ENTREVISTA A TONY GARCÍA PARA EN ALTA VOZ

En Alta Voz nos preocupamos por el futuro de Honduras, en este espacio, mostraremos los perfiles de quienes por primera vez aspiran a un cargo de elección popular ¿Quiénes son? ¿A quién representan? En Marzo 2021, en las elecciones primarias, valora tu voto, te invitamos a investigar las precandidaturas y a votar por los mejores y no por los colores.

En esta ocasión, el abogado Antonio García, conversó con el equipo de En Alta Voz para dar a conocer su postura en la política hondureña como precandidato a diputado del Partido LIBRE por el departamento de Francisco Morazán.

Perfil profesional

Antonio García, abogado hondureño, vicepresidente del Colegio de Abogados de Honduras, CAH. Cuenta con estudios de postgrado realizados en Ginebra y en España. Le respaldan 25 años de experiencia internacional, en más de 15 países trabajando para la Organización de las Naciones Unidas, ONU, desempeñándose en los más altos cargos del derecho social y humanitario, fue asesor político, actualmente es el presentador del programa “Conversando con Tony García”.

  • ¿Quién es Antonio García?

Soy un hondureño que nació de la clase media, que creció en la colonia Loarque de Tegucigalpa, estudié en el colegio Guillén Zelaya, me gradué de abogado a los 25 años y estoy jubilado de las Naciones Unidas. 

  • ¿Cómo nace su deseo por involucrarse en política?

En mi experiencia internacional vi países exitosos y fracasados, todo lo comparaba con Honduras, incluyendo las campañas políticas. Cuando estaba en la cúspide de mi carrera en Israel, decidí regresarme a Honduras para hacer algo por el país. No conocía a ningún político y el partido de Salvador Nasralla me atrajo por ser anticorrupción, me presenté con él y comencé a trabajar arduamente como asesor. Soy pro alianza, en Honduras debemos unirnos para cambiar el rumbo de este país. Mis aspiraciones son descentrar la política hondureña, hay muchas leyes que no existen en ningún otro Código Penal, la Ley de Colaboración eficaz; Ley que existe en todo el mundo, que permite que los “peces pequeños” delaten a los grandes. Necesitamos un gobierno transparente y limpio. El actual sistema del gobierno controla los poderes el Estado, la prensa, hay dinero de narcotráfico. Si se van, saben que tienen problemas con la justicia norteamericana y la justicia hondureña, este nerviosismo es malo para la democracia en Honduras. Lo único que tenemos son las elecciones, estoy comprometido a apoyar el sistema electoral y apoyar una alianza de oposición. 

  • ¿Por qué decidió ser candidato a diputado del Congreso Nacional?

Porque este país necesita una generación de políticos que se expresen bien y que tengan intenciones claras. Ser diputado es ser legislador, soy abogado y entiendo el papel de un legislador, hay leyes que hay que cambiar y leyes que hacen falta.

  • ¿Qué opinión tiene sobre la gestión actual de los 128 diputados del Congreso Nacional?

Con pocas excepciones; ha sido un desastre de Congreso Nacional, las leyes que se han hecho en estos cuatro años son lamentables, por ejemplo la ley ZEDES que consiste en hacer partes extraterritoriales de Honduras con su propio sistema jurídico, es algo que ningún diputado hondureño debería de aprobar. Programas de presupuestos anuales, que llegan el mismo día al Ejecutivo y los aprueban, el dinero se gasta en seguridad y muy poco en medicinas o en calidad de educación y estos diputados a veces ni votan, cuando hay decisiones se abstienen de votar. Para mí el “pecado” más grande de los diputados en estos últimos cuatro años fue votar para sacar a la MACCIH; una oficina internacional que estaba luchando contra la corrupción, y los diputados tienen el valor de levantar la mano y decir: “No renovemos la MACCIH”. Eso, en un país normal, un diputado en contra de la lucha de la corrupción queda muerto políticamente y ahora van de candidatos, hay candidatos que firman jueves y viernes en el Juzgado porque están siendo procesados  y hacen leyes de martes a jueves, entonces, es un Congreso lleno de corruptos, acomodados, que levantan la mano “como las loras” a lo que les dice el Ejecutivo. Hay que renovar toda esa clase que está allí, muchos tienen juicios pendientes con la justicia. Para mí, este Congreso está aplazado y de ejemplo; no hicieron una ley electoral en los últimos tres años.     

  • ¿Cuál debería de ser el perfil de un diputado?

Tener un expediente judicial limpio, tener una vida proba, con valores morales, ética y con un grado universitario para que comprendan la problemática nacional.

  • ¿Considera que usted lo cumple?

Sí, así es, yo diría que lo excedo. Tuve una carrera exitosa con Naciones Unidas, trabajando por causas nobles, con los derechos de los refugiados. Soy alguien que está estable económicamente, tengo la motivación y los ideales, lo demás depende del electorado y de los comicios.  

Como abogado experto:

  • ¿Cree que su experiencia le sea de ayuda para defender las necesidades del pueblo desde el Congreso Nacional?

Desde el Congreso Nacional o desde otras trincheras, la experiencia internacional que tengo es para ponerla en servicio de los demás. Tengo estándares altos de política, me considero una persona anticorrupción bajo estándares de ética que comenzaron en mi casa y en la ONU.

  • ¿Cuáles fueron los mayores aciertos y desafíos durante su desempeño en Naciones Unidas?

Los mayores retos fueron las crisis humanitarias, la guerra de los Balcanes, los francotiradores disparando para culpar al enemigo, el estado climático, el polvo. Esto me ha permitido conocer la pobreza, el sufrimiento y lo bueno que Honduras puede ser. En los últimos tres años he tenido tres logros muy interesantes: ayudar a forjar la alianza de oposición contra la dictadura, una alianza en los frentes del Colegio de Abogados y se logró sacar a los corruptos que están procesados por robarse 500 millones y el tercero fue ser voluntario para la aplicación de la vacuna contra el COVID-19, siendo el primer hondureño en recibir la vacuna.

  • En su experiencia internacional relacionada con temas de crisis humanitarias ¿Qué opinión tiene de cómo ha sido manejada de parte del Gobierno la emergencia que vivió el país con  los huracanes Eta e Iota?

El Gobierno los toma como excusa; “Dos huracanes vinieron acá y destruyeron todo, no es culpa mía” “Una pandemia vino, paró el trabajo y produjo una caída en el producto interno bruto, no es culpa mía”, al mismo tiempo, el año pasado aprobaron 100 mil millones para luchar contra la pandemia, generando una deuda. La pandemia fue manejada de una manera terrible. Las casas farmacéuticas abrieron negociaciones y muchos países hicieron pre compra, sin embargo, no lo hicieron y ahora están “corriendo” buscando a los chinos y a los rusos, porque es una vergüenza que todos los países vecinos ya la tienen, menos Honduras. Perdieron la oportunidad de oro de hacer una “súper gestión” para posicionarse como un partido serio y competitivo para las próximas elecciones, hubiesen demostrado eficacia y profesionalismo, después de 11 años de gestión “desastrosa” tuvieron la oportunidad para demostrar que pueden hacer las cosas bien e hicieron todo lo contrario.

  • ¿Qué está fallando en el poder judicial?

Está fallando la falta de independencia, el presidente de la corte es amigo del señor Hernández, a través de él, los fallos de justicia quedan engavetados, muchos fallos en donde salen libres altos funcionarios acusados de corrupción, es un “desfile” de personas que están siendo liberadas con el nuevo Código Penal, la Corte nunca dijo: “Este Código Penal tiene cosas claves a cambiar”, se quedaron callados, no hay independencia en el Poder Judicial, es como una “sucursal” del Poder Ejecutivo. Hay jueces que tienen fallos políticos no jurídicos, es como que la justicia está hecha para ellos.

  • ¿Por qué la ciudadanía debería votar por Tony García?

Deberían votar por mí, porque yo siento que represento el sentir de muchos hondureños, cuando ando por la calle me dicen: “Cuando usted habla en la televisión, lo que usted está diciendo es lo que yo pienso, es lo que yo siento”. Considero que yo escucho y reflejo el pensamiento de la mayoría de hondureños; estamos hartos de un país fracasado, sin instituciones y con un fiscal general selectivo en su trabajo. Tengo propuestas y tengo un currículo impecable, quiero subir la barra de estándares de un diputado en Honduras, quiero aportar a la sociedad con buenas leyes, ayudar a eliminar leyes nefastas y que el imperio de la ley vuelva a reinar en Honduras, si es que alguna vez reinó y sobretodo, que existan instituciones que hagan su trabajo y que no reciban órdenes del Poder Ejecutivo, como es el caso actual.

  • ¿Considera que pertenecer a determinado partido político influye en la percepción del pueblo acerca de un candidato presidencial, alcalde o diputado?

Definitivamente que sí. Si hubiese por lo menos un candidato decente del Partido Nacional, en la planilla del Partido Nacional, ya se le considera corrupto porque la imagen del Partido Nacional es corrupción, aunque también hay nacionalistas buenos, Libre es un partido progresista que piensa en los pobres. Un partido se conecta indirectamente con un candidato y los logros o desaciertos, el candidato carga con ellos porque se está asociado.

  • ¿Cuál ha sido su estrategia de campaña?

Ha sido a través de redes sociales, trato de expresar quién soy, qué busco, qué represento, qué deseo, qué anhelo y qué opino de los temas nacionales, para que las personas sepan mi pensar, mi sentir y se identifiquen conmigo o digan que no les gusto como pienso, me estoy promoviendo diciendo lo que pienso de todos, para que conozcan mis valores y mi línea de pensamiento, dándome a conocer no con una casilla y un número sino cuáles son mis sueños, mis anhelos y qué pienso de la problemática de Honduras, sin estar “acomodado” como muchos candidatos.  

  • ¿De dónde provienen los fondos que ha invertido en la campaña política?

El 100% de los fondos son míos, en los precandidatos a nadie le gusta invertir en alguien que no se sabe si va a quedar o no. Me han dicho que cuando ya se es candidato, dentro de los 23, aparecen donantes, pero hay que ver qué tipo de donante, porque si se reciben donaciones de grupos oscuros, empezamos mal. De manera categórica, puedo decir que lo poco que he gastado es proveniente de mis ahorros, de mi pensión y no he recibido contribución absolutamente de nadie.   

  • ¿Cuáles son sus propuestas para fortalecer el sistema jurídico de Honduras?

En primer lugar, tenemos que elegir personas intachables para manejar esas instituciones, un fiscal general que sea de los que ha luchado por buscar la justicia y no se haya vendido, no poner a alguien acomodado que vaya a defender al régimen, una vigilancia del cumplimiento de leyes y lo que las instituciones deben hacer. Apoyar a los próximos magistrados, Fiscal General, que sean las mejores personas, que se respete el concurso, que haya audiencias públicas y tiempo suficiente para escuchar las quejas o acusaciones de la sociedad contra alguna de estas personas. Cuando hay personas con ética en estos puestos, ya se tiene la mitad de la batalla ganada. El Código Penal debe ser reformado, la gente le debe temer al Código Penal, el funcionario debe tener miedo de robar, leyes duras y se deben eliminar leyes “oscuras” como la Ley de Secretividad del Estado y apoyar el Estado de Derecho para que las cosas empiecen a funcionar, porque no funcionan, todo está manipulado, no hay justicia. Cuando esto se cambia empieza a haber inversión, la gente busca trabajar, porque sabe que hay un Estado de Derecho que lo protege y actualmente no tenemos eso, nadie viene a invertir a Honduras, produce desempleo, poco dinero en impuestos y produce caravanas. Hay que darle un giro de 180 grados al país, con un equipo de personas decentes.

  • ¿Ha pensado en presentar algún proyecto de ley si llegase a desempeñar el cargo de diputado?

Sí, la ley Moisés; permite a una madre entregar al niño en un lugar para que analice si quiere hacerse cargo de él o darlo en adopción. Hay muchos bebés que son abandonados y mueren, esta ley existe en otros países y quisiera traerla a Honduras.

Comisión Nacional de becas: consiste en que todas las becas que lleguen a Honduras en todos los campos, anunciarlas, que se escojan a los mejores mediante un concurso y se otorguen de manera transparente, esta ley existe en Ecuador.

