«Mientras el mundo se caía a pedazos Guatemala crecía» concluyó Alejandro Giammattei, presidente de Guatemala, pues tras el paso de la pandemia por Guatemala el Gobierno se encuentra optimista, pero ciudadanos y organizaciones de monitoreo muestran los golpes en la economía y el sistema de salud en la actualidad. 

Por: Diana Fuentes. / Tu Barco Latino

Mixco, Guatemala.

En las periferias ó interior del país el virus del Covid-19, llegó sin piedad a todos los rincones de Guatemala, se vivieron meses desalentadores porque muchos perdían a sus familiares, amigos y conocidos cada día por el covid19.

El Instituto Nacional de Estadística estima que hay 17 millones de habitantes en Guatemala, y el municipio de Mixco cuenta con una densidad demográfica significativa en el país en el contexto del comercio y el transporte, fue uno de los municipios  que hasta el 14 de noviembre del 2020, se encontraba en rojo con los índices más altos de personas contagiadas de covid19. Según prensa libre. 

Mixco se encuentra a 17km de la ciudad capital, según el Instituto Nacional de Estadística de Guatemala cuenta con 507,549 habitantes.

Decidimos buscar historias de familias de este municipio y entender cuáles eran sus condiciones y cómo vivieron la pandemia a pesar de estar muy cerca de la ciudad, las precariedades y discriminación durante la pandemia dejó marcas profundas en los pobladores encontramos una familia que nos relata la brutalidad de lo que sufrieron. 

Las vidas que se llevó la pandemia en Guatemala

El confinamiento inició el 13 de marzo, dos meses después la familia Paz vivió en carne propia el virus, cobrando la vida de 4 miembros de su familia. 

Marta Lucila Paz Monroy de 71 años, ama de casa originaria de este lugar nos comparte cómo fue perder a su hermana, cuñado, sobrino y sobrina. 

En entrevista, Martha y su esposo narran la historia: 

¿El sistema de salud en Guatemala, realmente avanza?

Según el informe de gobierno 2021 se detallan avances dentro del Instituto Guatemalteco de Seguridad Social (IGSS) durante el 2020: 

  • Incremento de la cantidad de personal de salud adicional, 1,606 contratos adicionales.
  • El Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social de Guatemala (MSPAS) aumento su capacidad a  50 laboratorios clínicos de la red de hospitales y 29 DAS para el tamizaje y detección de Covid – 19.
  • La habilitación de seis laboratorios móviles en la Ciudad de Guatemala.

Sin embargo, la población relataba lo contrario con videos donde denunciaban las precariedades incluso los trabajadores sindicalizados del IGSS, durante los meses críticos y recientemente manifestaron por la falta de insumos para realizar su trabajo  contradiciendo lo expuesto por el mandatario.

Por su parte, el sector empresarial, en una conferencia de prensa este pasado 17 de octubre, el Observatorio del Presupuesto del Cacif  detalló un análisis presupuestario del IGSS y resaltó la importancia del aporte del Estado a la entidad para fortalecer la atención a la ciudadanía Guatemalteca.

“El IGSS, fue el conducto de sus laboratorios móviles, realizó pruebas en 43 unidades médicas ubicadas en el área metropolitana y departamental. Esta unidades en respuesta al incremento considerable de casos de COVID-19 entre junio y agosto 2021” según el informe de gobierno.

Medidas para hacerle frente a la pandemia en Guatemala

Los hospitales durante la emergencia tuvieron que enterrar a cientos de pacientes fallecidos por Covid – 19 como NN. No se tiene el dato exacto porque solo tenían un lapso de 6 horas para sepultar a quienes fallecían y únicamente el Cementerio La Verbena funcionaba en ciudad de Guatemala.

Frente a esto, poco a poco el Gobierno fue habilitando nuevos cementerios. 

El informe de gobierno 2021 publicado en enero 2022, detalla los avances para la contención de la pandemia en Guatemala.

Para fortalecer la capacidad del Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social (MSPAS) se contrató, para el período de enero a diciembre de 2021, a 6,921 personas adicionales al personal permanente, distribuidas 3,146 personas a través de 28 direcciones de área de Salud (DAS), y a 3,775 en 36 hospitales”, indica. 

El 13 de septiembre del 2021 fue aprobada la Ley de Emergencia Nacional para la Atención de la Pandemia COVID-19 (Decreto Legislativo 11-2021),9 con el objetivo de “fijar disposiciones legales para la adquisición de medicamentos y equipo hospitalario, así como la contratación de médicos y personal técnico para atender a los guatemaltecos afectados por la COVID-19”. 

El informe de gobierno resaltó que esta ley permitió al MSPAS y al IGSS mejorar el abastecimiento de medicamentos e insumos y disponer de más personal especializado para la atención y tratamiento hospitalario y ambulatorio, así como ampliar la cobertura de medidas de prevención; entre ellas, el fortalecimiento de los puestos de vacunación a nivel nacional. 

