Por: Dr. Filiberto Guevara Juárez.

Tal parece, que con el asunto de la entidad clínica del Covid-19, debido al impacto mediático negativo, el mundo entero está cayendo en una especie de histeria colectiva de pánico, que, linda con la locura colectiva. Los líderes políticos que gobiernan a todos los países del mundo, se han vuelto irracionales e insensatos. Están aplicando medidas restrictivas excesivas en lo social, que está llevando a todos los países al colapso de sus economías ¡Urge parar esa locura! Todos los gobernantes del mundo, deben ponerle mucha atención a las personas mejor calificadas para opinar sobre ciertos asuntos pertinentes relacionados con el Covid-19. Uno de ellos, es el Director General de la Organización Mundial de la Salud (OMS), el Sr. Tedros Adhanom Ghebreyesus, cuando afirma lo siguiente: “…Hemos visto la aplicación de medidas como el distanciamiento social, con el cierre de escuelas y la cancelación de eventos y reuniones, pero no hemos visto un aumento urgente en las pruebas, el aislamiento y el rastreo de contactos…”. De lo expresado por esa autoridad en el manejo de la salud a nivel mundial, se puede inferir con mucha lógica racional, que sólo mediante el manejo científico de la información sobre casos reales debidamente diagnosticados con la entidad clínica COVID-19; se puede llevar a cabo un distanciamiento social selectivo que, no paralice la actividad socieconómica de un país. En dicho sentido, por falta de información certera con respecto a la crisis de salud, creada por el Covid-19, se está llevando a cabo en todos los países del mundo, un distanciamiento social indiscriminado a la fuerza, sin haber una real necesidad para ello. Todo por no usar en forma inteligente y racional a las tecnologías de la informática y de las comunicaciones (TICs), para aplicar las pruebas diagnósticas para el Covid-19 y, a la vez, darle seguimiento epidemiológico riguroso a todos los contactos en todos los países del mundo. ¡Los que gobiernan al mundo, están faltos de ideas racionales! Ya se está demostrando a nivel mundial que el distanciamiento social forzado, está conduciendo al mundo a una debacle socieconómica. ¡Está resultando peor el remedio que la enfermedad!
En pocas palabras, en conclusión: basta que todos los gobernantes del mundo, escuchen y les hagan caso a las personas más calificadas en cada tema íntimamente relacionada con la entidad clínica COVID-19, para que cada país en particular, pueda superar la crisis, que haciendo la sumatoria tiene en crisis emocional a toda la humanidad y, a las puertas de una crisis social sin precedentes en la historia del mundo a todas las naciones.

San Pedro Sula, 21 de marzo, de 2020.

 309 total views,  4 views today

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here