Que se cumpla y aplique el Artículo 327 de la Constitución, una Ley para que el funcionario sea corresponsable y de su propio dinero tenga que pagar los daños causados por una mala acción.

  • ¿Considera que podría encontrar las alianzas necesarias dentro del Congreso para impulsar cambios que el país necesita?

Lo he demostrado dos veces, con la alianza del Partido Libre y Salvador Nasralla y la alianza del Colegio de Abogados, tengo las credenciales para hablar de alianzas en el Congreso Nacional. Mi trabajo en las Naciones Unidas me formó para ser un diplomático profesional, tengo “el don” de gente para negociar y credibilidad, creo que puedo ser un puente en el Congreso entre varios actores, porque en el fondo, quiero creer que los nombrados en el Congreso quieren hacer algo por Honduras, si al final me doy cuenta que hay un montón de “bandidos” que es “operación robar” estará difícil hacer alianza con ellos. Lo que hay que hacer es aliarse con los buenos y los buenos somos más, entonces las cosas pueden suceder.

  • ¿Cuáles son las alternativas que se pueden tomar desde el Congreso Nacional para recuperar el Estado de Derecho en Honduras?

La primera es cambiar a un montón de diputados que están allí. Porque van de candidatos muchos candidatos “Pandora”, tenemos que evitar que lleguen al Congreso de nuevo, porque se saben todas las “mañas”, son unos “bandidos”, han robado, han utilizado fondos del Congreso para fines propios, han creado ONGs, son corruptos. La sociedad civil tiene que informarse bien quién es quién y sobretodo, saber quiénes son los que votaron en contra de la MACCIH y castigarlos, porque con gente “podrida” es difícil cambiar el Congreso Nacional. La oposición debe tener mayoría para controlar el Congreso y tener una agenda legislativa que responda a los intereses del pueblo. En alianza, debemos ponernos de acuerdo e identificar cuáles son las leyes más urgentes para empezar a hacer. Para mí, la primera que se debe cambiar la ley del Congreso Nacional, donde el presidente tiene grandes poderes, para hacer lo que él quiera; Poner agenda, bloquear la agenda, engavetar, decidir si hay interpelación o no, en fin, lo que él quiera; Un rey. Tenemos que empezar por democratizar el Congreso Nacional a nivel de la ley. Es todo un reto, si la oposición no llega a tener control vamos a estar como estamos ahora; quejándonos nada más, pero ellos controlando la agenda y las decisiones que ellos quieren.

  • Desde el punto de vista legal, ¿Es posible recuperar la democracia en Honduras? ¿Qué espera de las próximas elecciones?

La única manera de cambiar a Honduras es a través de elecciones limpias y transparentes. Así está diseñado el sistema, cada cuatro años el hondureño vote y se respete su voluntad. Hace cuatro años no pasó eso, hubo un “fraude monumental”, este Gobierno se impuso y Estados Unidos le ayudó a quedarse. Este año tenemos un Gobierno demócrata, entiende que el problema de Honduras es la corrupción y la pobreza, tenemos a Libre dentro del CNE, la experiencia de hace cuatro años, lo que debemos hacer este año es unirnos como la oposición, trabajar para que hayan comicios limpios, transparentes y sacar a este partido corrupto del poder de la única manera; las elecciones, no hay otra. Al poder se llega por las armas o por las urnas y las urnas es lo que la ley manda, es pacífico y democrático, no podemos descalificar este año electoral diciendo: “Ya todo se perdió, hay fraude, mejor no hayan elecciones, suspendámoslas”, tenemos que apoyar el proceso, votar masivamente, porque no creo que el pueblo hondureño esté contento con lo que estamos viviendo y tampoco creo que sea masoquista, así que, unirse es un reto para la oposición, dar un mensaje claro de lo que vamos a hacer, no solamente decir: “Fuera JOH”, sino ¿qué vamos a hacer? Este es el año del reto, si logramos cambiar a Honduras, se levantará. Si este Partido Nacional, a través de su dinero del narcotráfico logra imponerse con el fraude y la manipulación, creo que será una catástrofe artificial hondureña, provocará grandes caravanas, se irá lo mejor de Honduras y vamos a caer en la oscuridad, es salvar a Honduras o hundirnos este año electoral.        

 1,313 total views,  3 views today

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here