Recortes en prevención y tratamiento del Covid -19 y en infraestructura de salud

Respecto a la vacunación han existido una serie de polémicas fuertes, desde el retraso en la entrega, pagos adelantados, devolución del dinero y vencimiento del las vacunas, todo esto alrededor del gobierno Ruso y su embajada en Guatemala, varios medios locales han hecho una serie de análisis sobre la situación los hallazgos son preocupantes y el hermetismo del gobierno respecto al tema permanece.

Según El Instituto Centroamericano de Estudios Fiscales(ICEFI) realizó un informe mas reciente llamado Analisis de ejecucion Presupuestaria al primer semestre del 2022 y revela la siguiente tabla sobre ejecución de programas en salud ejecutados por el Estado. 

Fuente: Instituto Centroamericano de Estudios Fiscales.

El informe del ICEFI muestra preocupación por el recorte de presupuestos durante el 2022, en  varios de sus programas importantes en este caso la infraestructura del sector Salud, con una disminución del 12,7 % y para la prevención y tratamiento del Covid – 19 en un 154,1 %. 

El MSPAS evidenciaba dificultades para ejecutar aún esos presupuestos recortados, ya que al final de junio había ejecutado solamente el 12.1% del presupuesto vigente del programa de infraestructura en salud, 12.9% de la asignación para la adquisición pública de vacunas contra el COVID-19.

Problemas en el programa de vacunación por la pandemia en Guatemala

Se recalca por la prensa que existen agujeros en dicho plan de vacunación según el medio El periodico el 8 de julio del 2022 resaltó “La revista científica Nature resaltó el mal manejo del Gobierno de Guatemala para vacunar a la población contra el COVID-19 señalando que solo alrededor del 35 por ciento de las personas han sido vacunadas con esquema completo.

En algunas comunidades indígenas la gente acudió al llamado para vacunarse.  En agosto del 2021 en el centro de salud de la Aldea Porvenir, Comitancillo, San Marcos, Fidel García hacía cola en el centro de salud para ser atendido. Nos dice  “si me voy a poner la vacuna aquí toda la gente se quiere vacunar y toda mi familia se vacunó”.

Habitantes de la Aldea el Porvenir con sus carnés de vacunación. Foto: Diana Fuentes.

Otro joven Rolando Pérez Agustín de 18 años, quien observaba lo que sucedía afuera del centro de vacunación de la aldea el Porvenir nos dice “por el momento escuche que la vacuna se terminó y algunas personas se retiraron  de aquí”.

El informe de gobierno resaltó que con el Plan Nacional de Vacunación, con el fin de obtener las dosis necesarias para cumplir con este plan, el presidente Alejandro Giammattei llevó a cabo diversas gestiones, acuerdos y negociaciones públicas, el 21 de septiembre de 2021.

Con la compra, recepción de donación o mecanismos combinados como el COVAX (Iniciativa Global para el Acceso Equitativo a las Vacunas), han permitido contar con un ingreso frecuente de vacunas para satisfacer la necesidad de la población guatemalteca.

Lea también: «No estamos listos para otra pandemia» desde Honduras, temen que la pesadilla se puede repetir.

Sin embargo para Juana Ajsoc, una habitante de Santa Clara, La Laguna, Sololá,  las vacunas no fueron suficientes para completar su esquema de vacunación: “Es la realidad de Guatemala, a veces las vacunas no llegan, yo espere más de un año la segunda dosis, no se que pasa en mi caso uno va llevando su control, muchos esperaron un año para ponerse la segunda dosis”

El abastecimiento a nivel nacional fue lento, incluso muchos viajaron a México para acceder a vacunas porque era mas rápido y fácil vacunarse a diferencia de Guatemala. según una nota del medio El Periodico.

Otras poblaciones tomaban la decisión de esperar o no vacunarse porque escucharon varios casos donde la gente falleció al momento o días después de vacunada, estos rumores se propagaron rápidamente en algunos pueblos y creaban terror y resistencia a inyectarse. 

Puesto de Salud de la Aldea el Porvenir. Foto: Diana Fuentes.

El duelo por las pérdidas

La pérdida de parientes y el sufrimiento durante el 2020 y 2021 por el Covid-19, aún se sienten en los hogares guatemaltecos. 

Marta Paz nos dice que su sobrina, Nancy Bautista de 35 años, luego de tener Covid-19 durante mayo del 2020, se le desarrolló un cáncer y en término de un mes falleció el 21 de agosto 2021, dejando a una niña huérfana.

“Lamentablemente solo se quedo la hija de mi sobrina que hace un año murió, se quedó solita, solita solo un perrito que le regalaron era su compañía, porque a todos nos encerraron, todos cerca pero no podíamos salir y que podíamos hacer la doctora dijo no pueden salir, y Dios se lo pague a la gente hasta policía querían poner porque decían que estábamos saliendo y ante dios no, nos dijo la doctora encerrados cumplimos nosotros”, narra Marta.

Al morir la madre de la niña, que en ese entonces tenía 10 años, dejó de comer y dormir.

«Me dolía mucho, la muchachita lloraba y además no dormía, si la viera ahora como esta flaca, delgadita porque si le afectó la muerte de su mamá”, y lo peor es que las instancias de salud nadie hizo nada, no le refirieron un psicólogo y la doctora sabía que la menor estaba sola, cuenta Marta Paz.

El hambre en el confinamiento

Maria Lucila Paz, habitante de Mixco, Municipio reconocido por la producción de chocolate. Foto: Diana Fuentes.

Para Marta Paz el confinamiento significó, al igual que para otros guatemaltecos, una temporada de angustia, pues encerrados como les tocó estar no tenían como salir a conseguir dinero y comida para sobrevivir.  

Sin embargo, el Gobierno manifestó que “para la protección de enfermos leves, distribuimos de manera gratuita más de un cuarto de millón de kits de tratamiento ambulatorio. Repartimos 625 mil raciones de alimentos entregadas a familias a nivel nacional en el marco del programa de Apoyo Alimentario y Prevención de la Pandemia”.

Así mismo, que habilitaron 2,279 camas dedicadas a la atención del COVID-19 y en una mayor capacidad de respuesta con equipo hospitalario para la atención de pacientes.

A pesar de las acciones del Gobierno nacional, el hambre y la pobreza aumento en el país, según el Banco Mundial, “se estima que el impacto de la pandemia del Covid-19 aumentó la tasa de pobreza del 47,8 por ciento de la población en 2019 al 52,4 por ciento en 2020″.

También, El Banco Mundial indica que este aumento habría sido dos o tres veces mayor sin la respuesta del Gobierno.

La crisis económica por la pandemia en Guatemala

La crisis económica provocada por la SARS-CoV-2 en Guatemala durante los últimos 32 meses. Fue comparada por expertos con la gran depresión de los años 30 del siglo pasado.

Uno de los focos en el país fue la economía, pues para los gobiernos de Centroamérica y en especial Guatemala, un elemento vital durante la pandemia fue mantener una economía estable que no afectará  la inversión extranjera en el país. 

El desempleo es una realidad durante y después de la pandemia

Se calcula, según el último censo, que el 70% de la población se dedica al trabajo informal, estos niveles altos de informalidad se traduce a evasión tributaria y fraude tributario, acá incluye el contrabando, lavado de dinero y la evasión del pago de impuestos constituyen problemas estructurales.

Se estima que durante el 2020, los empleos  formales que se perdieron ascendió hasta 60,939  según el portal de  la Asociación de Investigación y Estudios Sociales (ASIES), algunas personas les tocó reinventarse y así lograr llevar el sustento a sus hogares. 

Ingrid con 25 años originaria de Santa clara la Laguna es la hija mayor de la familia y la única que tenia ingresos en su hogar  nos cuenta cómo cambió su vida laboral al iniciar la pandemia en Guatemala.

“Yo estaba trabajando en un negocio cuando nos da la noticia de que todos teníamos que descansar y que la tienda iba a cerrar, nos dio tristeza porque era el ingreso que teníamos para la familia y pasaron meses todo empeoró,  me dio depresión y ansiedad no estaba afectada por la enfermedad era por el ingreso y las deudas en los bancos”, narra Ingrid. 

Medidas carentes ante la crisis

En el 2019 no se avaló el presupuesto por parte del congreso y en el 2020 estuvo vigente el presupuesto del año pasado y se hicieron las famosas ampliaciones para el Covid-19, el monto es 30 mil millones de quetzales se generaron por préstamos, de estos 12 mil millones de quetzales para el Covid-19 y se han ejecutado a la fecha 5 mil millones de quetzales.

Pero ninguna de las ampliaciones presupuestarias modificó la meta de ingresos tributarios, entonces la meta dice que lo que se debió recaudar para este año son 64 mil 27 millones de quetzales o 64 millardos, esto era la meta en 2019.

La SAT (Superintendencia de administración tributaria), tenía una meta sumamente fácil de cumplir asumiendo que la recaudación y producción para el 2020 iba a estar sin ninguna pandemia, porque cada año la economía crece y a esto se le llama el crecimiento vegetativo de la recaudación o el crecimiento inercial en un escenario donde no hubiese pasado nada, según el experto José Ricardo Barrientos.

El impacto de la pandemia ha generado una pérdida de ingresos tributarios bastante grande. 

El ICEFI calculó que ya se han perdido 6 mil ochocientos treinta y ocho punto cinco millones de quetzales, es decir que de esos 64 millardos, 6.8 ya se perdieron.  Una pérdida considerable y conforme la economía se siga deteriorando esta brecha de 6.8 millardos de quetzales puede seguir creciendo.

