Infantes de Marina de EE.UU junto a ingenieros del Batallón de Ingeniería de Honduras completan proyectos escolares en Trujillo - Diario En Alta Voz – noticias de Honduras, últimas noticias de Honduras

Infantes de Marina de EE.UU junto a ingenieros del Batallón de Ingeniería de Honduras completan proyectos escolares en Trujillo

Trujillo, Honduras– La  Fuerza de Tarea Aeroterrestre de Propósito Especial de la Infantería de Marina – Comando Sur  (SPMAGTF-SC, por sus siglas en inglés), los Ingenieros hondureños del Batallón de Ingeniería del Ejército de Honduras, la comunidad y las autoridades locales asistieron a una ceremonia de clausura de la cuarta escuela construida en Trujillo, Honduras con la que se finalizan los  proyectos de renovación escolar.

Después de la ceremonia, los residentes de Trujillo con una pequeña y humilde ceremonia  agradecieron a los infantes de la marina, que provienen de unidades de reserva de todo Estados Unidos, y a los ingenieros hondureños del Batallón de Ingenieros del Ejército de Honduras por su arduo trabajo y dedicación a la comunidad. Este proyecto concluye casi cinco meses de obras de renovación en cuatro escuelas renovadas en las comunidades de Chapagua, Barrio Buenos Aires, Marañones Nuevo y Moradel.

“Tuvimos cuatro escuelas diferentes identificadas por el gobierno hondureño”, dijo el Capitán de la Infantería Marina de los Estados Unidos, Jarrod D. Deitrich, ingeniero y oficial a cargo en el sitio. “Sentimos que en lugar de construir una escuela desde cero tendríamos más impacto en la comunidad si reformamos cuatro escuelas separadas”.

La Secretaria de Educación de Honduras identificó cuatro escuelas en la comunidad que más lo necesitaban: Taufick Bendeck, Elvira Tome, Ana Palmore y Once de Febrero. Desde el inicio de los proyectos, los Infantes de la Marina trabajaron mano a mano con ingenieros del ejército Hondureño del 1er Batallón de Ingeniería para crear cercas nuevas, techos, cableado eléctrico y otras mejoras a los edificios escolares.

“Pudimos contar con seis ingenieros del ejército hondureño que trabajaron a nuestro lado durante todo el proyecto”, dijo Deitrich. “No podríamos haberlo hecho sin la ayuda de estos ingenieros y fue una gran experiencia para nuestros ingenieros ver sus capacidades. Viven en el área, crecieron en el área y pudieron ayudar a identificar qué funcionaba mejor para la comunidad”.

A pesar de la barrera del idioma, tanto los ingenieros del Cuerpo de la Marina como los hondureños, pudieron captar los métodos de cada uno y las diferencias en sus procesos.

“Los ingenieros hondureños no utilizan los mismos procedimientos y materiales, pero aprendieron rápidamente, fueron dedicados y no tuvieron problemas para trabajar fuera de lo que eran sus trabajos normales”, dijo el Sargento del Cuerpo de Infantería Marina de los EE. UU. Bradley E. Durbin, suboficial de personal de servicios públicos a cargo del sitio. “Fue una revelación para mis marinos ver cómo operan los ingenieros hondureños, particularmente su ética de trabajo. Los Marines realmente se dieron cuenta de eso y fue bueno trabajar con ellos”.

Además de los proyectos escolares, los Infantes de la Marina también participaron en varios eventos de relaciones comunitarias en la ciudad.

“Trabajamos con organizaciones no gubernamentales como ‘Little Hands, Big Hearts’ que ayuda a apoyar a los estudiantes con necesidades especiales”, dijo el Sargento del Cuerpo de Infantería Marina de los EE. UU. Romano A. Vargas, especialista en asuntos civiles con la SPMAGTF-SC. “Creo que estos eventos ayudaron a los infantes de la marina a ver que podían impactar más en la comunidad que el trabajo que estaban haciendo en las escuelas”.

El impacto duradero que los Infantes de la Marina han tenido en esta comunidad será algo que intentarán recordar el resto de sus carreras.

“Espero que esta sea una experiencia que nunca olvidarán”, dijo Deitrich. “Los Marines están ayudando no solo a los niños que asisten actualmente a las escuelas, sino también a las generaciones de niños que asistirán después. También obtuvieron mucha capacitación práctica en las escuelas que no podrían haber obtenido durante el ejercicio de entrenamiento anual en sus unidades”.

Cuando los proyectos lleguen a su fin, los Infantes de la Marina regresarán a la Base Aérea Soto Cano, Honduras para prepararse para el reasentamiento en Camp Lejeune, Carolina del Norte, en noviembre. Además de los proyectos escolares en Trujillo, la SPMAGTF-SC completó proyectos de ingeniería en Guatemala y Belice y también realizó capacitaciones en seguridad con sus contrapartes en varias naciones centroamericanas y caribeñas. La unidad también participó en asistencia humanitaria y esfuerzos de socorro en el Mar Caribe como parte de la Fuerza de Tarea Conjunta – Islas de Sotavento en respuesta a los huracanes Irma y María.

788 total views, 3 views today

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *