Elsa de Ramirez

Iniciamos el mes de diciembre con “Hoy no circula”; sin embargo, el pueblo pregunta quién controlará esta orden del Ejecutivo? si los encargados del control vehicular o sea los Agentes de Tránsito brillan por su ausencia. Antiguamente se les miraba por todos lados en operativos, radio patrullas, motocicletas e inclusive a pie recorriendo la ciudad, siempre en su noble misión de servir y proteger, vigilar y prevenir la delincuencia y los abusos de algunos conductores de vehículos.

Otra novedad escandalosa es el rebrote o reaparecimiento del temible, cruel y despiadado COVID_19 debido a que muchas personas hicieron caso omiso de la protección a través de las vacunas; otros le dieron rienda suelta a sus inquietudes y olvidaron lo importante que son las medidas de bioseguridad, sobre todo el uso de mascarillas y evitar las aglomeraciones.

Y el libertinaje volvió a tomar carta de ciudadanía, dando como resultado el susodicho rebrote que nuevamente nos pone en cuarentena y con saldos dolorosos de muertes a granel, al que agregamos el dengue, la tuberculosis, la influenza, la gripe del mono y pare usted de contar porque la lista es larga.

Otro asunto de mucha importancia son las manifestaciones o asambleas informativas que a diario se escenifican en diferentes lugares de la republica por el personal médico, pagos que el gobierno a través de Salud y Finanzas expresan ya fueron cancelados y que todo ese alboroto no es más que la pretensión de desestabilizar al régimen.

Y este primero de diciembre se habló mucho sobre otra temible e indeseable peste, como es el Vih-Sida, olvidando los colegas de radio y televisión algo que antes constituía una verdadera fiesta a nivel interamericano en la que se celebraran congresos y otros encuentros fraternos entre la gran familia radiofónica y televisiva en las principales ciudades del continente el Día Interamericano del Locutor.

Y para finalizar los comunicados de las alcaldías de las principales ciudades del país han hecho circular un “bando” por medio del cual desde ya se prohíbe el uso de la polvora en sus diferentes manifestaciones, en esta temporada en la que año con año lamentamos la muerte de personas, incendios caseros y pérdida de miembros corporales de algunos incautos que utilizan los morteros y demás explosivos para jugar con ellos en esta temporada.

En fin, despedimos el 2022 cargado de frustraciones, críticas severas, promesas de un porvenir mejor y la esperanza, que es lo último que se pierde para que nuestra Honduras resucite y volvamos todos a trabajar por su fortalecimiento, criticando permanentemente todo lo malo y aplaudiendo justicieramente todo lo bueno que el gobierno pueda darnos en este 2023.

 494 total views

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here