La MACCIH - Diario En Alta Voz – noticias de Honduras, últimas noticias de Honduras

La MACCIH

Por Rafael Delgado Elvir

Las autoridades del país desean, en el peor de los casos, una lucha contra la corrupción a su medida. Pretenden, que lo que ya no se puede seguir escondiendo y protegiendo, caiga sin consecuencias, tomando en consideración los cálculos políticos del momento, afectando lo menos posible a las estructuras actuales del poder. Pero en el mejor de los casos, desearían que todo quedara igual que antes. Es decir, con algún toque que simule algo nuevo, pero todo sometido a los tradicionales operantes del sistema judicial. No desean algo sustancialmente diferente, ya que están a gusto con lo que existe. Lo vigente además asegura para ellos un presente y un futuro libre de señalamientos.

Comento lo anterior, teniendo en mente los últimos años en los que se ha percibido con mayor intensidad la corrupción y la impunidad. Han sido años en donde quedó en evidencia lo incapaz que han sido las instituciones de investigación y de impartición de justicia. Fueron además años, donde claramente se demostró las fuerzas que deseaban algo completamente novedoso, y por otro lado, los que deseaban frenar y controlar el proceso de cambio. Afortunadamente, la ciudadanía ha exigido un punto final a la corrupción del Poder Judicial. Producto de eso es la Misión de Apoyo Contra la Impunidad y la Corrupción en Honduras (MACCIH) que inició su tarea hace tres años. No quedó otra salida para el gobierno nacionalista que tomar ese trago amargo y simular disposición. Sin embargo, salió a relucir la verdad. Con el mandato concedido a la MACCIH, el gobierno aceptó que había hundido al Poder Judicial en el lodo.

Transcurrido el tiempo, la MACCIH y la unidad creada en el Ministerio Público, la UFECIC, no han tenido los resultados esperados frente a expectativas tan altas de la ciudadanía. Esta cada vez más harta de tanto robo a los recursos del país, esperaba y espera aún resultados rápidos frente a innumerables saqueos. Al día de hoy, la MACCIH y la UFECIC cuenta entre sus logros siete casos de corrupción denunciados y en proceso de investigación: Caja chica de la Primera Dama, la Caja chica del hermano, el caso Pandora, (red de diputados), Arca abierta, pacto de impunidad y la licitación fraudulenta del IHSS. Pero ante el enraizamiento de la corrupción y la impunidad, esto no satisface. Existen redes de corrupción ligadas al financiamiento de campañas políticas y asalto a las instituciones que según las denuncias conducen hasta Casa Presidencial y que aún no forman parte de las acusaciones. El asalto continúa por quienes se sienten seguros e inalcanzables para la justicia. Adicionalmente existe el riesgo que el proceso se estanque ante los peligros que acechan a los corruptos.

Ante la finalización del mandato original de la MACCIH los sectores vinculados a ese sistema judicial torcido, ya afilan sus cuchillos. Rolando Argueta declara que el sistema judicial hondureño se ha sanado de su oscuro pasado, que ya no necesita apoyo y que ellos, los jueces y fiscales del pasado, ya son capaces de acusar y fallar enmarcados dentro de la ley y la justicia. ¿Para qué la MACCIH?, preguntan cínicamente. Todo ciudadano consciente de lo que tenemos y con el interés que se produzcan verdaderos cambios espera que la MACCIH y la UFECIC tengan éxito en sus acusaciones, que continúe y mejore su labor. Hay que darle todo el apoyo que se merecen para salvar a este país de las manos de los que con sus acciones ilícitas han empobrecido y ofendido a todo el país. La lucha contra la corrupción respaldada por la misión internacional debe continuar para castigar los robos del pasado y evitar más asaltos en el futuro.

delgadoelvir@yahoo.com
Economista. Catedrático universitario

 

264 total views, 3 views today

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *