Bajo ese eslogan la Provincia de América Latina y el Caribe de la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios, hace un llamado a nivel regional sobre la importancia y la necesidad de tomar acciones para proteger y recuperar la salud mental.

Esta campaña es resonante con la celebración del Día Mundial de la Salud Mental promovido por la Federación Mundial para la Salud Mental (WFMH) y la Organización Mundial de la Salud (OMS).

La OMS define salud como “La salud es un estado de completo bienestar físico, mental y social, y no solamente la ausencia de afecciones o enfermedades”.

Por años la formación en salud se ha encaminado a la atención solamente de enfermedades físicas, olvidando muchas veces las emociones de la persona o dejando las afecciones de la misma para después, tratando el abordaje de salud mental desde un segundo plano.  

Las emociones juegan un papel muy importante en general en la vida de una persona, si no estamos bien emocionalmente es muy difícil poder responder ante las necesidades o las exigencias que la vida nos presenta.

Sin Salud mental no podemos responder ante las situaciones de estrés, no podemos desarrollarnos adecuadamente y es más difícil poder adaptarnos, sin salud mental se pierde el rumbo de la vida.

Aun en estos tiempos de cambios dinámicos e importantes avances en la medicina, existe en muchas personas el tabú o el miedo grande de reconocer la presencia de un trastorno o una enfermedad mental.

Una problemática causada por una sociedad indiferente donde al enfermo mental se le discrimina por “no comportarse como se debería” y “no adaptarse a lo que la sociedad dicta”, el término “Loco” comúnmente se utiliza y caracteriza a las personas que sufren de una enfermedad mental, cayendo muchas veces en la incomprensión, sin prestar atención a las personas.

Un estudio Publicado en el 2020 por la revista The Lancet, estimó que en ese año los trastornos por ansiedad y depresión han aumentado en un 35 % y 32% respectivamente en América Latina y el Caribe debido a la pandemia.  Cifras que van en aumento, cada día se ven más enfermos o personas con afecciones mentales que es necesario hacer hincapié sobre la importancia de la salud mental en la vida de cada individuo.

El Hospital San Juan de Dios con sede en San Pedro Sula Honduras, a diario recibe aproximadamente de 10 a 15 referencias de personas en busca de atención en Salud Mental. En el último mes de septiembre y los primeros días del mes de octubre se han recibido aproximadamente 200 pacientes con referencia médica al hospital para poder ser atendidos.

En estos casos, sobresalen los trastornos Depresivos y Ansiedad los más encontrados, con un 30% y 25% de las evaluaciones hechas, siguiendo en orden otras afecciones como los trastornos psicóticos y cuadros por adiciones en un menor porcentaje, pero siempre con un porcentaje importante de un 21% de las atenciones y las adicciones en un 8.5%.

Sin olvidar los pacientes que vienen con antecedentes de intentos suicida que nos dan un 3% de las estadísticas, pero que ha sido necesario poder atender inmediatamente, porque significa una urgencia en salud mental.

El Hospital San Juan de Dios busca cada día brindar una atención de calidad y con calidez a alrededor de 200 personas, casi el 50% de ellas porque van a ser entrevistadas por un profesional médico psiquiatra o un psicólogo, o quieren acceder a la agenda institucional que se encuentra desbordada desde hace varios meses a través de una evaluación por el médico general.

Los demás (50%) asisten al Hospital para recibir los medicamentos que le son recomendados o requieren de la intervención de una enfermera o una trabajadora social, como parte de su tratamiento, porque la enfermedad mental también agobia socialmente a la persona enferma y el Hospital busca paliar su sufrimiento también desde las condiciones sociales del individuo que la padece.

El Hno. Carlos Sarmiento director ejecutivo de esta institución nos habla sobre la realidad y la importancia de un diagnóstico oportuno de estas afecciones. Afirma que todos somos susceptibles de enfermar en algún momento de nuestra vida, porque la enfermedad es posible en todos los seres humanos, sin distinción alguna.

Este año se quiere hacer énfasis en la salud mental infantil, porque de todos los grupos poblacionales son los niños los más ignorados, porque nos cuesta asumir como sociedad que ellos también sufren la enfermedad mental con toda su carga de sufrimiento. Es natural que una madre no logre convencerse fácilmente de acudir al psiquiatra para resolver un problema con su hijo menor de edad, sobre todo porque aún existe mucho temor y rechazo en todos. Se nos pide hoy que nos preocupemos por el bienestar de los niños, por brindarles un ambiente seguro para su crecimiento donde el cariño y el cuidado sean ingredientes fundamentales.

El Hospital San Juan de Dios es una institución sin fines de lucro, la cual mantiene un convenio con la Secretaria de Salud que le permite al hospital poder proveer atención en Salud a las personas de escasos recursos y en situación de pobreza. Aun así, estos recursos otorgados por el Estado muchas veces son insuficientes, por eso es necesaria la colaboración de la empresa privada, personas de bien y de todos los hondureños para poder mantener esta obra tan importante y así poder seguir brindando atención de calidad a los hondureños que visitan el Hospital como respuesta al problema de salud.

 574 total views

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 5 / 5. Recuento de votos: 3

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here