MANZANARES REVELÓ CÓMO SE LAVABA LA PLATA DE LOS KIRCHNER Y APUNTÓ CONTRA OYARBIDE - Diario En Alta Voz – noticias de Honduras, últimas noticias de Honduras

MANZANARES REVELÓ CÓMO SE LAVABA LA PLATA DE LOS KIRCHNER Y APUNTÓ CONTRA OYARBIDE

Doctor HORACIO ULISES BARRIOS SOLANO, Premio Nacional de Ciencia “JOSÉ CECILIO DEL VALLE”

 

¿Dilectos ciber lectores recuerdan ustedes a Lou Shumway en la famosa película “Los Intocables”?, pues la historia se repite en Argentina pero, con delitos cuasi iguales ya que en su declaración de once horas de Víctor Manzanares en Santa Cruz contador de los Kirchner

hombre que manejó los números del matrimonio Kirchner y que se mantuvo cerca de sus negocios, logró a lo largo de su declaración, un acuerdo con el fiscal Carlos Stornelli para acogerse al régimen del arrepentido en el marco de la causa de los cuadernos; el contador en referencia se refirió a la estructura societaria para lavar dinero y el discutido sobreseimiento de Oyarbide a Cristina y Néstor Kirchner.

La declaración se mantiene reservada, pero según pudo reconstruir La Nación a través de fuentes judiciales Manzanares se refirió principalmente a dos episodios: la estructura societaria montada y utilizada en Argentina para lavar dinero, y el discutido sobreseimiento que dictó el exjuez federal Norberto Oyarvide en 2009 a Cristina y Néstor Kirchner. El contador de los Kirchner había sido aceptado como perito de parte en la causa donde se los investigaba por su incremento patrimonial del expresidente. En la denuncia, hecha por Enrique Piragini en julio de 2009, se indicaba que el patrimonio presidencial se había incrementado de 2007 a 2008 en un 158 por ciento. Según supo La Nación a través de fuentes judiciales, Manzanares confesó haber seguido instrucciones de Oyarbide para formular un peritaje contable favorable a los Kirchner, que luego sería utilizado como prueba para dictar su sobreseimiento.

Además, señaló una de las fuentes consultadas, Manzanares se refirió a la pata local de la estructura montada para lavar dinero. Indicó nombres de empresas que fueron adquiridas por el presunto testaferro de los Kirchner, Daniel Muñoz, y dio nombres de quienes formaron parte de las operaciones que se realizaron en Buenos Aires para lavar dinero proveniente de la corrupción. De ser homologada la declaración de Manzanares, estos dichos quedarían asentados en el expediente y motivarían nuevas medidas judiciales.

Manzanares se encuentra detenido en el Penal de Marcos Paz desde julio de 2017 por orden del juez Claudio Bonadio que en ese entonces instruía la causa Los Sauces. Es decir que, al no encontrarse preso por la causa de los cuadernos, en la que declaró como arrepentido, de quedar homologado el acuerdo, la declaración de Manzanares debería ser evaluada por los funcionarios judiciales a cargo de esa causa, que ya está elevada a juicio oral.

