El anticristo - Diario En Alta Voz – noticias de Honduras, últimas noticias de Honduras

El anticristo

“No despreciéis a los viejos, que todos para allá vamos, y todos necesitamos de sus prudentes consejos…”  Esteban Guardiola – hondureño

Por Elsa de Ramírez

Como un reguero de pólvora ha saltado la noticia que una de las figuras más encumbradas del momento en el mundo entero, como es la directora del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde ha dicho en recientes declaraciones a la prensa: “Los ancianos viven demasiado y eso es un riesgo para la economía global. Tenemos que hacer algo. ¡Y ya!

Esta “honorable” dama, parece ser llegada de otro planeta, por cuanto es inconcebible que sobre todo sea una mujer quien se exprese de tal forma en absoluto desprecio a ese segmento de la sociedad, cuya presencia en algunas naciones altamente desarrolladas como Suiza, China Continental, Rusia, Inglaterra y otras por el estilo, a las personas de mayor edad se les considera como ancianos estadistas y su experiencia es utilizada para alcanzar los más grandes objetivos que se buscan para el descubrimiento de nuevas técnicas, precisamente para conseguir la longevidad del ser humano.

Nos resistimos a creer que semejante afirmación haya sido lanzada al mundo por una persona, que se supone, por su género, tiene mayor sensibilidad humana, por el simple hecho de ser madre.

Recordamos que las Nacionales Unidas a través de sus diferentes brazos auxiliares como la FAO, UNICEF, UNESCO, OMS y otros, permanentemente están vigilando la salud y el bienestar de todos aquellos que poblamos este globo cuya cantidad anda cerca de los 9mil millones de habitantes, con el agravante de que las guerras, las epidemias y la inseguridad en que vivimos algunos de los que poblamos este planeta, disminuyen su población, siendo las principales víctimas de esta contaminación, los ancianos y los niños.

Ni siquiera Adolf Hitler que los analistas consideraron como el monstruo más terrible del siglo pasado, concibió la exterminación de los ancianos, aun cuando se habla del tristemente célebre holocausto en el que los judíos perdieron millones de vidas, pero ni el mismo Hitler con su diabólico pensamiento trajo a cuentas lo que esta señora está ofreciendo como regalo de año nuevo a la humanidad.

No es posible, es difícil de creer que sea una mujer la que haya sorprendido a los pobladores de los cinco continentes con esta satánica expresión, ya que los ancianos en todas partes del mundo, repetimos, son venerados, respetados y admirados, considerándoseles como patriarcas, por todo ese inmenso caudal de conocimiento que han venido acumulando a lo largo de su existencia.

El connotado intelectual hondureño, doctor Esteban Guardiola escribió para las generaciones de todos los tiempos el siguiente poema: “La Ancianidad” ¡Veis a aquel hombre encorvado bajo el peso de los años cargado de desengaños en un báculo apoyado! ¿Será que el tiempo inclemente lo obliga a buscar la fosa donde la tierra piadosa lo cubrirá eternamente? ¡Veis como lleva surcada de arrugas su faz marchita y una tristeza infinita se retrata en su mirada! ¡Veis su venerable testa cubierta de blancas canas, donde las nieves tempranas levantan su cumbre enhiesta! Ayer fue un niño inocente, enseguida un bello efebo y también un gentil mancebo y después un varón potente. Más al llegar la vejez, sintió decaer su organismo y menguar a un tiempo mismo, su energía y su altivez”. “No despreciéis a los viejos, que todos para allá vamos, y todos necesitamos de sus prudentes consejos. Que las almas generosas y los corazones sanos, Arrojen lirios y rosas Al paso de los ancianos”.

En consecuencia, rechazamos y condenamos el pensamiento de la doctora Lagarde, en la que parece que siendo niña, adolescente y joven, nunca se le inculcó un ápice de amor a los ancianos, ya que está anteponiendo lo material a lo espiritual, lo que constituye un choque frontal a los ideales de todos los hombres y mujeres que venimos al mundo.

 

 

530 total views, 6 views today

One Response to El anticristo

  1. hector gomez dice:

    Excelente articulo le felicito, los adultos mayores merecen respeto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *