Por negligencia: condenada a padecer de enfermedad renal - Diario En Alta Voz – noticias de Honduras, últimas noticias de Honduras

Por negligencia: condenada a padecer de enfermedad renal

Joseline una mujer de escasos recursos económicos que lo único que percibe como ingreso es la pensión de LPS 1,942.68 que el IHSS le otorga, unos $75.

Por Daisy Bonilla

Joseline Pineda, de 25 años de edad, madre de dos niñas de 8 y 3 años de edad, ex obrera de una fábrica ubicada en Choloma, Cortés se le diagnosticó “Insuficiencia Renal Crónica Mortal”, con un dictamen de Invalidez Total Permanente, con la necesidad de practicarse tres sesiones de diálisis a la semana.

En el marco del Día Mundial del Riñón, que se conmemora con una campaña de concientización global, el segundo jueves del mes de marzo, el doctor Oscar Lorenzana, director médico de Diálisis de Honduras afirmó que de 2 a 3 pacientes al día inician el proceso de hemodiálisis.

Tres años atrás era impensable para Joseline Pineda imaginarse que este órgano era vital para su propia subsistencia, y menos aún,  llegar a formar parte de las estadísticas que  estiman que a nivel mundial 850 millones de personas padecen enfermedades renales por diversas causas.

Lorenzana agregó que la principal causa de la insuficiencia renal son la diabetes y la hipertensión arterial.

A los 19 años Joseline entró a laborar para la fábrica en CHOLOMA, donde se le asignó como parte de su trabajo en dicha empresa, la tarea de unir hombros y cerrar cuellos, teniendo que cumplir una meta de producción de 3,600 piezas diarias.

A los dos años de laborar para la dicha empresa, Joseline salió embarazada, el proceso de gestación en sus inicios transcurrió de manera normal, asistía al control Pre natal en la Clínica del Sistema de Médico Empresa, con la doctora, médico general.

A los seis meses de embarazo, ella comenzó a sentir algunos síntomas, como fuertes dolores de cabeza,  inflamación en  varias partes del cuerpo, especialmente en sus brazos, las manos y las muñecas, alarmada; acudió a consulta en la clínica de la empresa.

Después de ser auscultada por la doctora; Joseline muy inquieta le preguntó ¿si era pre eclampsia los síntomas que estaba sintiendo?; acto seguido la doctora respondió “NO, eso es normal, es porque la bebé le aprieta el útero y por eso es que retiene líquidos, al retener líquidos es lógico que se inflame”, y agregó “puede regresar a su trabajo”.

Transcurrieron siete (7) días después de esa consulta, relata nuestra entrevistada y cada día que pasaba, su salud desmejoraba. Los dolores de cabeza eran más fuertes y repetitivos, las hinchazones no cedían y ahora se extendía hasta los tobillos.  

Joseline recordó que el 10 de abril del año 2014 sintió un dolor agudo en su estómago y se fue a la enfermería, donde fue atendida por la doctora, esta última le aplicó una inyección de ranitidina, y la envió por espacio de 15 minutos a reposo en una camilla, mientras esperaba que la inyección hiciera efecto.

Joseline, expresa que los dolores no cesaban y las inflamaciones en su cuerpo tampoco, así que se presentó de nuevo ante la doctora, su reacción fue levantarla de la camilla donde minutos antes le había recomendado acostarse y la mando a sentarse en una silla.

“Llegue a pensar que perdería a mi bebe y comencé a gritar”, agrega la obrera de la maquila, fue la enfermera quien la auxilio, después de tomarle la presión arterial, esta se alarmó al constatar 180/160 e inmediatamente llamó a la ambulancia del Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS), para su traslado y atención especializada en el hospital; la asistencia del IHSS, llegó 5 horas después del llamado de emergencia que hiciera la enfermera.

En las clínicas de Diálisis de Honduras reciben atención  más de 3,200 pacientes a nivel nacional, sin considerar los pacientes que acuden del IHSS.

Finalmente, la joven madre fue ingresada al Seguro Social, los médicos decidieron que el parto fuera vía una cesárea, porque en ese momento tanto la vida del bebé como la de su madre corrían peligro. 

Invalidez total permanente por no atender preventivamente su condición médica

Después de este peregrinar, las consecuencias por no atender preventivamente su condición médica, la (inflamación provocada por la pre eclampsia) acción asumida por la doctora del Sistema Médico de Empresas provocó una Insuficiencia Renal Crónica Mortal, obligando a Joseline a un tratamiento de Hemodiálisis tres veces por semana y cuatro horas por sesión.

Ahora necesita trasplante renal para salvar su vida

En el IHSS, emitieron el diagnostico “Estado de invalidez total permanente, negándole el derecho a practicarle un trasplante renal para salvar su vida.

Ante un panorama tan desalentador, Joseline con tan solo 22 años de edad, se presentó en busca apoyo a la Colectiva de Mujeres Hondureñas. Una vez conocido el caso por la Codemuh, la asesoría legal inicio un proceso para reivindicar el derecho a la salud de la trabajadora de la maquila ante la empresa y el Seguro Social.

Se entorpecen entrega de documentos para iniciar acciones legales

Para iniciar una acción legal es prioritario contar con el expediente clínico de la agraviada, ante esta solicitud la respuesta de la doctora de la empresa fue que el expediente se extravió.

Un segundo recurso fue solicitar el expediente clínico al Seguro Social Regional de San Pedro Sula, la respuesta también fue negativa. Un tercer intento fue solicitar la información integra a través del Instituto de Acceso a la Información Pública (IAIP), tampoco se obtuvo una respuesta positiva.

La Codemuh presentó un escrito de petición de expediente en la Secretaria General del IHSS de San Pedro Sula el 26 de noviembre del 2016. Como respuesta a la petición, el IHSS le entregó un expediente compuesto por 6 folios incluyendo una extracción dental, que no respondía a la petición de entregar el expediente clínico de manera íntegra.

Se inicia camino por  lograr que se le practique el trasplante renal

2017 fue un período de mucha intensidad, escritos van escritos vienen, pero el deseo de aferrarse a la vida permitió que Joseline, insistiera una y otra vez ante las autoridades competentes demandando su derecho a un trasplante renal.

Finalmente mediante resolución 747/25-09-2017 la Comisión Interventora del IHSS manifestó que acepta la programación de la cirugía, haciendo la salvedad de que si en algún momento, no se dispone de algún material o estudio (ejemplo estudio de histocompatibilidad, la asegurada o los familiares corren con estos gastos, aclarando la primera resolución y dejando libre el camino para que Joseline pueda iniciar el proceso para el trasplante renal.

<<Me siento asustada, insegura y con miedo; pero también, quiero ver crecer a mi familia y tener un estilo de vida saludable, confió en Dios que lo del trasplante funcione>>.  Palabras de Joseline.

La CODEMUH, considerando que la vida de Joseline está en riesgo, gestiona en el IHSS  la agilización  de la cirugía de trasplante renal, cubriéndole 100% de los costos y que se le garantice los medios y condiciones necesarios para su traslado, estadía de manera rápida, segura y efectiva.

La expectativa de que los derechos humanos y en especial el derecho a la salud, le sea reivindicado a Joseline Pineda se mantiene latente en la población trabajadora de la maquila; María Luisa Regalado, directora ejecutiva de la Codemuh, puntualizó que su organización, no claudicará en la protección de los derechos laborales de las mujeres trabajadoras de esta industria.

El Reglamento Médico señala que debe atenderse con un tiempo mínimo de 20 minutos a cada trabajador. Los médicos que dan consulta dentro de la empresa maquiladora no le brindan una adecuada atención al paciente ya que el tiempo promedio de dicha atención es de aproximadamente unos 5 minutos.

El Sistema Médico de Empresas (SME), es un medio alternativo que el IHSS coloca a disposición de las empresas para la atención médica de sus trabajadores en el propio centro de trabajo.

486 total views, 3 views today

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *