HONDURAS DE ESTADO LAICO A ESTADO CONFESIONAL ¿POR QUÉ? - Diario En Alta Voz – noticias de Honduras, últimas noticias de Honduras

HONDURAS DE ESTADO LAICO A ESTADO CONFESIONAL ¿POR QUÉ?

Doctor HORACIO ULISES BARRIOS SOLANO, Premio Nacional de Ciencia “JOSÉ CECILIO DEL VALLE”

 

Felicitaciones al Reverendo Oswaldo Canales miembro conspicuo de la Confraternidad Evangélica  de Honduras por sus declaraciones al Diario La Tribuna de Honduras en su entrega del día sábado 23 de marzo de 2019: “Política no debe de infiltrar la vida espiritual”; nos imaginamos que por el acre sabor que le dejó al servirle al Gobierno de la República  de Honduras como Testigo de Honor para supervisar por parte de la ENEE a las empresas que generarían energía eléctrica a base de carbón e iguales felicitaciones al Sacerdote Carlo Magno Núñez (La Prensa de Honduras del 6 de octubre de 2007)

Ahora bien nuestra perspectiva laica es con relación a los dogmas de tipo religioso, como ideológicos, políticos o científicos. Así sabemos que la ciencia ha estado siempre acompañando el progreso de la humanidad, pero también sabemos que ella puede estar sometida a poderes que la utilicen en beneficio propio o de pequeños grupos elitistas muy muy poderosos, generalmente en detrimento de las grandes mayorías; y por la lucha sin cuartel desatada entre Pastores Evangélicos que a toda costa propugnan por ser Políticos y Pastores a secas, sin embargo, si el Artículo 77 de nuestra Constitución es reformado, obviamente, les que la vía expedita a incursionar en la política vernácula y es aquí donde cabe la pregunta: HONDURAS DE ESTADO LAICO A ESTADO CONFESIONAL ¿POR QUÉ? y este ciudadano común y silvestre no tiene la respuesta dilectos ciberlectores

Nuestra perspectiva laica es con relación a los dogmas de tipo religioso, como ideológicos, políticos o científicos. Así sabemos que la ciencia ha estado siempre acompañando el progreso de la humanidad, pero también sabemos que ella puede estar sometida a poderes que la utilicen en beneficio propio o de pequeños grupos elitistas muy muy pode-rosos, generalmente en detrimento de las grandes mayorías.

Laicidad es un tema de interés y de actualidad en las sociedades democráticas porque ello repercute socialmente, culturalmente y educativamente. Laicidad deriva de laos pueblo o conjunto de ciudadanos. Laico es aquel que no acepta más autoridad que la razón y el dominio relativo de ésta o sea la racionalidad crítica puesta  a los dogmas, imprescindible.

Hoy el laicismo no sólo es importante para la convivencia pacífica considerada como valor supremo de la existencia humana sino también como búsqueda e integra el ejercicio de creencias y progreso en la sociedades de América Latina. Laicidad es el mejor garantía para el ejercicio de creencias y culto. Fue en Grecia donde dieron los primeros pasos de una Escuela Pública en democracia y siendo Platón el que afirma que el Estado es responsable de la Educación de aquellos que han de asumir tareas en el gobierno, Aristóteles propone extender la educación a todos los ciudadanos, entendiendo como formación en las virtudes cívicas para la intervención en lo público y común y despojada de cualquier connotación religiosa. En la República Romana  que se retrocede en la concepción del Estado y en el papel de enseñanza, como Proclamación del Cristianismo como Religión Oficial por Teodosio en el año 380 se implanta un modelo de tipo estado confesional y que sobrevivió en la época medieval en los diferentes reinos. Y ella, el cristianismo, de ser perseguida pasó a ser perseguidora con el uso y abuso indiscriminado de la Iglesia contra científicos, herejes y partidarios de otra religión en 1.184, como las Santas Cruzadas 1099 a 1291 formados por cruzados y ciudadanos a quienes los Papas les perdonaban los pecados a cambio de combatir en Las Cruzadas con el objetivo de Recuperar Tierra Santa y restablecer el dominio de la religión cristiana, liberándose de musulmanes, eslavos paganos, judíos, cristianos ortodoxos, rusos, griegos, mongoles, cátaros, husitas, valdenses, prusianos y enemigos del cristianismo o del Papa en cuestión.

En 1789 con la Declaración de los Derechos del Hombre en Francia y la finalización de la Monarquía, se forma el primer estado laico moderno, separando la Iglesia del Estado. La carta de los Derechos de los Estados Unidos 1789-1791 también reconoce la libertad religiosa y una amplia gama de libertades y derechos de la personas. No debemos olvidarnos de la constitución de México de 1917 de Juárez, es una fuerte defensora de la división entre la Iglesia y el Estado, para contrarrestar el gran poder que tenía en ese país la iglesia católica. (https://laicismo.org/laicidad-y-masoneria-en-america)/

Honduras en estricto derecho es un Estado laico porque está consagrado en la Constitución de la República en su Artículo N° 77 textualmente dice:

  1. “Se garantiza el libre ejercicio de todas las religiones y cultos sin preeminencia alguna, siempre que no contravengan las leyes y el orden público….”.
  2. Y como corolario es ratificado en el Artículo Constitucional N° 151 que en su parte conducente se lee “La educación nacional será laica y se fundamentará en los principios esenciales de la democracia, inculcará y fomentará en los educandos profundos sentimientos hondureñitas y deberá vincularse directamente con el proceso de desarrollo económico y social del país”. pero no de hecho porque solo está plasmada en nuestra Ley Fundamental pero no se cumple en un 100%.
  • Hemos escuchado por los distintos medios de comunicación (Hoy domingo 24 de marzo de 2019 en 30-30 el Reverendo Mario Fumero y el Pastor Mario Barahona) lo que nosotros consideramos estado laico como sinónimo de una moral autónoma construida desde la razón y el posicionamiento crítico, libre de prejuicios dogmáticos y en un marco de pluralismo y tolerancia de ideas, quedando al descubierto la moral que no surge de lineamientos disciplinarios religiosos o mera adopción heterónoma de preceptos ajenos a la voluntad individual, sin embargo para contestársela y darme a entender con nuestros dilectos ciberlectores indefectiblemente me veo obligado a razonar el por qué no de hecho y enunciar los vocablos Laico, Laicidad y Estado Confesional.
  1. El término laico se deriva del griego laikós, “alguien del pueblo”, aparece primeramente en un contexto cristiano, de tal manera que Estado laico o Estado secular se denomina al Estado, y por extensión a una nación o país, independiente de cualquier organización o confesión religiosa o de toda religión y en el cual las autoridades políticas no se adhieren públicamente a ninguna religión determinada ni las creencias religiosas influyen sobre la política nacional.
  2. Las garantías en una sociedad de seres libres pasa por acentuar una idea esencial: que los hombres y las mujeres del Siglo XXI continuemos luchando por ser artesanos en la construcción de nuestro propio destino. Y solamente en una sociedad de seres libres, es decir, donde impere la democracia más amplia, brevemente, en una sociedad de ciudadanos, hombres y mujeres libres e iguales, en un estado de derecho.
  3. La Laicidad de un Estado de derecho es, en definitiva, el viejo sueño inconcluso que nuestro Paladín Centroamericano JOSÉ FRANCISCO MORAZÁN QUESADA plasmado en el Artículo N° 9 inciso 3) de la Constitución de 1880 al establecer que todo ciudadano tiene la libertad: De profesar cualquier culto. El Estado no contribuirá al sostenimiento de ningún culto. Los cultos se sostendrán con lo que voluntariamente contribuyan los particulares. El Estado ejercerá el derecho de suprema inspección sobre los cultos, conforme a la ley y a los reglamentos de policía relativos a su ejercicio exterior.
  4. El León de Judá dijo: “Dad al César lo que es del César y a Dios lo que es de Dios”. Así que basta de subterfugios legales para confundir religión y política.
  5. Como corolario Maquiavelo acuñó lo siguiente: La legitimación del poder es eminentemente laica, no vendrá dada por las consideraciones religiosas, éticas o basadas en los principios del derecho natural.
  6. El Periódico digital El Libertador de Tegucigalpa (4 de febrero 2014) denunció que un Pastor Protestante ha propugnado a ultranza para que el fundamentalismo entre a la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH) violando la autonomía de la máxima casa de estudios, no obstante en su momento la Rectora Castellanos fue enfática al afirmar que “la UNAH es un campo para fomentar la ciencia, no el fundamentalismo”.
  7. Un Estado Laico es aquel que es neutral en materia de religión por lo que no ejerce apoyo ni oposición explícita o implícita a ninguna organización o confesión religiosa. Es importante señalar que no todos los Estados que se declaran laicos lo son en la práctica. En un sentido estricto la condición de Estado Laico supone la nula injerencia de cualquier organización o confesión religiosa en el gobierno del mismo, ya sea, en el Poder Legislativo, el Ejecutivo o el Judicial.
  8. Un Estado Confesional puesto que se adhiere a una religión específica, llamada religión oficial (iglesia estatal o iglesia establecida). Esta situación puede ser simplemente resultado de los usos y costumbres o tradición, o reflejarse en su legislación, especialmente en la Constitución del país. El que el Estado reconozca una religión oficial, no significa que otras religiones no se permitan practicar con libertad, bien públicamente o bien restringidas al ámbito privado. Esa situación es la de tolerancia religiosa o intolerancia, respectivamente.
  9. El hermano país de Centro América Costa Rica en su Carta Magna taxativamente establece que La Religión Católica Apostólica y Romana es la religión oficial del Estado, el cual contribuye a su mantenimiento, sin impedir el libre ejercicio en la República de otros cultos que no se opongan a la moral universal ni a las buenas costumbres.
  10. El Laicismo ideal está basado en los Derechos Humanos que establece claramente que ningún grupo, partido político, secta o iglesia, puede exigir un funcionamiento de los medios públicos o educativos que privilegie sus intereses particulares. Por eso, la separación de la religión e iglesia del estado es la piedra angular del Laicismo.
  11. De esta manera se establece por lógica que el derecho civil es el único que debe legislar la vida cívica y social. Al mismo tiempo los representantes del estado, los que ejercen cargos públicos y funcionarios civiles, deben respetar de manera estricta durante el tiempo que ejerzan sus funciones una neutralidad absoluta respecto a las prácticas individuales o colectivas y observar así fielmente la ley.
  12. Y para concluir con este proceso, debe adoptarse El Laicismo en la escuela pública, librándola de toda interferencia sectaria o ideológica, incluso cuando se disfrace aparentemente como un hecho cultural.
  13. La escuela no debe ser un lugar para las manifestaciones religiosas o políticas, ni para la confrontación de diferencias de opinión. La escuela debe evitar todas las formas de proselitismo. Así la escuela será para educar e inculcar valores morales, dejando al ámbito personal la libertad absoluta para las manifestaciones de las creencias religiosas y políticas propias de cada individuo y nosotros mantener su sentido laico y humanista.

225 total views, 3 views today

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *