Las organizaciones que integran la TRIBUNA DE MUJERES CONTRA LOS FEMICIDIOS “GLADYS LANZA”, nos reunimos en el Foro: LA VIOLENCIA CONTRA LAS MUJERES: UN PROBLEMA DE SALUD PÚBLICA. 

En este contexto, es relevante destacar que la violencia contra las mujeres es la casa común que nos cobija a todas indistintamente de nuestra étnia, preferencia sexual, ingresos económicos, profesión y religión.

Históricamente el movimiento feminista ha debatido y construido bases teóricas conceptuales para dimensionar y comprender los alcances de las violencias en la vida de las mujeres, para ello, construyó categorías de análisis que reconocieron la misma como la expresión de relaciones desiguales de poder entre mujeres y hombres, sostenido por un sistema político, económico, social y cultural, que promueve las desigualdades, la discriminación, la subordinación, la exclusión, la explotación y el sometimiento en la vida y los cuerpos de las mujeres.

La pandemia del COVID-19 ha dejado secuelas enormes en la vida de las mujeres, los datos de violencia doméstica, maltrato familiar, violencia sexual, femicidios y la violencia laboral, entre otros, son escalofriantes. A nivel laboral la afectación de las obreras de la maquila no es la excepción. La pandemia develó el impacto psicológico generalizado en algunos casos como resultado del encierro, la pérdida del empleo, el cambio de las condiciones laborales que mermaron los ingresos económicos a sus hogares limitando el acceso a los servicios de salud, alimentación y satisfacción de sus necesidades básicas y autonomía personal. En general, podemos decir que las condiciones de salud física y emocional de las obreras de la maquila empeoraron drásticamente a partir de la pandemia. Pero no podemos dejar de señalar que el espíritu de rebeldía sigue vivo en ellas, especialmente en aquellas que, de manera firme y decidida, con el acompañamiento de la CODEMUH, han desafiado el sistema de justicia para demandar a las transnacionales maquiladoras el resarcimiento de los daños causados por las condiciones laborales.

Otro tema central en nuestro foro es la violencia que sufren las mujeres parteras. La salud de las mujeres indígenas históricamente estuvo en manos de parteras, sin embargo, desde que se dejó de considerar como un Derecho por parte del Estado y pasó a ser un servicio, bajo un sistema patriarcal  privatizado disfrazado de descentralización y por el cual los gestores reciben financiamiento por metas, ya la salud sexual y reproductiva se convirtió en números para cumplir y recibir mejores ingresos, por lo tanto, una mujer atendida por una partera representa ingresos menores y por ello se las ha prohibido y criminalizado su labor violentando el Convenio 169 de la OIT.

DEMANDAMOS, A LA PRESIDENTA DE LA REPÚBLICA Y AL PRESIDENTE DEL CN

  1. Garanticen el respeto del derecho al ejercicio de nuestras prácticas ancestrales de salud y alto a la violencia hacia las parteras.
  • La aprobación y aplicación de políticas que aborden las violencias contra las mujeres como un problema de salud pública y de prevención para que garanticen la protección de sus derechos humanos, erradiquen la discriminación y exclusión de las mujeres, aseguren EMPLEOS Y SALARIOS DIGNOS para las trabajadoras de las maquilas.

San Pedro Sula, Cortés, 27 de mayo de 2022

Tribuna de Mujeres contra los Femicidios “Gladys Lanza”

 380 total views,  6 views today

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 5 / 5. Recuento de votos: 1

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here