Coyuntura

Una directiva minoritario que busca la totalidad, y una directiva mayoritaria que busca “continuar el proyecto de Gobierno de Xiomara Castro”. El Congreso Nacional de Honduras hoy juramentó a dos bloques.

El primero, encabezado por el Partido Libertad y Refundación (Libre) y el Partido Salvador de Honduras (PSH), se tomó, junto a un nutrido grupo de personas, las instalaciones del Poder Legislativo hondureño desde la noche anterior a este domingo 23 de enero. Y a pesar de la falta de energía eléctrica, las y los diputados, dirigidos una vez más por Rasel Tome y Luis Redondo, se instalaron en la mesa principal del hemiciclo, a la espera del inicio de la sesión convocada para este domingo a las 07:00 a.m. en Tegucigalpa.

La orden, según declaraciones de simpatizantes de Libre, era no dejar pasar a los “traidores” que en días pasados, entre golpes y mucha tensión, escogieron provisionalmente a Jorge Cálix como presidente del Congreso. Mientras tanto, a través de sus redes sociales, el Congreso Nacional llamó “de manera expedita” a sesión ordinaria, a solo minutos de desarrollarse en el área social de Bosques de Zambrano. Una convocatoria a la cual asistieron, de manera casi inmediata, al menos 80 diputados propietarios, según información de medios locales.

Fueron exactamente cinco minutos de convocatoria. Y a casi 40 KM de la capital, Cálix, junto a los diputados Yahvé Salvador Sabillón y Beatriz Valle, se ratificaron como directivos del Legislativo. Esta fue la primera directiva en propiedad en tomar posesión del Congreso Nacional. Justo a las 08:30 de la mañana.

Y aún sin energía ni audio, a las 08:44 a.m., Rasel Tome dirigió la “juramentación” del bloque encabezado por Luis Redondo en las instalaciones del Congreso Nacional. El bloque asegura haber alcanzado “más de 65 votos”, entre propietarios y suplentes, pero sin verificar el debido quórum o dar un dato exacto.

Lo ocurrido este domingo podría desatar una crisis institucional, dado a que dos facciones del mismo partido, que ganó las elecciones en noviembre, se han declarado autoridades del nuevo Congreso Nacional que entrará en funciones el martes 25 de enero.

La Ley Orgánica del Poder Legislativa contempla que la Junta Directiva debe elegirse con la mayoría, por lo tanto, la elección de Cálix es la que cuenta con dicho respaldo, sin embargo, los mecanismos utilizados para su unción han sido cuestionados porque responden a una reforma arbitraria.

“Siempre vamos a ser facilitadores de la agenda del Gobierno de Xiomara Castro”, aseguró Cálix tras ser juramentado como presidente del Poder Legislativo.

“Aquí, y mientras yo esté vivo, y mientras yo ostente la presidencia del primer Poder del Estado, no habrá ningún Golpe de Estado en contra de la Presidenta electa por todos los hondureños. Vamos a poner el CongresoNacional al servicio de los hondureños. Vamos a combatir la calumnia con hechos. Vamos a derogar las ZEDE. Vamos a derogar la Ley de Secretos. Vamos a derogar el Código Penal de la impunidad y todas las leyes lesivas al pueblo hondureño”, agregó Cálix en su alocución.

La elección de las dos juntas directivas se concretizó en el marco de una jornada de protestas en los bajos del Congreso Nacional, antecedida por una vigilia celebrada la noche del sábado y convocada por la Presidenta electa, Xiomara Castro, quien fustigó a los diputados disidentes de Libre y a la bancada del Partido Nacional, acusándolos de seguir la línea del narcotráfico, la corrupción y crimen organizado del hasta ahora presidente, Juan Orlando Hernández.

Con información de Criterio.hn

 1,860 total views

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here