Para entender esta problemática en una dimensión más amplia tendremos que revisar la Constitución de los Estados Unidos de América que en su Amendment II  dice “A well regulated Militia, being necessary to the security of a free State, the right of the people to keep and bear Arms, shall not be infringed”. Con una traducción aproximada es : “Siendo o por ser necesaria  para la seguridad de un Estado Libre una milicia bien regulada u ordenada , no se  restringirá  o violara el derecho del pueblo a poseer y portar armas” ratificada el 15 de diciembre de 1791.

Existe un conjunto de leyes federales, locales y estatales que regulan la venta, posesión y uso de armas; así como la fabricación, comercio, transferencia, mantenimiento de registros, transporte y destrucción de armas; en el caso de New York tenemos NYSAFE emitida el 15 de Enero del 2013 debido a los tiroteos de Sandy Hook y Webster .

El uso de armas de fuego requiere solicitudes  al departamento de Policía o alguacil y a la autoridad de licencias para que emita permisos y en ellos intervienen según los casos jueces, magistrados de la corte suprema del condado o del Estado; la verificación de antecedentes penales estatales y/o del FBI ; registros con permisos de compra con el numero de serie y la venta; una edad mínima de 21 años con excepciones ; registros estatales de Salud Mental; referencias personales de personas no relacionadas con ellos por sangre o por matrimonio que den fue de un buen carácter. 

También se tiene la Ley Penal de  New York el articulo 265 sobre armas de fuego y otras armas peligrosas y el articulo 400 sobre licencias y otras disposiciones relacionadas con las armas de fuego.

Debemos recordar que si usted porta un arma de fuego sin un permiso valido podría ser acusado de “posesión criminal de un arma en segundo grado, un delito grave” por lo general en el estado de New York se castiga con una pena de prisión de tres años y medio.

Hay que destacar que la Asociación del Rifle y Pistola del Estado de New York apelo al Tribunal Federal alegando que infringen sus derechos de hacer suya la Segunda Enmienda.

Un problema de muchas aristas, intereses, complejidad  y restricciones ¿Usted que opina?

Juan Carlos Valderrama.

amimanerapublicaciones@gmail.com

 1,438 total views

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here