Redacción BBC News Mundo

“No puedo decir que siento satisfacción, pero por lo menos se hizo justicia”.

Esas fueron las palabras de Austra Bertha Flores al escuchar a un tribunal de Honduras pronunciar este lunes la sentencia contra siete hombres por la muerte de su hija, la ambientalista Berta Cáceres.

Los acusados fueron condenados a entre 30 y 50 años de cárcel por el asesinato de Cáceres y el intento de asesinato del mexicano Gustavo Castro el 3 de marzo de 2016 en Intibucá, al oeste del país.

La ecologista y líder indígena había ganado notoriedad internacional en abril de 2015 al recibir el prestigioso Premio Goldman, conocido como “el Nobel del medio ambiente”.

Cáceres, quien murió de 44 años, se opuso a la construcción de un proyecto hidroeléctrico en el noroeste de Honduras, impulsada por la empresa nacional Desarrollos Energéticos (Desa).

 502 total views,  1 views today

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here