Omar Menjivar para En Alta Voz

En Alta Voz nos preocupamos por el futuro de Honduras, en este espacio, mostraremos los perfiles de quienes por primera vez aspiran a un cargo de elección popular ¿Quiénes son? ¿A quién representan? En Marzo 2021, en las elecciones primarias, valora tu voto, te invitamos a investigar las precandidaturas y a votar por los mejores y no por los colores.

En esta ocasión el abogado, Omar Menjivar, conversó con el equipo de En Alta Voz para dar a conocer su postura en la política hondureña como precandidato del Partido LIBRE para alcalde de la ciudad industrial, San Pedro Sula.

Omar Menjivar

Omar Menjivar es abogado, graduado de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras, tiene un postgrado en Derecho Penal y Procesal Penal, también de la Universidad Nacional Autónoma. Su experiencia profesional ha sido en el Derecho Penal aplicado a los derechos humanos y del ambiente, defiende a las personas acusadas por la defender los recursos naturales. Fue fiscal del Ministerio Público desde el año 2000 hasta el 2007, del cual fue despedido en el 2004, por estar en movimientos de protesta internos del Ministerio Público y en 2006 fue reintegrado por una demanda, hasta el 2007 que presentó su renuncia y a partir de allí se ha dedicado al ejercicio profesional en áreas de derechos humanos, derecho constitucional y defensa del ambiente. Tiene 49 años de edad y es padre de dos hijos.

¿Por qué un abogado quiere ser alcalde de San Pedro Sula?

Porque es un derecho ciudadano, no solo de elegir sino también de ser electo, he sido observador de la política desde la secundaria, en la universidad fui dirigente estudiantil y fui dirigente de la asociación de fiscales.

  • ¿Cómo nació esa iniciativa?

No fue pensado por mí. Se construyeron tres corrientes dentro del partido, definieron un protocolo de cuales iban a ser las reglas y los principios bajo las cuales iba a funcionar esa especie de alianzas de corrientes internas del partido con organizaciones sociales. Primero se organizó el movimiento y después pensaron en buscar candidato y definieron un perfil de cómo debería de ser el candidato o candidata y se estableció de allí, una lista de cuatro personas dentro de las que me incluyeron sin darme cuenta, me postularon, votaron por mí para ser el precandidato a alcalde y honestamente, ya tenía la inquietud de involucrarme en política electoral, convencido de que, es la única forma de generar los cambios que necesita este país. Nos toca estar en la labor de protesta, siempre estar protestando pero realmente con la protesta lo que estamos haciendo es reaccionando a la decisión del poder que al final termina imponiéndose y cualquier movimiento de protesta en el país, sobre todo en las últimas últimas décadas, es aplastado con represión brutal, con persecución penal, son encarcelada las personas y al extremo se llega también de asesinar, muchas personas terminan asesinadas y pareciera que solo la protesta desde la calle no llega a significar una alternativa de cambio, que desde luego sigo creyendo que es importante la organización del movimiento social, la acción del movimiento social y la protesta como acción ciudadana incluso de contra poder para generar equilibrio en la democracia o para que funcione la democracia, pero los cambios que aspiramos los que hemos estado siempre protestando solo se puede lograr definitivamente desde el poder y la vía para llegar al poder es el camino electoral, no hay otra.

  • ¿Cuáles son esos principios?

Las decisiones deben ser tomadas de manera democrática, hay un equipo coordinador y todos se rigen a ese equipo. Hacer que coincidan las tres corrientes en la forma de hacer política, la línea, forma y estilo de campaña, está a cargo de una comisión integrada por las tres fuerzas donde se define la línea política y los lineamientos en general de la campaña. Las decisiones se toman democráticamente y es un equipo.

Durante la campaña:

  • ¿Cuál ha sido la estrategia que ha implementado y obtenido mejores resultados?

La estrategia tiene que ver con la organización, porque por ejemplo; los compañeros cuando hablan por qué decidieron que yo fuera candidato, dicen: “Es que vos tenés buena imagen, vos has participado, vos tenés una proyección nacional”, porque he estado involucrado en casos que han tenido mucha connotación mediática y con frecuencia soy consultado por los medios de prensa sobre temas nacionales, he sido denunciante de la corrupción desde que era fiscal y como fiscal, he sido defensor de campesinos que luchan por la tierra, he sido defensor de mujeres agredidas y como abogado he definido límites éticos dentro de los cuales ejerzo mi profesión, por ejemplo: Yo no defiendo a nadie ligado al crimen organizado, no defiendo a nadie que esté involucrado en casos de corrupción y no defiendo casos de hombres acusados por  violación, en casos de femicidio yo represento a la familia de la víctima. No solo es la imagen lo que hace que un candidato tenga éxito, se necesita organización, convicciones, hablar y conocer la problemática de la gente.

  • ¿Por qué deberían los sampedranos confiarle el voto?

Porque hay una trayectoria que creo debe ser juzgada, tengo la dicha y con seguridad digo que dejé una huella más que aceptable, no habrá nadie que diga que yo tuve un comportamiento indeseable como servidor público en el Ministerio Público, luego fui jefe del departamento legal de Hondutel para la zona noroccidental e igual yo creo que dejé una huella de respeto, trabajo y rectitud sobretodo. Y segundo, porque la propuesta que tenemos es hacer un gobierno humano.  

  • ¿Cuál es el valor agregado para un abogado que trabajó en el Ministerio Público llegar a la Alcaldía de San Pedro Sula?

La visión humana, conocer las necesidades de las personas, tener conciencia de lo que significan para ellos y eso es lo que nos tiene sobre otros candidatos en esta contienda. 

Según su estimación:

  • ¿Qué porcentaje de aprobación tiene usted en los votantes sampedranos?

Esto nunca deja de ser subjetivo, porque cuando uno va a una actividad hay una organización previa, los que van son simpatizantes y si se mide a partir de allí pueda que sea equivocado. No hemos hecho una medición. Hoy había una encuesta en un grupo de  Facebook, en el que aparezco con otros candidatos y yo era el más votado y lo que percibo es que hay aceptación de la candidatura interna del partido, siento que soy el que tiene mayor nivel de aceptación en comparación a otros candidatos. 

  • ¿Cuáles son los problemas que enfrenta San Pedro Sula?

Los gobiernos municipales le ponen más atención a los carros que a las personas, cuando se piensa en construir obras que la gente califica como buena o como mala una administración municipal, los baches son un medidor y se deben de atender, pero cuando una obra física se construye la prioridad, el criterio fundamental, debería ser cuánto esa obra va a mejorar la calidad de vida para las personas.

Yo cuestiono el proyecto Siglo 21, cobra un plus exagerado sobre matrícula y ese plus va para financiar obras de Siglo 21, sin embargo; en Chamelecón, en La Satélite, en La Rivera Hernández, las calles son un desastre, parece que la Alcaldía no existe allí.

La segunda calle se amplió, para que pasaran más vehículos y se reduce la acera donde transita el peatón, reduciendo el área de seguridad donde se desplaza. Se debe atender el problema del tráfico pero de una manera integral, humanizar el gobierno y que no se centre solo en la zona que tiene más o menos cierto desarrollo, sino atender a las zonas que no tienen desarrollo.

Es una paradoja que tengamos un proyecto siglo 21 y que muchas comunidades viven el siglo 18 o 19 porque no tienen alcantarillado público, no tienen un sistema de aguas negras y que estas vayan a caer a los ríos, no hay una plata de tratamiento para esto, aquí se piensa más en la apariencia, en el maquillaje que debe tener la ciudad que en resolver y atender las necesidades de la gente, parece que no existen y hay comunidades que están estigmatizadas incluso, que Chamelecón y la Rivera Hernández son zonas peligrosas y que allí no se entra y ya están como decretadas que así es y así será.

Si los niños tuvieran una escuela, un centro de salud, centros de recreación, de cultura y fuentes de empleo cerca, la gente no se movilizaría tanto, se solucionaría el problema del tráfico y con un buen transporte público ayudarían a contrarrestar los problemas de seguridad.

El problema de las inundaciones, que se pueden mitigar con tragantes e incluso hay estudios en la Alcaldía de cuantos se necesitan y en dónde, cuestan de 147 hasta 160 millones de lempiras, casi lo mismo que cuesta un puente. Aquí se deben definir prioridades, se puede soportar más una “inundación de vehículos” que de agua.

