Por Elsa de Ramírez

eramirezhn𝞿yahoo.com

El primero de diciembre se celebra a nivel continental el Día Interamericano del Locutor; en tiempos lejanos se conmemoraba por lo más alto de la cultura esta efeméride, fecha que actualmente pasa desapercibida, de manera pues, es bonito traer a la memoria estas historias, para que conozcan cual es la realidad de los diferentes aspectos que componen el mundo, particularmente este que se refiere a la radio.

En nuestro país era fácil escuchar las emisoras del extranjero, porque aquí eran escasas, por lo menos en Tegucigalpa y San Pedro Sula, principales plazas de esta hoy floreciente industria. Escuchábamos sobre todo las de México y Cuba que penetraban como locales en toda la geografía nacional, dada la potencia de que siempre han gozado estas radios.

Los radios transistores vinieron a revolucionar el planeta, radios de batería que la gente del campo podía escuchar, eran en miniatura y contrastaban con los de otros tiempos, los cajones enormes de la Philips, RCA Víctor, General Electric, Telefunquen y otras marcas que fabricaban en Europa y Estados Unidos.

Cuando hablamos de locución nos referimos a aquella persona que no solo goza de una elegante y bonita voz, sino que debe tener modulación, dicción y estilo, elementos fundamentales que con la práctica y el interés se van reforzando, por ende, la locución es una vocación que se lleva en la sangre hasta el último día de la existencia, y quienes han causado baja por alguna razón, añoran constantemente volver a utilizar los micrófonos para expresar su pensamiento.

Existen distinguidas colegas que figuran como abanderadas de esta noble profesión; voces sonoras que con el tiempo han logrado profesionalizarse, distinguirse y respetarse dentro la sociedad en que vivimos, y que andando el tiempo han logrado capitalizar el cariño, admiración y respeto de todo un pueblo, pues se han posesionado de una excelente cultura general, elemento básico para el éxito locutoril, máxime ahora en que en las universidades donde existen aulas para el periodismo, se les capacita con mayor fuerza en esta extraordinaria y fascinante profesión de la comunicación social.

Entre esas damas que desde hace más de siete décadas comenzaron a descollar en estas cabinas y radios de nuestro país, lamentablemente algunas ya fallecidas, podemos mencionar de acuerdo a nuestras investigaciones, en primer lugar a la famosa profesora y abogada Cristina Rubio “Copitos de nieve”; Profesora, escritora y exquisita declamadora Elvia Castañeda de Machado; la gran Lety – Leticia Raudales-, cuya voz trascendió las fronteras patrias hasta figurar en las principales radios de La Habana, Cuba;  Gloria Orellana, Orfa Mejía, Gloria Urquía, Magda Argentina Erazo Galo, Lila Margarita Tercero, Celina Martínez, Gloria Moya Posas,  Lucy Ondina Matamoros, Indira Murillo, Gloria Ludivina Díaz Acosta, Alba Umaña, Mirna María Barahona, Suyapa Núñez, Lourdes Bonilla, Delia Mejía, Victoria Carías, María Elena Lagos, Margarita Arias, Verónica Cáceres de la Rocha, Ana María Villeda, Lourdes Ramírez, Karina Interiano, Emma Calderón, Marlen Perdomo de Zelaya, Gina Ferrari, Ninfa Árias, Lucía Alvarado, Yadira Bendaña, Maira Navarro, Sandra Luz Mole, Vilma Castillo (la popularísima Vilcast), Sandra Pascua, Martha Irene Martínez, Vilma Galeas de la Vega, Francis Bojórquez, Ana Elsy Mendoza, Roxana Guevara y toda una gran constelación estelar de nuevas y delicadas voces femeninas que no solo enriquecen los radio receptores sino los aparatos televisivos en los que lucen además de su diamantina voz, la belleza y el talento de que son dueñas entre ellas Cristina Rodríguez, Eunice López,  Mónica Valladares, Rocío Hernández, Ariela Cáceres, Jaqueline Redondo, Nirvana Velásquez, Raquel Romero, Sully Cálix, Mariel Arteaga, Zulma Tomas, Raquel Lazo, Claudia Almendares, Gabriela Castillo, Jennifer Rivera, Estela Rovelo, Cesia Mejía y quien escribe, al acompañar durante más de diez años, a mi esposo Mario Hernán Ramírez en el Programa Mensajero Informativo que se transmitía por Radio Comayagüela.

Aquí hacemos un paréntesis para mencionar a Amparito, la eterna compañera del extraordinario maestro de guitarra, no vidente, don Donaldo Umanzor que semanalmente nos deleita por una de las radioemisoras del sistema Audio Video.

Destacándose internacionalmente las respetadas compatriotas Neida Sandoval, Satcha Preto, Carmen Boquín, Mayty Interiano, Debbie Bertrand, Ana Jurka y Dunia Elvir, entre otras lumbreras que mucho honran a nuestro gremio y por supuesto a nuestro género.

 406 total views,  1 views today

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here