Directora del proyecto Senderos Juveniles de Centroamérica; Carolina Castrillo

Por Elia CASTELLÓN

La educación y las oportunidades de empleo serán claves en países como Honduras y El Salvador.

Existen organizaciones que se concentran en generar esas oportunidades y es interés especial para En Alta Voz conocer cuáles son esos factores que determinarán los casos de éxito para el presente y futuro de la juventud hondureña y salvadoreña.

La directora del proyecto Senderos Juveniles de Centroamérica Carolina Castrillo nos comparte sobre los planes y programas desarrollados para promover el desarrollo social en la juventud.

•          ¿Cuáles son los retos de la juventud entre estos dos países, hay similitud o diferencias, entre los jóvenes hondureños y salvadoreños?

Desde CRS trabajamos con jóvenes en ambos países y constatamos que tienen desafíos similares, entre ellos, las limitadas oportunidades de culminar sus estudios y la inserción laboral.  Con la pandemia, varios estudios han confirmado que el segmento poblacional más afectado con el desempleo es la juventud.  Esta situación, sumado a la suspensión de clases presenciales en el sistema escolar, les expone a trabajo infantil y trabajo irregular.  Además, en ambos países los hombres y mujeres jóvenes son especialmente afectados por la violencia, el desplazamiento y la migración.  Los indicadores de maternidad adolescente son altos en ambos países, lo cual limita las oportunidades para las jóvenes. 

Las diferencias entre la juventud en ambos países están marcadas por los niveles de pobreza, que en el caso de Honduras presenta indicadores mucho más altos, así como la distribución poblacional en áreas rurales y urbanas.  Un joven hondureño tiene menos posibilidades de lograr el nivel de bachillerato comparado con un joven salvadoreño.      

•          ¿Cómo se fomenta el emprendimiento en país con retos económicos, políticos y sociales?

En ambos países existen entidades y programas gubernamentales y no gubernamentales que fomentan el emprendimiento.  Con la pandemia se han ofrecido facilidades de financiamiento y establecimiento a emprendedores y emprendedoras.  Sin embargo, las necesidades de capacitación, asistencia técnica y financiamiento exceden en mucho la oferta de las instituciones.  Por esta razón, la política y los programas públicos de fomento del emprendimiento deben escalarse, sobre todo porque la mayoría de la población activa laboralmente se ubica en el sector informal.  Ocho de cada diez trabajadores en Honduras y siete de cada 10 trabajadores en El Salvador lo hacen en el sector informal, muchos emprendedores generan empleo, hay que reforzar el apoyo. 

•          ¿Cree que los gobiernos deberían fortalecer los programas orientados a la juventud?

Claro, la juventud representa no sólo el futuro sino el presente de un país. Un programa clave a fortalecer es el de educación flexible y dual para que los y las jóvenes puedan finalizar sus estudios e insertarse laboralmente.  Debido a la pobreza y la necesidad de generar ingresos para sus familias, muchos jóvenes no pueden completar sus estudios de bachillerato, formación técnica o de educación superior.  La ampliación de programas flexibles y sin costo que permitan a los jóvenes estudiar y trabajar es muy importante, sobre todo en Honduras, donde existen limitados programas de este tipo.  Además, reforzar programas de formación técnica orientados a la demanda del mercado laboral.  Por otra parte, las empresas deberían implementar oportunidades de primer empleo para los y las jóvenes.  La cooperación internacional debiera impulsar con prioridad programas orientados a la juventud. 

•          ¿Cuál es su opinión sobre la migración masiva de la juventud centroamericana, en especial hondureña?

La migración masiva es multi causal, factores claves que impulsan a los y las jóvenes a migrar son la necesidad de buscar oportunidades laborales que no encuentran en su país, la violencia y la reunificación familiar.   También obedece a la desesperanza y a la percepción de una débil gobernabilidad que no atiende apropiadamente los derechos humanos de la población.  En Honduras desafortunadamente, seguimos presenciando migraciones masivas que expresan las precarias condiciones que enfrenta la mayoría de la población, es una estrategia de sobrevivencia. 

•          A su criterio y en base a su experiencia, ¿cuáles son las principales causas de la migración y cuántos tipos de migración existen?

La migración es un fenómeno global, es un derecho que tienen las personas a la movilidad de manera digna.  Las causas para el caso de Centroamérica se han planteado en la respuesta anterior.  En cuanto a tipos de migración, pueden ser externas cuando se atraviesan fronteras de los estados e internas cuando el desplazamiento ocurre dentro del país.  También pueden ser voluntarias o forzadas, estacionales o definitivas. 

•          Además de emprender, ¿qué otras acciones orientadas a la juventud pueden ayudar a contrarrestar este fenómeno?

Además de emprender, es clave la generación de oportunidades aquí en los países.  Desde Catholic Relief Services en el proyecto Senderos Juveniles hemos trabajado con jóvenes migrantes retornados y con potenciales migrantes. 

La experiencia nos indica que es fundamental la ampliación de oportunidades de educación y formación técnica para los y las jóvenes que les permita superarse, insertarse en el mercado laboral y condiciones de vida dignas.  La generación de empleo juvenil que permita no sólo la sobrevivencia, sino la superación y fomente perspectiva de vida de largo plazo en nuestros países.  

Además, programas orientados a la prevención de la violencia focalizando en la población joven más vulnerable.  Por último, el combate a la corrupción y el ejercicio de un buen gobierno que genere un ambiente esperanzador y conducente a que los y las jóvenes decidan quedarse en su país.

 151 total views,  3 views today

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here