Entre los pensionados por el IHSS en su inmensa mayoría son personas mayores de 80 años y hasta 90 y de repente más; por lo que ellos acudieron hoy 26 de marzo al llamado que el gobierno les hizo para que pudieran asistir a cobrar su emolumento.

En este sentido se observaron inválidos, en sillas de ruedas, con muletas, bastones y sin ninguna protección adicional, a  la intemperie y soportando el calor inclemente que este día castigó a Tegucigalpa, lo que realmente provocó conmoción, lástima y hasta la ira de otros transeúntes que observaron éste espectáculo tan deprimente, ya que la fila era enorme, por lo que muy respetuosamente llamamos la atención del ente referido y a las de la prestigiada institución donde les colocan su dinero, para que se los depositen en una cuenta especial,porque el meollo del asunto es que este cobro es estrictamente presencial, situación que provocó el triste y doloroso cuadro que logramos observar.

En el que de repente hubo desmayos y uno que otro accidente por la vulnerabilidad del organismo de los mayores de 60 años que se vuelve sencillamente frágil.
Hay que imitar lo bueno, proporcionandole a estos hondureños las comodidades que por su edad se merecen, colocando carpas para la protección del sol y sillas para su seguridad.


Ojala nuestra modesta sugerencia no moleste a nadie y más bien sea atendida con la prontitud que la misma se merece.


Elsa de Ramírez

Tegucigalpa MDC

 558 total views,  3 views today

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here