Doctor HORACIO ULISES BARRIOS SOLANO, Premio Nacional de Ciencia “JOSÉ CECILIO DEL VALLE”

[1] EN LA ANTIGÜEDAD: Para buscar el origen y la historia del Día de la Madre, debemos remontarnos varios milenios atrás. Sí, hablamos de miles de años. Y es que el origen del Día de la Madre se remonta al Antiguo Egipto. Fue en el año 2.100 a. C. cuando los egipcios comenzaron un ritual de homenaje a la Diosa Isis, a la que consideraban como la Gran Diosa Madre. A pesar de que no tuvo mayor relevancia, sí plantó una semilla que quedaría implantada y que irían asumiendo otros pueblos más adelante.

Es lo que pasó en la Antigua Grecia, donde cambiaron a Isis por su diosa Rea, la Madre del Olimpo griego. Obviamente, si lo hicieron los griegos, también lo harían los romanos, aunque estos lo llevaron a otro nivel de relevancia.

En la Antigua Roma, se comenzó a ofrecer culto y celebración a la diosa Cibeles. Estos homenajes implicaban llevarle flores a Cibeles, a quien consideraban su diosa Madre.

EN ESTADOS UNIDOS: Para alejar la celebración de lo religioso, decidieron trasladar de fecha el Día de la Madre, pasándolo al segundo domingo de mayo, independientemente de cuándo cayera.El origen real del Día de la Madre en mayo, tiene su génesis en Julia Ward Home, una activista que movilizó a millares de madres que habían sido víctimas de la Guerra de Secesión norteamericana, a finales de siglo XIX. Con Boston como testigo, esta manifestación sentaría las bases del Día de la Madre tal y como lo conocemos.

El impacto de esta manifestación fue tal que el presidente Wilson Woodrow, en 1914, oficializó la fecha en el calendario USA. El segundo domingo de mayo se celebraría en todo el país el Día de la Madre. La elección del segundo domingo de mayo tampoco fue casual en la oficialización del Día de la Madre. El 9 de mayo de 1905, el segundo domingo de mayo de ese año, moría en Philadelphia Ann Maria Reeves Jarvis, otra de las impulsoras de la histórica manifestación. Su muerte marcaría el nacimientos de esta celebración”.

[2]EN HONDURAS: En Honduras se decretó el Día de la Madre un 25 de enero de 1927. El segundo domingo de mayo, en la administración de MIGUEL PAZ BARAHONA, esto, luego de haber sido instituido en unos cuarenta países en el mundo.

Este día no solo es una festividad, se ha convertido en parte del folklore nacional, ya que es un día en que todos los hondureños celebran con fervor y emotividad a las madres, no porque el resto del año no lo hagan, sino, porque es una manifestación casi unánime en todos los hogares del país.

El Himno a la Madre, cuya letra es de Augusto C. Coello, y su música de Rafael Coello Ramos, se canta en escuelas, colegios e iglesias donde la gente se reúne para celebrar a las madres en su día.

Cantarles, declamarles o dedicarles una composición, constituye una alegría de infancia o juventud, es el mejor vínculo para llegar al corazón de una madre que aprecia más esas demostraciones que cualquier otro presente.

El Día de la Madre es una celebración muy especial en nuestro país, una tradición que es posible que ahora sea más comercial que espiritual, pero el sentido de homenajear al ser más querido de la tierra continúa siendo una celebración que nos permite año con año tributar a esas mujeres extraordinarias el amor que se merecen y a elevar las oraciones a Dios para que las almas de aquellas que partieron a su seno celestial, disfruten de la Paz Eterna”.

EN LA IGLESIA EVAGENLICA COMUNIDAD DE GRACIA: no puede ser la excepción y lo celebramos también y con un valor agregado: una Poesía de la inspiración de la Poetisa ALEYDA CASTELLON Miembro Activo de esta Iglesia:

MADRE

Nombre tan dulce de alegrías lleno

Que inunda al mundo de resplandores

Que enseña a su hijo a ser más bueno

Y lo instruye con sus amores.

-0-

Madre querida hoy yo te canto

Porque en ti llevas tu gran ternura

Tu das cariño y enjugas el llanto

Con tu gran amor y tu dulzura.

-0-

El nombre MADRE olvidar no podremos

Porque muy hondo, en el corazón esta

Señor en tus manos sus vidas ponemos

Bendícelas Padre cada día más.

-0-

Nombre que tiene tantas virtudes

Las más preciosas que aquí se ven

Jamás a tu madre, jamás olvides

Por qué te ha dado amor y sostén.

-0-

Tus manos guiaron mis primeros pasos

Con ellas siempre nos hiciste bien

Y con cariño, lágrimas y abrazos

La palabra de Dios, nos enseñaste también.


[1] SobreHistoria.com

[2] hondurastips/ redhonduras

 241 total views,  2 views today

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here