El ex vocero de la MACCIH, Juan Jiménez Mayor participó en la segunda jornada del webinar «La lucha contra la corrupción como impulso para el renacimiento de la democracia», organizado por el Consejo Nacional Anticorrupción (CNA) y en el que también participó el jefe de la Unidad de Investigación de dicha institución y abogado, Odir Fernández.

Durante su intervención, Jiménez Mayor expuso que una parte central en el andamiaje del combate a la corrupción es el compromiso social de la población de permanente preocupación por lo que ocurre en el país y el destino de los fondos públicos. Ejemplifico, este extremo por medio de la presión generada a través de las marchas de las antorchas tras el fraude al Instituto Hondureño de Seguridad Social en 2015.

«La llegada de la Misión a Honduras no fue una dádiva ni del gobierno ni de la OEA [Organización de Estados Americanos], fue una exigencia de la población que miraba una necesidad de combate de corrupción. El Gobierno tuvo que ceder ante la presión ciudadana de generar un cambio en esta materia», explicó el abogado peruano.

Sin embargo, esta presión y participación ciudadana no puede ceder en su acompañamiento en la lucha contra la corrupción e impunidad pues al aligerar las posiciones y generar posturas menos drásticas, se permite que quienes están en desacuerdo desarrollen estrategias para poner fin al trabajo de combate, como ocurrió con la MACCIH. «Los juicios no se pueden ganar solamente en los tribunales», dijo Jiménez.

La complejidad del fenómeno de la corrupción en Honduras

En relación a las aristas que componen el fenómeno de la corrupción en Honduras, Jiménez Mayor apuntó que el mismo es muy complejo. En él confluyen una serie de elementos que forman parte de una intrincada amalgama de cómo se estructura el poder en el país y cómo este se vincula con la corrupción. En este participan el crimen organizado, el narcotráfico, el sector empresarial y partidos políticos que están vinculados de una u otra manera a estos sectores ilegales que requieren ser atajados.

En el caso del narcotráfico, el ex vocero de la MACCIH sostuvo que es «altamente preocupante»; pues este penetró estructuras políticas del país, con personajes de la política que tienen nexos relaciones, negocios, parentescos con sectores criminales y que desafortunadamente no han tenido una respuesta del sistema de justicia hondureño.

«No es posible que existan candidatos ahorita que están en elecciones primarias que estén vinculados a sectores del narcotráfico. Inclusive que hayan sido condenados por lavado de activos en cortes norteamericanas y que están todavía jugando a la política en el país. Finalmente eso lo que nos está diciendo es que el elector, la opinión pública no está tomando en serio su papel en esta materia», recalcó.

En relación al financiamiento de los partidos políticos, «el pecado original original de la corrupción», Jiménez Mayor recordó el comentario realizado por el ex vice ministro de Trabajo, Carlos Montes, durante una audiencia en la que dijo que «en la política no se pregunta de dónde viene el dinero». Esta pasividad provoca que «cualquier criminal pueda también ser un aportante a la política».

El abogado peruano declaró que con este tipo de posicionamiento lo que se hace es hipotecar el futuro del gobierno con el peor tipo de acreedor que puede tenerse, que es el crimen organizado o el narcotráfico. «Esto es lo que estamos viendo el día de hoy creo con el marco político que vive Honduras. Si se confirma todo lo que se está señalando y que se ha planteado ya en casos como el de «Tony» Hernández en las cortes de Nueva York, esto es definitivamente muy malo para la política», compartió.

Nota relacionada: En inicio de juicio de Geovanny Fuentes, JOH advierte «colapso» de alianza contra narcotráfico

En cuanto a la relación entre empresarios y financiamiento político, el ex vocero de la MACCIH manifestó que «en el financiamiento electoral no hay una dádiva generosa por parte de los empresarios para poder ayudar a la política. Todo tiene algún tipo de interés y todo tiene un tipo de precio para poder luego generar una acreencia al Estado» que beneficiará a quienes estén en sectores como salud-farmacéutico y energético, entre otros.

En lo que al sistema de justicia se refiere, el ex vocero de la MACCIH concluyó que las leyes no pueden cambiarse en medio de la investigación para beneficiar a quienes están señalados en casos de corrupción y es en este punto donde repite que el acompañamiento de la ciudadanía es vital para combatir la impunidad.

 437 total views,  4 views today

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here