Una economía herida

La economía guatemalteca ha recibido un gran golpe a partir de la pandemia, los expertos creen que el impacto aún no se ha terminado de dar y la herida sigue abierta.

Todo el mundo habla de recuperación económica y reapertura, pero el daño a la economía guatemalteca y a los ingresos tributarios sigue siendo grande, según las declaraciones del experto José Barrientos. 

Pero ¿Cuánto es 6.8 millardos de quetzales? y ¿Qué instancias se cubren con esta cantidad de dinero?

Ponemos un ejemplo: e presupuesto total al año del Ministerio de Gobernación, incluyendo la policía y migración, es de 6 millardos, entonces la pérdida es muchísimo más grande del presupuesto completo del Ministerio de Gobernación.

El tamaño del agujero a causa de la contracción económica con el impacto de la pandemia es inmensa, es básicamente del tamaño del presupuesto del ministerio de comunicaciones, infraestructura y vivienda.

Según expertos del Fondo Monetario Internacional (FMI), el panorama no es optimista y consideran el futuro como «un grado de incertidumbre inusitadamente elevado en torno a las proyecciones». 

Por su parte,  el ICEFI ante las advertencias y desconocimiento de la población recomiendan que la SAT proteja a sus contribuyentes en tiempos de crisis. 

Algunos no han dejado de ser puntuales con sus pagos, pero sí deben considerar que si hay contribuyentes que teniendo la capacidad y no pagan sus impuestos, el moroso, el tramposo, el mentiroso o el evasor, debe tener una sanción o también considerar a quienes sí pagaban en tiempos normales pero que con la crisis ya no le fue posible, sugiere José Barrientos.

Escenarios Catastróficos que ha dejado la pandemia en Guatemala

Y en este momento ni siquiera los mejores economistas y expertos más preparados en el mundo han podido dar una respuesta.

El Fondo Monetario actualmente dice que la crisis es como ninguna otra con una recuperación incierta y las proyecciones del FMI son catastróficas para el 2020 pero apuntan a cierta recuperación en 2021, pero tienen una advertencia bien severa y es lo que preocupa porque pareciera que el gobierno de Guatemala no está atendiendo la advertencia y es que existe un grado de incertidumbre inusitadamente elevado en torno a las proyecciones.

En la época de 1930 muchas personas por la pérdida de trabajo y crisis que se sumergió el mundo, muchos tomaban la decisión de suicidarse los historiadores recalcaron que empezaron a verse en esa época como desde los tejados de Wall Street la gente saltaba desde el piso 44.

Actualmente con el crecimiento económico de -2.5% ±1% en 2020 proyectado por el Banguat, el ICEFI estima: Pérdida de 206,117 empleos, 70% en el sector informal (micro, pequeñas y medianas unidades productivas), los 61,835 empleos formales perdidos equivaldrían a la generación promedio de empleo en 2 años 3.

Los sectores más afectados serían: Agricultura, ganadería, silvicultura y pesca Industria manufacturera, comercio al por mayor y menor;  impactos alarmantes estimados por el ICEFI. 

Regresando al pasado, el efecto dominó fue rápido y más de dos mil bancos habían quebrado, inició la gran depresión como la actual y la bancarrota en masa, el desempleo masivo en ese entonces se visibilizó la locura y la avaricia humana con más peso porque rápidamente avanzó el fascismo y comunismo, culminando en la segunda guerra mundial.

Parece ser que estos escenarios catastróficos de esa época se repiten y la guerra entre Rusia y Ucrania explotó durante este año, al parecer la incertidumbre  en el panorama mundial actual seguirá.

Con el lema “Guatemala no se detiene”

El presidente Alejandro Giammattei maneja un discurso más prometedor y alentador,  en la entrega de informe 2021 dice:

“TOMAMOS DECISIONES DIFÍCILES Y GRACIAS A ESO HOY TENEMOS UN BALANCE ENTRE LA ATENCIÓN DE LA EMERGENCIA Y EL IMPULSO A UNA ECONOMÍA QUE DA MUESTRAS DE DINAMISMO, EXPANSIÓN Y CRECIMIENTO».

El mandatario también recalca que «mientras el mundo se caía a pedazos, Guatemala no solo resistía, si no que crecía. Y este no es un logro del Gobierno, este es un logro de todos los guatemaltecos. Sin duda alguna, un logro histórico es el crecimiento económico de 7.5% del Producto Interno Bruto. En medio de la pandemia. Para esto se tomaron medidas contra cíclicas por las autoridades monetarias y fiscales. Hoy seguimos siendo un país estable macroeconómicamente, y ha sido ratificado por las agencias calificadoras de riesgo de manera positiva con un sistema financiero solvente y sólido, lo que garantiza y genera confianza a los inversores”. 

Unas declaraciones que se contradicen con los informes anteriormente nombrados.

En cuanto a lo que respecta el papel de la ciudadanía frente a la prevención de la propagación del Covid-19, el Gobierno aplaudió a los ciudadanos responsables que se han vacunado porque gracias a eso se ha visto en la reducción de los contagios y muertes, permitiendo una mayor reincorporación de trabajadores a los sectores productivos.

El avance en salud para el gobierno principalmente se enfatiza en la ampliación del hospital temporal del parque la Industria en ciudad de Guatemala y resalta que en los últimos 4 meses del año 2021 la baja de contagios llegó hasta el 95 por ciento. 

Para los Guatemaltecos mantenerse ante los rezagos de la pandemia ha sido una hazaña, luego de lo vivido ante la pérdida de familiares e incertidumbre permanente por la falta de trabajo y salud, en las calles aún se ven personas pidiendo comida con sus banderas blancas, fue un código que las familias utilizaron durante el 2020 y colgaban en la ventana de su casa estas banderas, para que la gente les auxiliara con comida,  para algunos pudo ser un momento de prosperidad pero para otros fue únicamente muerte y desempleo.

Escucha el podcast de este reportaje: 

¿El sistema de salud en Guatemala, realmente avanza?

Según el informe de gobierno 2021 se detallan avances dentro del Instituto Guatemalteco de Seguridad Social (IGSS) durante el 2020: 

  • Incremento de la cantidad de personal de salud adicional, 1,606 contratos adicionales.
  • El Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social de Guatemala (MSPAS) aumento su capacidad a  50 laboratorios clínicos de la red de hospitales y 29 DAS para el tamizaje y detección de Covid – 19.
  • La habilitación de seis laboratorios móviles en la Ciudad de Guatemala.

Sin embargo, la población relataba lo contrario con videos donde denunciaban las precariedades incluso los trabajadores sindicalizados del IGSS, durante los meses críticos y recientemente manifestaron por la falta de insumos para realizar su trabajo  contradiciendo lo expuesto por el mandatario.

Por su parte, el sector empresarial, en una conferencia de prensa este pasado 17 de octubre, el Observatorio del Presupuesto del Cacif  detalló un análisis presupuestario del IGSS y resaltó la importancia del aporte del Estado a la entidad para fortalecer la atención a la ciudadanía Guatemalteca.

“El IGSS, fue el conducto de sus laboratorios móviles, realizó pruebas en 43 unidades médicas ubicadas en el área metropolitana y departamental. Esta unidades en respuesta al incremento considerable de casos de COVID-19 entre junio y agosto 2021” según el informe de gobierno.

Medidas para hacerle frente a la pandemia en Guatemala

Los hospitales durante la emergencia tuvieron que enterrar a cientos de pacientes fallecidos por Covid – 19 como NN. No se tiene el dato exacto porque solo tenían un lapso de 6 horas para sepultar a quienes fallecían y únicamente el Cementerio La Verbena funcionaba en ciudad de Guatemala.

Frente a esto, poco a poco el Gobierno fue habilitando nuevos cementerios. 

El informe de gobierno 2021 publicado en enero 2022, detalla los avances para la contención de la pandemia en Guatemala.

Para fortalecer la capacidad del Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social (MSPAS) se contrató, para el período de enero a diciembre de 2021, a 6,921 personas adicionales al personal permanente, distribuidas 3,146 personas a través de 28 direcciones de área de Salud (DAS), y a 3,775 en 36 hospitales”, indica. 

El 13 de septiembre del 2021 fue aprobada la Ley de Emergencia Nacional para la Atención de la Pandemia COVID-19 (Decreto Legislativo 11-2021),9 con el objetivo de “fijar disposiciones legales para la adquisición de medicamentos y equipo hospitalario, así como la contratación de médicos y personal técnico para atender a los guatemaltecos afectados por la COVID-19”. 

El informe de gobierno resaltó que esta ley permitió al MSPAS y al IGSS mejorar el abastecimiento de medicamentos e insumos y disponer de más personal especializado para la atención y tratamiento hospitalario y ambulatorio, así como ampliar la cobertura de medidas de prevención; entre ellas, el fortalecimiento de los puestos de vacunación a nivel nacional. 

Recortes en prevención y tratamiento del Covid -19 y en infraestructura de salud

Respecto a la vacunación han existido una serie de polémicas fuertes, desde el retraso en la entrega, pagos adelantados, devolución del dinero y vencimiento del las vacunas, todo esto alrededor del gobierno Ruso y su embajada en Guatemala, varios medios locales han hecho una serie de análisis sobre la situación los hallazgos son preocupantes y el hermetismo del gobierno respecto al tema permanece.

Según El Instituto Centroamericano de Estudios Fiscales(ICEFI) realizó un informe mas reciente llamado Analisis de ejecucion Presupuestaria al primer semestre del 2022 y revela la siguiente tabla sobre ejecución de programas en salud ejecutados por el Estado. 

Fuente: Instituto Centroamericano de Estudios Fiscales.

El informe del ICEFI muestra preocupación por el recorte de presupuestos durante el 2022, en  varios de sus programas importantes en este caso la infraestructura del sector Salud, con una disminución del 12,7 % y para la prevención y tratamiento del Covid – 19 en un 154,1 %. 

El MSPAS evidenciaba dificultades para ejecutar aún esos presupuestos recortados, ya que al final de junio había ejecutado solamente el 12.1% del presupuesto vigente del programa de infraestructura en salud, 12.9% de la asignación para la adquisición pública de vacunas contra el COVID-19.

Problemas en el programa de vacunación por la pandemia en Guatemala

Se recalca por la prensa que existen agujeros en dicho plan de vacunación según el medio El periodico el 8 de julio del 2022 resaltó “La revista científica Nature resaltó el mal manejo del Gobierno de Guatemala para vacunar a la población contra el COVID-19 señalando que solo alrededor del 35 por ciento de las personas han sido vacunadas con esquema completo.

En algunas comunidades indígenas la gente acudió al llamado para vacunarse.  En agosto del 2021 en el centro de salud de la Aldea Porvenir, Comitancillo, San Marcos, Fidel García hacía cola en el centro de salud para ser atendido. Nos dice  “si me voy a poner la vacuna aquí toda la gente se quiere vacunar y toda mi familia se vacunó”.

Habitantes de la Aldea el Porvenir con sus carnés de vacunación. Foto: Diana Fuentes.

Otro joven Rolando Pérez Agustín de 18 años, quien observaba lo que sucedía afuera del centro de vacunación de la aldea el Porvenir nos dice “por el momento escuche que la vacuna se terminó y algunas personas se retiraron  de aquí”.

El informe de gobierno resaltó que con el Plan Nacional de Vacunación, con el fin de obtener las dosis necesarias para cumplir con este plan, el presidente Alejandro Giammattei llevó a cabo diversas gestiones, acuerdos y negociaciones públicas, el 21 de septiembre de 2021.

Con la compra, recepción de donación o mecanismos combinados como el COVAX (Iniciativa Global para el Acceso Equitativo a las Vacunas), han permitido contar con un ingreso frecuente de vacunas para satisfacer la necesidad de la población guatemalteca.

Lea también: «No estamos listos para otra pandemia» desde Honduras, temen que la pesadilla se puede repetir.

Sin embargo para Juana Ajsoc, una habitante de Santa Clara, La Laguna, Sololá,  las vacunas no fueron suficientes para completar su esquema de vacunación: “Es la realidad de Guatemala, a veces las vacunas no llegan, yo espere más de un año la segunda dosis, no se que pasa en mi caso uno va llevando su control, muchos esperaron un año para ponerse la segunda dosis”

El abastecimiento a nivel nacional fue lento, incluso muchos viajaron a México para acceder a vacunas porque era mas rápido y fácil vacunarse a diferencia de Guatemala. según una nota del medio El Periodico.

Otras poblaciones tomaban la decisión de esperar o no vacunarse porque escucharon varios casos donde la gente falleció al momento o días después de vacunada, estos rumores se propagaron rápidamente en algunos pueblos y creaban terror y resistencia a inyectarse. 

Puesto de Salud de la Aldea el Porvenir. Foto: Diana Fuentes.

El duelo por las pérdidas

La pérdida de parientes y el sufrimiento durante el 2020 y 2021 por el Covid-19, aún se sienten en los hogares guatemaltecos. 

Marta Paz nos dice que su sobrina, Nancy Bautista de 35 años, luego de tener Covid-19 durante mayo del 2020, se le desarrolló un cáncer y en término de un mes falleció el 21 de agosto 2021, dejando a una niña huérfana.

“Lamentablemente solo se quedo la hija de mi sobrina que hace un año murió, se quedó solita, solita solo un perrito que le regalaron era su compañía, porque a todos nos encerraron, todos cerca pero no podíamos salir y que podíamos hacer la doctora dijo no pueden salir, y Dios se lo pague a la gente hasta policía querían poner porque decían que estábamos saliendo y ante dios no, nos dijo la doctora encerrados cumplimos nosotros”, narra Marta.

Al morir la madre de la niña, que en ese entonces tenía 10 años, dejó de comer y dormir.

«Me dolía mucho, la muchachita lloraba y además no dormía, si la viera ahora como esta flaca, delgadita porque si le afectó la muerte de su mamá”, y lo peor es que las instancias de salud nadie hizo nada, no le refirieron un psicólogo y la doctora sabía que la menor estaba sola, cuenta Marta Paz.

El hambre en el confinamiento

Maria Lucila Paz, habitante de Mixco, Municipio reconocido por la producción de chocolate. Foto: Diana Fuentes.

Para Marta Paz el confinamiento significó, al igual que para otros guatemaltecos, una temporada de angustia, pues encerrados como les tocó estar no tenían como salir a conseguir dinero y comida para sobrevivir.  

Sin embargo, el Gobierno manifestó que “para la protección de enfermos leves, distribuimos de manera gratuita más de un cuarto de millón de kits de tratamiento ambulatorio. Repartimos 625 mil raciones de alimentos entregadas a familias a nivel nacional en el marco del programa de Apoyo Alimentario y Prevención de la Pandemia”.

Así mismo, que habilitaron 2,279 camas dedicadas a la atención del COVID-19 y en una mayor capacidad de respuesta con equipo hospitalario para la atención de pacientes.

A pesar de las acciones del Gobierno nacional, el hambre y la pobreza aumento en el país, según el Banco Mundial, “se estima que el impacto de la pandemia del Covid-19 aumentó la tasa de pobreza del 47,8 por ciento de la población en 2019 al 52,4 por ciento en 2020″.

También, El Banco Mundial indica que este aumento habría sido dos o tres veces mayor sin la respuesta del Gobierno.

La crisis económica por la pandemia en Guatemala

La crisis económica provocada por la SARS-CoV-2 en Guatemala durante los últimos 32 meses. Fue comparada por expertos con la gran depresión de los años 30 del siglo pasado.

Uno de los focos en el país fue la economía, pues para los gobiernos de Centroamérica y en especial Guatemala, un elemento vital durante la pandemia fue mantener una economía estable que no afectará  la inversión extranjera en el país. 

El desempleo es una realidad durante y después de la pandemia

Se calcula, según el último censo, que el 70% de la población se dedica al trabajo informal, estos niveles altos de informalidad se traduce a evasión tributaria y fraude tributario, acá incluye el contrabando, lavado de dinero y la evasión del pago de impuestos constituyen problemas estructurales.

Se estima que durante el 2020, los empleos  formales que se perdieron ascendió hasta 60,939  según el portal de  la Asociación de Investigación y Estudios Sociales (ASIES), algunas personas les tocó reinventarse y así lograr llevar el sustento a sus hogares. 

Ingrid con 25 años originaria de Santa clara la Laguna es la hija mayor de la familia y la única que tenia ingresos en su hogar  nos cuenta cómo cambió su vida laboral al iniciar la pandemia en Guatemala.

“Yo estaba trabajando en un negocio cuando nos da la noticia de que todos teníamos que descansar y que la tienda iba a cerrar, nos dio tristeza porque era el ingreso que teníamos para la familia y pasaron meses todo empeoró,  me dio depresión y ansiedad no estaba afectada por la enfermedad era por el ingreso y las deudas en los bancos”, narra Ingrid. 

Medidas carentes ante la crisis

En el 2019 no se avaló el presupuesto por parte del congreso y en el 2020 estuvo vigente el presupuesto del año pasado y se hicieron las famosas ampliaciones para el Covid-19, el monto es 30 mil millones de quetzales se generaron por préstamos, de estos 12 mil millones de quetzales para el Covid-19 y se han ejecutado a la fecha 5 mil millones de quetzales.

Pero ninguna de las ampliaciones presupuestarias modificó la meta de ingresos tributarios, entonces la meta dice que lo que se debió recaudar para este año son 64 mil 27 millones de quetzales o 64 millardos, esto era la meta en 2019.

La SAT (Superintendencia de administración tributaria), tenía una meta sumamente fácil de cumplir asumiendo que la recaudación y producción para el 2020 iba a estar sin ninguna pandemia, porque cada año la economía crece y a esto se le llama el crecimiento vegetativo de la recaudación o el crecimiento inercial en un escenario donde no hubiese pasado nada, según el experto José Ricardo Barrientos.

El impacto de la pandemia ha generado una pérdida de ingresos tributarios bastante grande. 

El ICEFI calculó que ya se han perdido 6 mil ochocientos treinta y ocho punto cinco millones de quetzales, es decir que de esos 64 millardos, 6.8 ya se perdieron.  Una pérdida considerable y conforme la economía se siga deteriorando esta brecha de 6.8 millardos de quetzales puede seguir creciendo.

Una economía herida

La economía guatemalteca ha recibido un gran golpe a partir de la pandemia, los expertos creen que el impacto aún no se ha terminado de dar y la herida sigue abierta.

Todo el mundo habla de recuperación económica y reapertura, pero el daño a la economía guatemalteca y a los ingresos tributarios sigue siendo grande, según las declaraciones del experto José Barrientos. 

Pero ¿Cuánto es 6.8 millardos de quetzales? y ¿Qué instancias se cubren con esta cantidad de dinero?

Ponemos un ejemplo: e presupuesto total al año del Ministerio de Gobernación, incluyendo la policía y migración, es de 6 millardos, entonces la pérdida es muchísimo más grande del presupuesto completo del Ministerio de Gobernación.

El tamaño del agujero a causa de la contracción económica con el impacto de la pandemia es inmensa, es básicamente del tamaño del presupuesto del ministerio de comunicaciones, infraestructura y vivienda.

Según expertos del Fondo Monetario Internacional (FMI), el panorama no es optimista y consideran el futuro como «un grado de incertidumbre inusitadamente elevado en torno a las proyecciones». 

Por su parte,  el ICEFI ante las advertencias y desconocimiento de la población recomiendan que la SAT proteja a sus contribuyentes en tiempos de crisis. 

Algunos no han dejado de ser puntuales con sus pagos, pero sí deben considerar que si hay contribuyentes que teniendo la capacidad y no pagan sus impuestos, el moroso, el tramposo, el mentiroso o el evasor, debe tener una sanción o también considerar a quienes sí pagaban en tiempos normales pero que con la crisis ya no le fue posible, sugiere José Barrientos.

Escenarios Catastróficos que ha dejado la pandemia en Guatemala

Y en este momento ni siquiera los mejores economistas y expertos más preparados en el mundo han podido dar una respuesta.

El Fondo Monetario actualmente dice que la crisis es como ninguna otra con una recuperación incierta y las proyecciones del FMI son catastróficas para el 2020 pero apuntan a cierta recuperación en 2021, pero tienen una advertencia bien severa y es lo que preocupa porque pareciera que el gobierno de Guatemala no está atendiendo la advertencia y es que existe un grado de incertidumbre inusitadamente elevado en torno a las proyecciones.

En la época de 1930 muchas personas por la pérdida de trabajo y crisis que se sumergió el mundo, muchos tomaban la decisión de suicidarse los historiadores recalcaron que empezaron a verse en esa época como desde los tejados de Wall Street la gente saltaba desde el piso 44.

Actualmente con el crecimiento económico de -2.5% ±1% en 2020 proyectado por el Banguat, el ICEFI estima: Pérdida de 206,117 empleos, 70% en el sector informal (micro, pequeñas y medianas unidades productivas), los 61,835 empleos formales perdidos equivaldrían a la generación promedio de empleo en 2 años 3.

Los sectores más afectados serían: Agricultura, ganadería, silvicultura y pesca Industria manufacturera, comercio al por mayor y menor;  impactos alarmantes estimados por el ICEFI. 

Regresando al pasado, el efecto dominó fue rápido y más de dos mil bancos habían quebrado, inició la gran depresión como la actual y la bancarrota en masa, el desempleo masivo en ese entonces se visibilizó la locura y la avaricia humana con más peso porque rápidamente avanzó el fascismo y comunismo, culminando en la segunda guerra mundial.

Parece ser que estos escenarios catastróficos de esa época se repiten y la guerra entre Rusia y Ucrania explotó durante este año, al parecer la incertidumbre  en el panorama mundial actual seguirá.

Con el lema “Guatemala no se detiene”

El presidente Alejandro Giammattei maneja un discurso más prometedor y alentador,  en la entrega de informe 2021 dice:

“TOMAMOS DECISIONES DIFÍCILES Y GRACIAS A ESO HOY TENEMOS UN BALANCE ENTRE LA ATENCIÓN DE LA EMERGENCIA Y EL IMPULSO A UNA ECONOMÍA QUE DA MUESTRAS DE DINAMISMO, EXPANSIÓN Y CRECIMIENTO».

El mandatario también recalca que «mientras el mundo se caía a pedazos, Guatemala no solo resistía, si no que crecía. Y este no es un logro del Gobierno, este es un logro de todos los guatemaltecos. Sin duda alguna, un logro histórico es el crecimiento económico de 7.5% del Producto Interno Bruto. En medio de la pandemia. Para esto se tomaron medidas contra cíclicas por las autoridades monetarias y fiscales. Hoy seguimos siendo un país estable macroeconómicamente, y ha sido ratificado por las agencias calificadoras de riesgo de manera positiva con un sistema financiero solvente y sólido, lo que garantiza y genera confianza a los inversores”. 

Unas declaraciones que se contradicen con los informes anteriormente nombrados.

En cuanto a lo que respecta el papel de la ciudadanía frente a la prevención de la propagación del Covid-19, el Gobierno aplaudió a los ciudadanos responsables que se han vacunado porque gracias a eso se ha visto en la reducción de los contagios y muertes, permitiendo una mayor reincorporación de trabajadores a los sectores productivos.

El avance en salud para el gobierno principalmente se enfatiza en la ampliación del hospital temporal del parque la Industria en ciudad de Guatemala y resalta que en los últimos 4 meses del año 2021 la baja de contagios llegó hasta el 95 por ciento. 

Para los Guatemaltecos mantenerse ante los rezagos de la pandemia ha sido una hazaña, luego de lo vivido ante la pérdida de familiares e incertidumbre permanente por la falta de trabajo y salud, en las calles aún se ven personas pidiendo comida con sus banderas blancas, fue un código que las familias utilizaron durante el 2020 y colgaban en la ventana de su casa estas banderas, para que la gente les auxiliara con comida,  para algunos pudo ser un momento de prosperidad pero para otros fue únicamente muerte y desempleo.

 252 total views

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here