Expediente Publico

El trabajo de la Misión de Apoyo Contra la Corrupción e Impunidad en Honduras, Maccih, tuvo un impacto relativamente bajo porque no lograron disponer de los instrumentos legales necesarios que reforzaran sus objetivos para extender los procesos de investigación a personajes claves de las élites políticas vinculadas a la corrupción gubernamental y privada de ese país, quienes además, optaron por legislar iniciativas para reforzar la impunidad y limitar las acusaciones de ese ente investigativo.

La continuidad de la Maccih y un desempeño con mejor efectividad dependía del rol que pudo desempeñar diversos grupos de interés de esa nación, genuinamente comprometidos en la lucha contra la corrupción.

En esta serie de ocho entregas, Expediente Público, evidencia los fuertes motivos personales que tuvo Mauricio Oliva, presidente del Congreso Nacional y principal inquisidor para sacar del país a la Maccih.

LA MACCIH: UN INCONCLUSO “MODELO HONDUREÑO” DE COMBATE A LA CORRUPCIÓN

CONGRESO BLOQUEÓ JUICIOS E INVESTIGACIONES CONTRA SUS PROPIOS DIPUTADOS

JUSTICIA SELECTIVA: UN BENEFICIO PARA LAS REDES DE CORRUPCIÓN EN HONDURAS

LA AGENDA PENDIENTE DE LA SOCIEDAD EN LA LUCHA CONTRA LA CORRUPCIÓN Y LA IMPUNIDAD

MÁS ALLÁ DEL DISCURSO: LA LUCHA DE UN FISCAL CONTRA LA CORRUPCIÓN Y LA IMPUNIDAD

LA SALIDA DE LA MACCIH PLANTEA GRANDES DESAFÍOS AL MINISTERIO PÚBLICO Y LA UFERCO

INTRIGAS Y LUCHAS INTERNAS DE PODER TAMBIÉN AFECTARON A LA MACCIH

TESTAFERROS DEL CARTEL DE LOS CACHIROS TRASPASARON CUATRO PROPIEDADES A MAURICIO OLIVA HERRERA, PRESIDENTE DEL CONGRESO NACIONAL DE HONDURAS

 124 total views,  2 views today

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here