  • ¿Cómo está diseñado su plan de gobierno municipal?

Está dividido en áreas: Infraestructura y desarrollo humano: donde cualquier obra física que se desarrolle, debe ser pensada en como esa obra va a contribuir a propiciar mejores condiciones de vida para la gente. Finanzas, Salud y Educación, son áreas que dependen del gobierno central y se da por sentado que la Alcaldía no tiene que ver, sin embargo, es obligación del gobierno municipal asegurarse de que los ciudadanos del término municipal que gobierna tengan satisfechas esas necesidades con calidad. La Alcaldía se debe ocupar de la infraestructura de los centros educativos, según la Ley Fundamental de Educación.  Hay muchas cosas que se pueden hacer y no solo eso, la falta de proyectos de electricidad para aldeas e internet comunitario para la educación virtual de los niños y jóvenes, porque hay internet en el Parque Central y con eso no se está pensando en resolver un problema a la gente, sino para dar publicidad de “Smart City”, no hay interés por la gente. 

  • ¿Cuál es su opinión sobre la gestión de la Corporación Municipal actual?

Dicen que el alcalde es un hombre muy trabajador, que es normal encontrarlo en la oficina desde las seis o seis treinta de la mañana y que sale tarde de allí, pero yo me pregunto: ¿En qué emplea su tiempo? ¿En qué prioriza ese esfuerzo que implica trabajar más de doce horas en esa Alcaldía? Se mediría al alcalde por los resultados y esos resultados tienen que estar reflejados en el impacto que tenga en la mayor cantidad de población que está concentrada en los lugares antes mencionados, pero, ¿Cómo es posible que allí no se vea el trabajo de la Alcaldía? Yo lo tendría que medir por eso. ¿A cuántos de los pobladores de San Pedro Sula, la Alcaldía les ha aportado condiciones para que mejoren su calidad de vida? Y yo le voy a decir, que no lo ha hecho, que ha concentrado su ejercicio de gobierno en la zona noroeste de San Pedro Sula, también tienen derechos y viven personas que necesitan igualmente que la Alcaldía atienda la problemática que pudieran tener, pero esa gente tienen menos problemas en comparación a las que viven debajo de “la línea”. La gestión se debe medir según el impacto que tenga en la mayoría y en esta Alcaldía como muchas que ha habido, no han tenido un impacto significativo en esas comunidades. Yo sinceramente, aplazaría al alcalde, a partir de este criterio, lo aplazo y no merece gobernar esta ciudad.

  • ¿Cuál será su aporte en temas ambientales? ¿Qué acciones tomará para la protección de la cordillera El Merendón?

El Merendón es una reserva natural por decreto del Estado de Honduras a través del Congreso Nacional y es una zona protegida, allí se encuentra el Parque Nacional Cusuco, hace poco fui y está en completo abandono. Con el paso de los huracanes, se derribaron varios árboles gigantes, cayeron sobre los caminos y allí no fue nadie a despejar, sino que la comunidad despejó el camino. Hay árboles que siguen caídos sobre las oficinas y sanitarios del Parque Nacional Cusuco.  No hay nadie que cuide, se encuentra como dos militares de casualidad, que non suficientes para cuidar y probablemente ni tienen el entrenamiento adecuado para cumplir una tarea de ese tipo.

La importancia del Merendón es que es una zona productora de agua y de oxígeno, sin embargo de 40 mil hectáreas, solo 21 mil tienen cobertura forestal, 19 mil han sido totalmente desforestadas. Tenemos el plan de reforestar el Merendón, la meta es al menos reforestar 5 mil hectáreas durante el periodo y cuidar las que ya existe, proveyendo así un impacto en la salud y en las fuentes de agua. La idea es involucrar a las comunidades que habitan en el Merendón en el cuidado del bosque, el pueblo es quien tiene el poder, es un simple discurso sino se le da participación.

  • ¿Cuál es el mayor reto que esto conlleva?

Cuidarlo, porque está abandonado. La Alcaldía debe pelear porque el Merendón vuelva a ser de dominio municipal. Por ley, los parques nacionales están bajo la administración del ICF, que es un órgano central en Tegucigalpa con oficinas regionales “súper débiles” sin capacidad de cumplir con todos los requerimientos que demanda el cuidado efectivo de las zonas protegidas y La Alcaldía sino recupera el dominio del Merendón, debería al menos establecer un convenio o un de acuerdo con el ICF, para dar el cuidado al Merendón.

Internacionalmente, a Honduras se le reconoce como uno de los países más difíciles para ser ambientalista.

  • ¿Cómo protegería los proyectos que piensa realizar en protección del medio ambiente?

Teniendo voluntad, eso es lo determinante, tener voluntad porque así será capaz de definir una estrategia correcta y por el compromiso que tiene, llevar adelante los planes. El Merendón, presenta conflictos en sus zonas bajas y la Alcaldía en vez de proteger se ha dedicado a autorizar proyectos residenciales que amenazan la conservación del Merendón. Había una restricción que no se podía construir hasta la cuota 200, límite para la construcción de proyectos pero el actual regidor, Marlon Lara, presentó un proyecto de ley en el Congreso Nacional para ampliar a la cuota 400, así fue como se aprobó para la construcción de proyectos de gran envergadura que no son para la gente pobre que necesita que la Alcaldía le facilite condiciones para tener acceso a una vivienda, sino para construir zonas residenciales de lujo. Más adelante probablemente venga otro que se le ocurra que en vez de la cuota 400 va a ser la cuota 600 y así van a ir ampliando. El poder no debe ser usado para eso, el poder debe ser usado para proteger los derechos de las personas, para garantizar condiciones de vida digna no para hacer negocios. El poder del Estado no existe para favorecer a los poderosos, esos ya tienen resuelto todo, sin embargo, se deben tratar con respeto a la dignidad de seres humanos que somos, pero no hacer gobierno para el poderoso, que es lo que ocurre actualmente.

  • ¿Qué pasará con esos proyectos que usted menciona?

Hay cosas que ya son como hechos consumados, probablemente ya sea irreversible lo que ya está construido, pero evidentemente será sometido a una revisión y parar lo que se pueda. Aquí lo que existen son límites legales; el poder de La Alcaldía, el poder del Estado, está delimitado por lo que dice el marco legal y en muchas ocasiones el marco legal lo que hace es facilitar el abuso, pero hasta donde la ley permita, esos proyectos tendrán que ser revisados, por el daño que le están haciendo al Merendón y al ambiente.

Históricamente, los habitantes de los bordos y los vendedores ambulantes han presentado situaciones de riesgo para la ciudad y para las mismas personas de ambos sectores.

  • ¿Cómo espera resolver la situación de los pobladores que son constantemente desalojados sin brindarles un lugar donde establecerse?

Lo primero, no debería nadie ser perseguido por trabajar, no debería merecer la persecución de la Alcaldía ni de la Fiscalía. Estoy seguro que la gente trabaja en eso (vendedores ambulantes) porque esa es la oportunidad que tienen, porque esta sociedad es tan inequitativa, tan excluyente, con un modelo económico que empobrece más a los que ya son pobres y concentra la riqueza en grupos cada vez más pequeños, es un problema estructural que no se resuelve con aliviar el impacto visual que causa ese tema, que parece que eso es lo que ofende, el impacto visual que la gente anda trabajando en la calle. Ese es el punto de donde se debe partir que la gente está trabajando, no está delinquiendo y luego hay que conversar con la gente y buscar una solución porque aquí lo que se hace normalmente es desalojar, despejar pero no le ofrecen una opción o una alternativa. La Alcaldía tiene la obligación de buscar una alternativa donde reubicar esta gente, pero desde luego la reubicación debe de ser un lugar donde la gente pueda vender.

Se les debe generar conciencia, porque se deben reubicar en condiciones mejores de las que estaban. Con violencia no se resuelve un problema social, sino que lo vuelve más grande, probablemente le resuelva a la gente que le incomoda ver a las personas ubicadas allí, el gobierno debe ver que es un problema social que amerita una solución social. Se deben implementar políticas sociales, generación de empleo, reducción de pobreza y acceso a servicios básicos, pero no se piensa así porque normalmente el gobierno es movido por intereses que no tienen nada que ver con la conveniencia de la mayoría, a veces son grupos de poder que controlan al alcalde o que controlan la Alcaldía o que tienen influencia ancestrales, desde hace mucho tiempo y probablemente a esos grupos habrá que enfrentarse en el gobierno municipal pero desde luego que estamos dispuestos a hacerlo. 

Los peajes permitían recaudar fondos frescos a la administración de Calidonio, también logró que se le aprobaran sobre endeudamientos y refinanciamientos de préstamos,

  • ¿Usted contaría con el aval del Congreso o del Gobierno Central?

Eso no lo puedo predecir. Alcaldías como la de San Pedro Sula y Tegucigalpa siempre requieren un auxilio del Congreso Nacional, sobre todo por el nivel de endeudamiento, que se maneja como secreto, pero gente que tiene porqué saberlo, que manejan esos temas, aseguran que la deuda de la Alcaldía supera por mucho el presupuesto anual, es básicamente una deuda impagable. Tiene esa Alcaldía una planilla de empleados “súper inflada” los que saben del funcionamiento de la Alcaldía, aseguran que trabajaría perfectamente con dos mil empleados, de manera eficiente y bien organizada es capaz de cumplir con sus obligaciones, sin embargo, tienen nueve mil empleados y eses es un problema porque probablemente de esos siete mil empleados en exceso, sean contratados como activistas por el señor alcalde, representa una carga para el presupuesto básicamente insostenible y que solo puede sufragarse con deuda.

  • ¿Qué reflexión tiene sobre esos temas?

Lo primero que vamos a hacer al llegar a la Alcaldía en ese tema es ordenar una auditoría financiera y de personal para trabajar con rectitud, con honestidad y con transparencia, a partir de allí, habiendo determinado la capacidad real que tiene la Alcaldía, empezar a definir y priorizar proyectos para la ciudadanía. Llegar a esa Alcaldía es llegar casi a ciegas, porque mantiene en reserva mucha información. Se puede ingresar al sitio web en búsqueda del plan de desarrollo municipal que recién se aprobó, pero no se encuentra el documento completo, solo una síntesis de tres o cuatro líneas por aspecto que es como para promocionar y decir: “Tenemos un plan de desarrollo municipal”, dicen que la Alcaldía pagó ochenta millones porque le hicieran ese plan de desarrollo, así como es secreta la información de ese plan, es secreta la deuda de la Alcaldía y esa debería ser información pública de dominio para toda la ciudadanía sampedrana.

  • ¿Cómo elegirá a sus colaboradores en la Alcaldía para que lo expuesto anteriormente no se vuelva a repetir?

Se tiene que definir perfiles, elegir y nombrar por idoneidad. Debe haber un equilibrio porque hay realidades que son inevitables, cuando un partido llega al poder sus simpatizantes o la gente que trabajó en la campaña, exigen empleo y ellos piensan que lo tendrán allí en la Alcaldía. Creo que la gente se merece una oportunidad de trabajo porque quien llega allí, no es por bonito o por simpático, llega por el trabajo que hace mucha gente organizándose en los barrios, movilizando y defendiendo el voto, es un trabajo gigantesco y en su gran mayoría lo hacen desinteresadamente pero hay muchos que aspiran con esa oportunidad de trabajo en la Alcaldía. Se debe de ponderar entre la gente que digamos “se ganó” el derecho a trabajar y la calificación profesional que requiere para el desempeño de un cargo. Muchos de los nombramientos de la Municipalidad, tendrán que hacerse a través de un concurso público para que se puedan escoger a las personas con el mejor perfil profesional y técnico.

  • ¿De dónde provienen los fondos utilizados en esta campaña política?

De aportaciones, la gente cree que solo la gente rica puede postularse y que para los pobres está vedado el derecho para que aspiren a un cargo, entonces lo de las finanzas es complicado, es un pendiente a resolver de todos los días. Sobrevivimos, básicamente a base de aportantes, que periódicamente depositan a la cuenta de la campaña. Hay una persona que se encarga de llevar la contabilidad y registro de quién aporta, cuánto aporta y en qué se va gastando.  Hasta en las elecciones generales se percibe un aporte por parte del Partido producto de un adelanto del Consejo Nacional Electoral, que hace a los partidos políticos.   

Por Elia Castellón

 

 1,034 total views,  1 views today

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here