La lealtad del contador hacia Cristina Kirchner se fue disolviendo en los últimos años. Manzanares confesó frente al juez Julián Ercolini que alteró con liquid paper los libros contables de la firma Hotesur, vinculada al lavado de dinero, y que respondía a las órdenes de la expresidenta. La Causa Hotesur o Caso Hotesur es el nombre con el que se conoce a la causa judicial federal penal 11352/2014, iniciada por una denuncia de la diputada nacional Margarita Stolbizer realizada al día siguiente de la emisión televisiva del programa Peronismo para todos. Stolbizer pidió que se investiguen posibles irregularidades relacionadas con la declaración jurada de la presidenta de Argentina Cristina Fernández de Kirchner y el incumplimiento por parte de la empresa Hotesur S.A. (de la cual es accionista) de normas de inscripción y publicación en la Inspección General de Justicia (IGJ): adeudar impuestos, no presentar balances desde 2011 ni la conformación societaria ni del directorio. A pedido de Romina Mercado, actual presidenta y directora titular del directorio de Hotesur, que se encuentra investigada por supuesto lavado de dinero, la Cámara Federal de Apelaciones (Sala I) dispuso anular un pedido del Juez Bonadío de contar con peritos contadores en el expediente sin dar intervención a las defensas, por lo cual lo apartaron del caso que, desde el 24 de febrero de 2016 está a cargo del juez Julián Ercolini. Este último validó el secuestro de documentación realizado en el allanamiento. En esta causa se investigó la operatoria de integrantes de la familia Kirchner con diversos empresarios a partir de la hipótesis de la acusación de que alquilaban las habitaciones de hoteles de los Kirchner sin ocuparlos y que así se configuraría lavado de dinero proveniente de sobreprecios cobrados en la obra pública. El 14 de mayo de 2018, con una resolución de 439 páginas el juez de la causa procesó a Fernández y a sus hijos y dispuso embargos por hasta 800 millones de pesos (unos treinta y cuatro millones de dólares) a cada uno. El 21 de diciembre la fiscalía pidió la elevación a juicio oral de la causa.

Ahora, en una nueva oportunidad, optó por confesar ante la Justicia que diseñó los peritajes contables para que sus clientes fueran favorecidos. Manzanares apuntó contra un fallo de Oyarbide (Fuente: La Nación Crédito: Ricardo Pristupluk)

Quedó imputado en la causa de los cuadernos cuando fue mencionado por uno de los presuntos testaferros de Muñoz, Sergio Todisco, y luego por Juan Manuel Campilli, el exministro de Economía de Santa Cruz. Había tenido un intento de convertirse en arrepentido durante el mes de diciembre, pero el fiscal Stornelli no se había mostrado convencido. En la última semana, después de las negociaciones de sus abogados Roberto Herrera y Alejandro Baldini y dos extensas declaraciones, logró el acuerdo con el fiscal.

Los dichos de Manzanares podrían motivar la reapertura de la causa cerrada por Oyarbide. Se trataría en ese caso de la doctrina de la cosa juzgada írrita, que permite reabrir causas de corrupción cuando su cierre fue producto de maniobras fraudulentas.

En los antecedentes recientes, Norberto Oyarbide había dicho, en declaraciones a los medios e incluso cuando declaró en indagatoria por la causa de los cuadernos, que lo apretaban el espía Jaime Stiuso y Javier Fernández para “sacarles las causas a los Kirchner”.

Stiuso y Javier Fernández, dos hombres de peso en el entorno de la justicia federal, son cercanos al juez Luis Rodríguez, que también quedó expuesto en las últimas horas, cuando se conocieron los dichos de la viuda de Daniel Muñoz, Carolina Pochetti, en su declaración como arrepentida. Rodríguez instruía una causa en la que se investigaba la compra de propiedades en Estados Unidos por parte de Daniel Muñoz y personas de su entorno. Según informó La Nación, Pochetti confesó que su marido le pagó un soborno millonario a Rodríguez para instruir de manera favorable a ellos una causa donde se los investigaba por lavado de dinero. El juez Claudio Bonadio procesó por las maniobras de lavado de 70 millones de dólares a la viuda de Daniel Muñoz, Carolina Pochetti, y su entorno de testaferros. En este tramo de la causa quedaron procesados también el contador de los Kirchner, Víctor Manzanares, el exministro de Economía de Santa Cruz Juan Manuel Campillo y el exsecretario privado de Cristina Kirchner, Isidro Bounine, entre otros.

Se trata del tramo de la causa de los cuadernos de las coimas  en el que, en los últimos meses, se acogieron al régimen del arrepentido casi una decena de imputados, que aportaron información para reconstruir cómo fue que se conformó la estructura jurídica, bancaria y societaria para sacar 60 millones de dólares del país, comprar propiedades en el exterior a través de firmas offshore y luego venderlas por un monto de aproximadamente 70 millones. (Fuente: Télam Candela Ini SEGUIR 8 de febrero de 2019  16:57)

 

 

174 total views, 3 views today

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *