AL RESCATE DEL VATE MOLINA - Diario En Alta Voz – noticias de Honduras, últimas noticias de Honduras

AL RESCATE DEL VATE MOLINA

 

Doctor HORACIO ULISES BARRIOS SOLANO, Premio Nacional de Ciencia “JOSÉ CECILIO DEL VALLE”

EL Círculo Historio-Cultural JUAN RAMÓN MOLINA que me honro en presidir vuelve por los fueros del bardo Comayagüelense al propugnar instaurar La Cátedra Moliniana en los centros educativos del país a todos los niveles sin excepción, porque ni  en las escuelas y no digamos en las universidades se está enseñando su obra, excepto los niños que van a los Centros Básicos que llevan su nombre como el que existe en La Colonia San Miguel en Tegucigalpa bajo la dirección de la Licenciada Reyna Galo, pero La Cátedra Moliniana será una realidad obviamente si, y sólo si, recibimos el apoyo irrestricto del Titular del Ejecutivo vía su novel Ministro de Educación Ingeniero Arnaldo Buezo y con el propósito de obtener el apoyo de las Autoridades nominadas anteriormente para instaurar La Cátedra Moliniana hago mío el último párrafo del Ilustre Poeta Rolando Kattán en la presentación de la segunda edición de “Tierras, Mares y Cielos” publicada en 2011: “La prensa debe aprender mucho de la elegancia y profundidad de sus artículos. Los poetas, de su vasta cultura y manejo del lenguaje, y todos nosotros, de su compromiso y amor desmedido por esta tierra”

Es de suyo importante  recordarles que el vate Juan Ramón Molina nació en Comayagüela, el 17 de abril de 1875, hijo de Federico Molina español y de Juana Núñez de Aguanqueterique, La Paz. La obra literaria de Molina en nuestra opinión y sin efecto “halo” como Moliniano 1000×1000 que soy no ha sido igualada, ni mucho menos superada, a pesar de su efímera existencia en la aldea global, ya que la parca lo sorprendió con apenas 33 años de edad.

Recibiendo Pergamino de Honor al Mérito de manos de la Licenciada VILMA CASTILLO de la Casa de La Cultura de Ojojona

Sin embargo un dato sumamente curioso en el quehacer intelectual del Príncipe de la Poesía que el pueblo, pueblo debe de conocer que su obra hubiese quedado en el anonimato si su amigo Froylán Turcios no rescata la inconmensurable obra que Juan Ramón comenzó a tallarla en crisoles de marfil y oro en 1911 hasta culminar en 1913, con la mayoría del legado moliniano con su obra magistral, “Tierras, Mares y Cielos”.

Los hondureños desconocemos por completo su obra sostiene con pesar Mario Hernán Ramírez, ha faltado divulgación. En Nicaragua, Rubén Darío está en todas partes. Molina fue tan grande como Darío, pero aquí no nos hemos dado cuenta”.

Continúa con su crónica periodística don Mario Hernán Ramírez: “De ese año hasta 1970, muy poco se hace para rememorar al gran Juan Ramón, siendo el Dr. Humberto Rivera y Morillo, quien en los años cincuenta retoma la idea de seguir enalteciendo a Juan Ramón y escribe la primera biografía sobre el malogrado porta lira, pero la indiferencia continúa, y no es sino hasta en 1970 cuando el también intelectual  Eliseo Pérez Cadalso como gran capitán de las letras hondureñas, agarra el timón del barco moliniano y organiza el Comité Pro monumentos a Juan Ramón Molina, mismo que vuelve a decaer, pues el intelectual Pérez Cadalso asume cargos diplomáticos que lo alejan de la Patria por tiempo indefinido, volviendo a retomar el timón en 1988, cuando revive con nueva sangre, el Comité, el que al mismo tiempo es rebautizado con el sobrenombre de “Los  Trece Locos del Guanacaste”,  el que a partir de ese año no descansa y semanalmente vemos a los quijotes en reuniones sabatinas en el histórico edificio de la Casa del Periodista, del barrio El Guanacaste de esta ciudad de Tegucigalpa, ingeniando y puliendo su mente tratando de inmortalizar al genio de las letras hondureñas” y hoy reanudamos esa “quijotada” con los sabios consejos del iono de los medios de comunicación y polifacético hombre de letras don Mario Hernán Ramírez a lado de su Amantísima Esposa Licenciada Elsa de Ramírez

399 total views, 3 views today

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *