POR REDACCIÓN MÉDICA

El suicidio sigue siendo una de las principales causas de fallecimientos en todo el mundo, según las últimas estimaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS) que se han publicado en Suicide worldwide in 2019. En España continúa siendo la principal causa de muerte no natural. Por eso, la entidad ha propuesto cuatro estrategias para ‘Vivir la vida’.

La OMS incide en que cada año pierden la vida más personas por suicidio que por VIH, paludismo o cáncer de mama, o incluso por guerras y homicidios. En 2019, se suicidaron más de 700.000 personas, es decir una de cada 100 muertes, lo que he ha llevado a elaborar nuevas orientaciones para ayudar a los países a mejorar la prevención del suicidio y los cuidados conexos.

“No podemos–ni debemos– dejar relegado el suicidio”, ha señalado Tedros Adhanom Ghebreyesus, director general de la Organización Mundial de la Salud. “Cada uno es una tragedia. Prestar atención al suicidio es incluso más importante ahora, después de muchos meses inmersos en la pandemia del Covid-19 y cuando muchos de los factores de riesgo del suicidio –pérdida de empleo, apuros económicos y aislamiento social– siguen estando muy presentes. Las nuevas orientaciones que la OMS publica hoy ofrecen una vía clara para fomentar los esfuerzos de prevención del suicidio”.

Entre los jóvenes de 15 a 29 años, el suicidio es la cuarta causa principal de muerte, por detrás de los traumatismos debidos al tránsito, la tuberculosis y la violencia interpersonal.

 228 total views,  8 views today

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here