Honduras. –  El domingo 21 de junio cerró el día con 12,769 casos de Covid -19 en todo el país, realizando 1,078 pruebas, 519 pruebas positivas, 559 pruebas negativas, 363 total de pacientes fallecidos y 1,293 recuperados. Aunque se han aumentado la cantidad pruebas que se realizan diariamente, no podemos ignorar el aumento en el número de casos confirmados y más muertes reportadas cada día por Covid-19, incluso en las últimas 72 horas fallecieron 4 médicos y una licenciada de enfermería a causa de esta terrible enfermedad.

El personal médico y de enfermería de la primera línea, están luchando contra el COVID-19, son quienes están más expuestos a contraer esta enfermedad. Pasan más de 12 horas sin comer, sin poder ir al servicio sanitario, deshidratados por el calor que sienten al usar el equipo de protección personal, entre otras situaciones que conllevan trabajar en una sala Covid. En Alta Voz habló con una de las personas del cuerpo médico, considerados héroes, sobre cómo es su día a día en las salas de COVID del país.

Doctora ¿Qué le llevo a trabajar en una sala de Covid?

Bueno, realmente, cuando me llamaron, no sabía de qué se trataba trabajar en una sala Covid, pero dije ¿Por qué no?, es una experiencia nueva y de todo se aprende y se saca algo nuevo. Y acepté sin pensarlo dos veces.

¿En qué áreas de Covid trabaja?

Trabajo en dos áreas Covid, en el hospital Mario Rivas y el Hospital Leonardo Martínez

¿Qué sintió el primer día de trabajo, o en su primer turno?

El primer turno sentí miedo, para comenzar se siente que el equipo de protección personal, el traje no estaba bien colocado, sentía que me iba a infectar y sudaba mucho, recuerdo que solo había una paciente y era la única positiva que se encontraba en la sala, pero bueno pasó el turno y todo estuvo bien. Pero esa fue mi sensación; miedo.

¿Cómo es un día de trabajo en las salas de COVID?

Un día de trabajo en sala de COVID, depende del hospital. Si es en sala en el Hospital Mario Rivas, inicia cambiándome, el tiempo aproximado es de 30 minutos para poder entrar. Entramos y hacemos el primer paso de visita, buscamos, viendo cada paciente, usando el saturador de oxígeno, midiendo signos vitales, vamos viendo si algún paciente esta descompensado, si encontramos un paciente descompensado trabajamos para estabilizarlo. En el área de ventilados verificamos que todos los pacientes estén con su mascarilla bien colocada, luego se presentan pacientes a varios especialistas. Vemos el estado general del paciente, si está para alta, si están estables, que estén sus medicamentos y cumplimos las ordenes indicadas.

En los turnos, en el Leonardo Martínez, se inician los turnos a las 7 de la noche. Son varias salas; Filtro (los pacientes que van a ingresar), Intermedios A, intermedios B e intermedios C, (Unidad de Cuidados Intensivos) UCI.  Se hacen evaluaciones en general de cada paciente, según el área donde se está asignado, viendo que estén estables, si están descompensando se atienden y se está pendiente de ellos en todo momento, en fin, son 12 horas de trabajo continuo, son turnos que no se puede parar, turnos de nunca acabar.

¿Le han dado equipo de Protección Personal?

Sí, siempre he tenido mi equipo de protección personal.

¿Cómo es el ambiente de trabajo en la sala COVID?

Es una sala de bastante estrés, es una sala donde en un momento los pacientes están tranquilos y de repente todo se descontrola, hay pacientes a quienes les empieza a bajar la saturación de oxígeno y se comienzan a poner graves, muchas veces nos encontramos con dificultades buscando todo para poder estabilizar al paciente, uno se estresa y uno siente que el paciente se nos va, uno quiere hacer más.  Realizamos muchas maniobras para ayudar al paciente y cuando vemos que la saturación empieza a mejorar (que el paciente ya está mejorando su respiración), uno dice ¡lo logramos! y es un respiro, pero muchas veces no es suficiente. Normalmente es un ambiente de estrés, en un momento los pacientes pueden estar estables y al otro momento estar falleciendo. Hay que estar muy atentos y alertas ante cualquier cambio o situación. También se va creando un ambiente de apoyo entre los compañeros.

¿Ha sentido miedo?

Si, a diario siento miedo. El no saber en qué vamos a terminar y cuando esto va comenzar a disminuir

¿Ha sentido cambios en su estado de animo?

Sí, he sentido cambio en mis estados de ánimo, a veces me he puesto muy nostálgica, me pasa que voy en el carro y cuando pienso como quedaron los pacientes o la sala, se me tienden a salir unas lágrimas, el saber que la población no hace conciencia y esto está matando la gente, y se está llevando la generación más bonita, los abuelitos, siento que en esa sala uno se vuelve más humano, porque estamos viendo tanto dolor, y a veces con el hecho de que los pacientes vean a sus familias por una video llamada se hace único ese momento, entonces si he tenido cambio de estados de ánimo

¿Puede dormir bien?

Sí, todavía duermo bien

¿Le da miedo contagiarse?

Si me daba mucho miedo contagiarme y enfermar a mi familia, actualmente estoy como sospechosa, por haber comenzado con síntomas hace 7 días, tomando mi tratamiento y descansando, para luego seguir luchando.

¿Qué opina de la situación actual de la pandemia?

Opino que estamos en el punto más alto de la pandemia, y es una Tristeza que estemos tan llenos de pacientes y los que falta que vengan y tengan que sufrir mucho con esta enfermedad, eso es lo que más me da tristeza.

¿Para usted cuál es el mayor reto al que se enfrentan los médicos cada día en las salas Covid?

El mayor reto al que nos enfrentamos es luchar con una enfermedad que se quiere llevar todo, tratar de sacar adelante los pacientes.  Así que, por favor, al menor síntoma acuda a la consulta, los pacientes están llegando demasiado graves y cuando llegan en esas fases es poco lo que se puede hacer por ellos.

¿Qué mensaje le enviaría al pueblo hondureño?

Yo sé que quedarse en casa para muchos no es una opción y para otros si, el que no la tenga, que tome todas sus medidas, al tomarla cuida a sus padres, hijos, abuelitos y toda su familia, y el que la tenga que se esmere más en cuidar su familia, no es fácil decirle a un familiar que se despida de su paciente o de su padre o madre porque no sabemos si será la última vez que lo verá con vida, que no bajen la guardia, Dios está con nosotros y saldremos adelante.

Hacemos un llamado de conciencia a la población, son parte importante en la lucha contra el coronavirus, estamos en una carrera contra el tiempo, porque cada vez más personas se están infectando y cada vez tenemos más fallecidos por esta enfermedad. Los médicos y enfermeras de las salas Covid cada día están exponiendo sus vidas para salvar la vida de los hondureños que están enfermos, la mejor manera de apoyarlos es cuidándose usted y a su familia tomar todas las medidas de protección y así poder disminuir la cantidad de pacientes en los hospitales, lo cuales, cuentan con espacios que están siendo insuficientes para atender la gran cantidad de pacientes que necesitan hospitalizarse. Si usted se cuida y cuida a su familia, compañeros de trabajo, empleados, clientes, se podrá disminuir la cantidad de pacientes y se podrá mejorar cada día la atención y dar un respiro a los héroes que están luchando en la primera línea contra esta enfermedad.

Redacción y entrevista: Andrea Martínez

 671 total views,  1 views today

1 Comentario

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here