Por: Redacción CRITERIO.HN

Tegucigalpa. El enviado especial del Departamento de Estado para el Triángulo Norte, Ricardo Zúñiga, afirmó que «para Estados Unidos fue decepcionante ver la salida de la MACCIH y la CICIG», esto en referencia a la motivación para la creación de la Comisión de Combate a la Corrupción que funcionaría en Guatemala, Honduras y El Salvador 

La declaración fue realizada por Zúñiga durante su participación en la conferencia de prensa junto al asistente especial del presidente Biden, Juan González, quien explicó que el establecimiento de la Comisión de Combate a la Corrupción en Centroamérica responde a la necesidad de un esfuerzo rápido contra la corrupción en la región. Usando las herramientas disponibles a los Estados Unidos: «incluyendo la habilidad de suspender visas, de sancionar a individuos y de congelar bienes usados en corrupción, en violación de derechos humanos y en el lavado de activos con fines de apoyar el narcotráfico».

La Misión de Apoyo Contra la Corrupción y la Impunidad en Honduras (MACCIH) y la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG) fueron expulsados en 2020 y 2019, respectivamente, tras decisiones unilaterales por parte de las autoridades de los países correspondientes en un intento por detener las investigaciones que pesaban contra políticos y empresarios en temas sobre enriquecimiento ilícito y corrupción.

González agregó que «el tema de la corrupción es algo que es endémico para Centroamérica» por lo que es un tema toral en la política de Biden, pues ven en la misma a uno de los principales expulsores de migrantes. A través de esta comisión buscan apoyar instituciones, fiscales y sociedad civil comprometidos en la lucha contra la corrupción y establecer un espacio de intercambio de ideas para mejores prácticas «de una forma colaborativa» y no algo «impuesto por Estados Unidos».

En relación a una pregunta planteada sobre el combate a la inseguridad y el narcotráfico específicamente en Guatemala, González señaló que si bien se han realizado importantes esfuerzos, ven con preocupación «la resistencia a confrontar temas de violaciones de derechos humanos, pero también de la falta de acceso o el uso de las Cortes para proteger a ciertos individuos que están involucrados en corrupción, en narcotráfico o en otras actividades ilícitas».

A lo que Zúñiga añadió que el Estado de derecho es parte esencial para atraer inversión tanto a Guatemala como a otros países de la región, por lo que la habilitación de cortes independientes, libres de interferencia y que puedan ejercer sus funciones son esenciales para el fortalecimiento de la economía, la gobernanza y la situación social en Centroamérica. «[…] Eso va a seguir siendo un enfoque de los Estados Unidos porque lo que pasa en Centroamérica afecta a los Estados Unidos», recalcó.

En el tema de la migración, Zúñiga enfatizó primero que «la frontera está cerrada» y que harán «cumplir nuestras leyes para asegurar que solo personas autorizadas tendrán acceso a cruzar la frontera de los Estados Unidos». Segundo, recalcó que trabajan en establecer condiciones para que «personas vulnerables, personas en peligro puedan acudir a ayuda en sus países en la ruta migratoria y poder tener acceso a la protección necesaria». Finalmente, aseguró que a largo plazo están impulsando mejoras en las condiciones que provocan la migración masiva en la región.

Ante la interrogante realizada por Criterio.hn en relación a ¿Cuál será el papel de Estados Unidos en el caso hipotético de que el presidente Juan Hernández busque reelegirse nuevamente a raíz del enjuiciamiento del virtual candidato por el Partido Nacional, Nasry Asfura? Zúñiga respondió: «No podemos responder a una pregunta hipotética. Lo que sabemos es que vamos a seguir impulsando la cooperación con socios que están comprometidos con el Estado de derecho y el esfuerzo contra el crimen organizado».

 650 total views,  3 views today

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here